La importancia del uso del cinturón de seguridad

seguridad accidentes de tráfico tránsito carro automóvil

No es ninguna novedad que el uso del cinturón de seguridad puede salvarnos la vida en un accidente de tráfico. Según las estadísticas, más de la mitad de los muertos en accidentes automovilísticos no hubiesen perdido su vida si hubiesen tenido ajustado el cinturón al momento del accidente.

Las cifras hablan por sí solas; los accidentes de auto son muy frecuentes y el simple acto de abrocharnos el cinturón hará que, de ocurrir un accidente, tengamos muchas más chances de sobrevivir. El cinturón es el sistema de seguridad para prevenir lesiones en accidentes automovilísticos más efectivo jamás inventado.

Datos

Un cinturón de seguridad está diseñado para sujetar a los ocupantes de un vehículo si acontece un choque o una frenada brusca. El objetivo de su uso es minimizar las heridas ante un accidente, impidiendo que el pasajero se golpee contra los elementos duros o cortantes que se encuentran dentro del automóvil, contra otros pasajeros o que salgan disparados como consecuencia del impacto. Actualmente, además de los cinturones, los carros vienen equipados con lo que se conoce como airbag, que de ningún modo reemplaza al cinturón de seguridad. Los airbags son un complemento que pueden ayudarnos a aminorar las consecuencias de un accidente.  

Por poner un ejemplo: en un choque a tan sólo 50 Km/h, un pasajero que pesa 50 kilos y viaja en un asiento trasero sin el cinturón de seguridad abrochado, puede producir una fuerza de 3.000 kilos contra la parte delantera del auto. Esto es el equivalente a que nos aplaste un elefante.

El cinturón es extremadamente efectivo en caso de choques laterales, traseros y frontales, así como también en caso de frenadas y maniobras bruscas. La razón es muy sencilla, el cinturón de seguridad sujeta al ocupante del automóvil. Pero atención, cuando se trata de niños que pesan menos de 35 kilos o que miden menos de 1,5 metros de altura, el cinturón de seguridad no resulta efectivo, por lo que deben utilizar elementos de retención (conocidos como sillitas) adecuados a su tamaño.

En Estados Unidos

Como les contábamos en un post anterior, las leyes al respecto del uso del cinturón de seguridad en este país son mucho más rígidas que en la mayoría de los países hispanos.

En Estados Unidos, conducir sin usar el cinturón de seguridad nos garantizará una multa. El importe de esta multa o ticket dependerá del estado en el que nos encontremos; por ejemplo, en el estado de Nueva York será de $50 y en Texas, si el pasajero que no lleva puesto el cinturón de seguridad es menor de edad, las multas pueden llegar hasta los $200.     

Razones que no alcanzan

Existen dos razones por las cuales algunas personas toman la pésima decisión de no usar el cinturón de seguridad. La primera es, sencillamente, la ignorancia. Todavía, en 2017, existen personas que creen que un accidente no les ocurrirá nunca, o que son unos conductores extremadamente habilidosos que serán capaces de evitar cualquier peligro; también existen aquellos que no quieren que se les arrugue la camisa, y los que sencillamente se olvidan.

Por otro lado están los que no lo usan porque sobrecargan el carro. Cuando en un carro que está fabricado para 5 personas, viajan 7, los cinturones de seguridad no son suficientes. El resultado: no hay cinturones de seguridad para todos los ocupantes y quedan dos ocupantes sin el cinturón abrochado. La consecuencia: frente a una colisión, estos dos pasajeros saldrán disparados y, como consecuencia, podrán lastimar y hasta matar al resto.

Atención, el cinturón de seguridad se debe ajustar de manera que la cinta abdominal pase exactamente sobre la cadera y nunca sobre los muslos o sobre el abdomen.

Ante cualquier duda o accidente, contáctenos

Desde abogados.com les aconsejamos acostumbrarse a usar el cinturón, sin importar si va a manejar 2 minutos o 4 horas, sin tener en cuenta si está conduciendo en un un pueblo, una ciudad o una carretera.

Los accidentes ocurren en los momentos menos pensados y no tienen nada que ver con cuan buenos seamos al volante; generalmente ocurren como consecuencia de la irresponsabilidad de otros, y es por ello importante que una vez se encuentre a salvo, converse con un abogado. Nuestros abogados de accidentes cuentan con amplia experiencia en este tipo de casos. En nuestro trabajo diario, vemos las terribles consecuencias que los accidentes automovilísticos tienen para las familias. Sabemos la diferencia que significa haber tenido el cinturón puesto en un accidente, porque trabajamos ayudando a personas que sufrieron estos accidentes. Nuestro consejo es: ajústese el cinturón, ¡abróchese a la vida!

Comments

comments