Nosotros entendemos lo difícil que es enfrentar la pérdida de un ser querido. Cuando este momento llega, lo último que uno tiene en mente es emprender acciones legales. Sin embargo, es importante que en los casos en los que se considera que la muerte ha sido producida debido a la negligencia  de otro, los familiares del difunto consulten con un abogado lo antes posible, ya que existe un plazo limitado para presentar una demanda. Nuestros abogados están comprometidos a hacer el proceso lo menos complicado posible, pues sabemos que la familia enfrenta suficiente carga emotiva tras la pérdida.

Además del trauma emocional de perder a un ser querido, los familiares también pueden enfrentar dificultades financieras tras perder el apoyo económico de la persona que partió. La indemnización obtenida por un abogado de muerte por negligencia de otro puede aliviar esta carga financiera. Nuestros abogados están comprometidos a ayudar a las familias que se están recuperando de una pérdida, y cuentan con una trayectoria larga de éxito obteniendo compensación en casos de este tipo.

Si usted ha perdido a un ser querido y sospecha que fue a causa de negligencia, consulte con nosotros gratuitamente para ver si uno de nuestros abogados le puede ayudar.

Definición de muerte por negligencia de otro

La muerte por negligencia de otro quiere decir que alguien falleció debido a la negligencia, imprudencia, o errores de otra persona o entidad. Para establecer que una muerte ocurrió por negligencia de otro, un abogado necesita comprobar que el individuo responsable tenía un deber de diligencia hacia la persona que falleció, que su acción u omisión violó ese deber de diligencia, o que su acción errónea fue la causa inmediata de la muerte. Algunos de los casos más comunes de muerte por negligencia de otro son:

Accidentes de tránsito

Los accidentes de carretera se cobran la vida de cerca de 35 mil personas cada año. Entre los principales motivos de accidentes fatales, destacan el conducir bajo los efectos del alcohol (31%), no implementar medidas de precaución tales como el uso de cinturones de seguridad (30%), el exceso de velocidad (29%) y la conducción distraída (11%).

Cuando estos accidentes de auto ocurren por la negligencia de otra persona y resultan en la muerte de un ser querido, las leyes ofrecen caminos para que la persona culpable brinde compensación a los deudos de la víctima. Un abogado con experiencia en casos de accidentes de tráfico será capaz de analizar cada detalle de la situación y preparar una estrategia legal a la medida del caso, para asegurar que se haga justicia.

Lesiones de nacimiento

La llegada de un pequeño al mundo es un motivo de gran alegría e ilusión, por eso, al momento del parto, depositamos nuestra confianza en profesionales calificados. Lamentablemente, un médico, una obstetra o una enfermera también pueden cometer errores, y las consecuencias pueden tener un desenlace trágico.

Cuando ocurre una desgracia así, comprendemos que los padres no quieran saber nada de abogados, leyes ni tribunales. Sin embargo, es nuestro trabajo buscar soluciones justas, y contamos con experiencia tratando estos casos difíciles, en los que el respeto por el luto de los deudos va acompañado de nuestro sentido del deber para que nuestros representados reciban un alivio en la parte económica.

Accidentes de camión

Los accidentes de camión o remolque son una importante causa de muerte en los Estados Unidos, cobrándose unas 3.5 mil vidas cada año. Estos accidentes presentan varios desafíos legales, por lo cual es necesario contar con un abogado de amplia experiencia. Cuando nuestro cliente perdió  a un ser querido en un accidente de este tipo, la batalla se lleva a cabo en varios frentes. No sólo buscamos hacer responsable al causante del siniestro, sino que además se persigue, por lo general, que los empleadores brinden beneficios a la familia del difunto. No es raro que los empleadores busquen evadir cualquier responsabilidad, llegando incluso a negar la relación de empleador-empleado para ahorrarse las consecuencias legales.

Cuando esto ocurre, nosotros sabemos cómo defender lo justo. Nuestros abogados de accidentes cuentan con amplia experiencia en este tipo de situaciones y no dudamos en llevar a todos los responsables a litigio hasta conseguir justicia para nuestros clientes.

Mala práctica médica

Hablamos de negligencia o mala práctica médica cuando un paciente sufre daños, complicaciones o la muerte a causa de un error cometido por un profesional de la medicina que se encontraba a su cargo. La mala práctica médica constituye la tercera causa de muerte en los Estados Unidos, representando un 11.5% de las fatalidades cada año.

Cuando sufrimos la tragedia de perder a un ser querido a causa de una negligencia médica, es comprensible no querer estar hablando con abogados, ya que ninguna ley nos devolverá a la persona que partió. Sin embargo, muy aparte del dolor y el luto que enfrentamos, la pérdida se manifestará también en términos monetarios que podrían causarle angustias adicionales, y por eso existen leyes al respecto. Si usted perdió a un ser querido a manos de un médico negligente, un abogado de negligencia médica podría ayudarle a aliviar la angustia económica y hacer justicia.

Accidentes de trabajo

En estos casos, la ley permite a los familiares (denominados adjudicatarios, o tenderers en inglés) presentar una demanda de muerte por negligencia para indemnización económica. Parejas, hijos, padres, hermanos adoptivos y otros familiares pueden tener derecho a presentar una demanda.

Daños en casos de muerte por negligencia

El tribunal considera varios factores para determinar la indemnización para los sobrevivientes del difunto. Estos factores incluyen la relación entre el sobreviviente y el difunto, la cantidad del ingreso neto disponible para el sobreviviente, y la expectativa de vida de todas las partes, y el abogado tomará en cuenta cada detalle para así preparar una estrategia legal que asegure un resultado justo para las personas afectadas, que brinde calma y tranquilidad a los deudos y que honre la memoria de la persona que partió.

Según su situación, usted podría recibir compensación por:

  • Gastos de sepelio
  • Gastos médicos
  • Estrés y angustia emocional
  • Pérdida de ingresos
  • Dolor y sufrimiento