Comprar una póliza de seguros por muerte accidental y desmembramiento (AD&D por sus siglas en inglés) suele ser un acto de amor. La persona que paga por este seguro, usualmente no es quien se beneficia, sino su familia u otros beneficiarios. Es una cobertura frente al peor escenario posible, una forma para asegurarse de que quienes quedan atrás, o aquellos que deben enfrentar una lesión grave, sobrevivirán financieramente.

Las pólizas de AD&D se contratan a menudo como una adición a la póliza de vida estándar. Suelen ser vendidas como una oportunidad para aumentar considerablemente tanto el valor de la póliza del seguro de vida, como de la seguridad financiera de la familia o el beneficiario que tiene previsto recibirla. Pero las condiciones de las pólizas AD&D resultan más restrictivas que las de un seguro de vida ordinario. Estas están destinadas a cubrir solo muertes accidentales y lesiones por desmembramiento.

Unos términos de cobertura más restringidos es lo que hace que las pólizas AD&D resulten tan asequibles, pero también les permite a las empresas aseguradoras más maneras para negar las reclamaciones — incluso aquellas que parecen estar completamente justificadas. Dichas compañías de seguros no acostumbran perder oportunidades para rechazar los pagos.

Durante los últimos años, hemos visto que las empresas aseguradoras intentarán aplicar definiciones extremadamente limitadas frente a los términos “muerte accidental” y “lesión por desmembramiento”, y por lo tanto limitan la frecuencia y el valor de la indemnización. Sin embargo, los tribunales a menudo se han puesto del lado de los titulares de las pólizas cuando se debe argumentar sobre dichas definiciones y es por esto que las compañías aseguradoras no quieren ir a juicio. En su lugar, intentarán intimidarlo y frustrarlo para que desista.

Si su reclamación de AD&D es negada o retrasada, no se rinda. Eso es lo que la compañía aseguradora espera que usted hará. Contacte a nuestros experimentados abogados en Morgan & Morgan — abogados.com, para una consulta gratuita y sin compromiso, en donde usted descubrirá cuáles son sus opciones.

Su caso empieza con un ‘NO’

Los abogados de Morgan & Morgan especialistas en indemnizaciones de seguros, han luchado contra todas las tácticas y tecnicismos empleados por las compañías aseguradoras para evitar pagar las reclamaciones. Nuestros abogados conocen todos los trucos sucios y cómo combatirlos. Ellos sabrán si la compañía aseguradora está jugando limpio con usted o retrasándolo innecesariamente. Y aún más importante, es que pueden ayudarlo a obtener la indemnización de AD&D que se le debe.

La compañía aseguradora estará buscando una forma para declarar que la muerte o la lesión no está cubierta bajo los términos de la póliza. Podrán reclamar que la muerte fue causada por una condición médica, o que los beneficiarios no presentaron una reclamación dentro del plazo, o incluso que no se cumplió con un pago. Inspeccionarán minuciosamente los detalles del accidente y las pruebas documentales de su relación con el asegurado, con el fin de buscar una brecha.

Y estarán buscando desanimarlo, para convencerlo de que su caso es inútil, que usted simplemente debería retirarse. Le podrían pedir documentación innecesaria, así como evitar reuniones o llamadas telefónicas. Lo podrían enviar constantemente de un lado a otro entre distintos departamentos. Mientras tanto, estarán esperando que no llame a un abogado — y especialmente que no sea Morgan & Morgan.

No se rinda

Si su reclamación de AD&D ha sido negada o retrasada, es importante que nos llame de inmediato. Muchas veces, estas pólizas tienen fechas límites para la reclamación y requisitos de documentación que pueden causar serios dolores de cabeza, o incluso la negación de la reclamación definitiva si no se cumplen. El tenernos de su lado tan pronto como sea posible le producirá menos estrés a través del proceso y muchas más posibilidades de obtener un resultado satisfactorio en su caso.

Usted no tiene por qué ir solo contra una poderosa compañía aseguradora para obtener la indemnización de la póliza que le están debiendo. Y esto no le costará nada por adelantado, nada a través del proceso y nada al final, a menos de que ganemos por usted. Incluso en algunos estados, la compañía aseguradora está obligada a pagar nuestros honorarios si ganamos, lo que significa que usted podría no tener que pagar nada en absoluto.

Cuando aceptamos su caso, nos estamos comprometiendo y ofreciendo todos nuestros recursos para luchar por la justicia en su nombre y el de su familia. Contáctenos hoy para programar su consulta gratuita, sin compromiso y empezar a defenderlo.