Cuando sufrimos una enfermedad, lesión o dolencia, entregamos nuestra confianza a profesionales de la salud: personas que han estudiado muchos años y cuentan con la experiencia necesaria para tratarnos, recetarnos, operarnos, o bridarnos terapia. Lamentablemente, las personas que trabajan en salud también se equivocan, y las consecuencias de sus errores pueden ser bastante graves e incluso fatales. Cuando una lesión es el resultado de la mala práctica médica, es posible que nuestros abogados puedan presentar una demanda contra el doctor, la enfermera, o el profesional de salud o proveedor de servicios médicos que fue negligente. Estamos comprometidos en ayudarle a hacer justicia y devolverle, en la medida de lo posible, la condiciones físicas

¿Qué es la mala práctica médica?

La mala práctica médica ocurre cuando el proveedor de servicios médicos no cumple con el nivel de atención obligatorio en la comunidad médica y el paciente queda lesionado o fallece a causa de ello. Si un proveedor de servicios médicos no toma las medidas adecuadas que otro profesional de salud con la misma capacitación hubiera tomado, él o ella podrían ser responsables por cualquier lesión resultante u otros daños derivados de su negligencia.

El demandante necesita comprobar los siguientes hechos para tener éxito con su demanda:

  • Deber: Una vez establecida una relación doctor-paciente, el médico asume un cierto deber de ofrecer cuidados. Este deber consiste en actuar como otros médicos actuarían en una situación similar, y en seguir los procedimientos aceptados en la comunidad médica. En el ejemplo al principio del post, el niño y el médico establecieron una relación de doctor-paciente cuando usted entregó información a la oficina y se realizó una evaluación. El doctor ahora tiene el deber de actuar como actuarían otros médicos bajo condiciones similares, utilizando procedimientos y cuidados aceptados por la comunidad médica.
  • Incumplimiento: Una vez establecido el deber, el doctor está en la obligación de brindar cuidados razonables y tratar al paciente como lo harían otros profesionales de este campo, siguiendo procedimientos que sus colegas aceptarían. En el caso descrito, el deber fue incumplido cuando el médico rompió el protocolo y utilizó herramientas que estaban sobre el mostrador, en lugar de las que estaban esterilizadas y guardadas en la gaveta. El uso de herramientas no esterilizadas pusieron a su pequeño en riesgo de sufrir daños.
  • Lesión: La víctima tiene que haber sufrido una lesión. En la situación presentada, su hijo contrajo una infección debido al uso de herramientas no esterilizadas por parte de su médico al momento de tratar su herida. Para ganar en un caso de negligencia contra su doctor, su abogado debe probar que las herramientas no esterilizadas fueron la causa directa de la herida de su hijo.
  • Daños: La víctima debe sufrir daños, ya sean económicos o no económicos como resultado de la lesión. En el ejemplo que citamos, la hospitalización del niño representa costosas facturas médicas, entre otros gastos. Quizás el padre o la madre, además, tuvieron que perder días de trabajo para hacerse cargo de su hijo.

¿Ha sido usted lesionado por un profesional de la salud?

Si usted cuenta con pruebas para demostrar los cuatro elementos que le acabamos de presentar, es muy posible que pueda presentar una demanda legal por mala práctica médica, y que, con la ayuda de un abogado, pueda ganar el caso y recibir compensación por salarios perdidos, gastos médicos, dolor y sufrimiento. Existe un límite de plazo para presentar una reclamación, por lo que usted no debe esperar para completar nuestro formulario gratuito y averiguar cómo nuestros abogados le pueden ayudar.

El rol del abogado

Primero que nada, estudiaremos cuidadosamente todos los detalles de su caso, y le ayudaremos a entender sus derechos y opciones legales tras haber sido víctima.

Los casos de mala práctica médica son extremadamente complejos, lo cual exige la asesoría de abogados competentes, con conocimientos que no se limitan a las leyes sino que también abarcan conceptos de medicina, para así poder descifrar documentos médicos, saber a cuáles expertos debe consultar y qué tipo de compensación podemos perseguir en el proceso legal. Tenemos tres décadas de trayectoria defendiendo a víctimas de mala práctica médica y nuestra experiencia nos permite incluso anticipar las estrategias de la defensa del responsable.

También contamos con amplios recursos para sustentar su caso. Empleamos expertos externos de primer nivel en sus campos respectivos, como peritos, enfermeras paralegales, médicos, consultores y enfermeras, quienes nos ayudan a establecer ante las autoridades una vinculación entre sus lesiones y la negligencia del profesional acusado.

Con la asistencia de estos profesionales hemos establecido una larga trayectoria de éxito representando y defendiendo a víctimas de mala práctica médica y obteniendo compensación por sus daños.

Compensación por negligencia médica

La compensación por mala práctica médica intenta resarcir y proveer indemnización financiera por daños tanto económicos como intangibles.

Gastos médicos

No es un secreto que en este país la salud es bastante cara. De hecho, en situaciones graves, una factura médica podría dejarnos endeudados de por vida. Cuando la lesión que nos tratamos fue producto de la negligencia de un profesional de la salud, buscamos como abogados que todos los gastos médicos de nuestro defendido sean reembolsados, tanto pasados como futuros: tratamientos, terapias, medicamentos, prótesis, etc.

Pérdida de ingresos

Muchas lesiones nos impiden ir a trabajar por días, semanas o meses, y en algunos casos, esto significa que no podremos generar ingresos para nuestra subsistencia y la de nuestra familia. Cuando esta situación es el resultado de una negligencia médica, nuestro equipo legal buscará que el agraviado reciba compensación por estos días en los que no pudo trabajar y ganarse el sustento. Es lo justo.

Pérdida de la capacidad de trabajar

Cuando la negligencia médica resulta en daños permanentes, es posible que la víctima pierda la capacidad de trabajar en su oficio. Por ejemplo, un trabajador de construcción que pierde movilidad en uno de los brazos tras una lesión, ya no será capaz de desempeñarse en lo que mejor sabe hacer. En estos casos, el abogado buscará recursos legales que le aseguren al defendido una vida digna.

Dolor y sufrimiento

Las lesiones sufridas por una negligencia médica pueden ocasionar dolores y sufrimientos que afectan, temporal o permanentemente, nuestra calidad de vida. Cuando la situación es tal, los abogados trabajamos en estrategias legales para que el defendido reciba una compensación justa por su dolor y sufrimiento.

Pérdida conyugal

Cuando una víctima de negligencia médica fallece, no solo deja atrás un gran pesar emocional para sus seres queridos: deja también una familia con una fuente de ingreso menos, lo cual, sin duda, afectará tremendamente la economía del hogar. Los abogados buscamos revertir esta situación con estrategias legales destinadas a que el culpable asegure, mediante el pago de compensaciones, que la familia de la víctima sea capaz de salir adelante.

Pérdida del disfrute de la vida

Llevar una vida digna y perseguir la felicidad es derecho de todos. Lamentablemente, una lesión grave o un daño permanente pueden convertir aquello en un gran desafío y en motivo de enormes frustraciones. Nuestro trabajo en estos casos es buscar que el responsable indemnice también a la persona afectada por esta situación.

¿Está usted pasando por una situación así?

Conversemos. En abogados.com no sólo hablamos español, sino que conocemos bastante bien todas las dificultades que enfrenta una persona que sufrió por negligencia médica, y estamos listos para escucharle y evaluar sus opciones legales sin ningún costo. Complete hoy mismo nuestro formulario online y un miembro de nuestro equipo estará en contacto con usted cuanto antes.