Cuando alguien nos arrebata nuestra propiedad, llamamos a la policía. Pero, ¿a quién llamamos cuando es la policía quien nos quita lo que nos pertenece? Aunque usted no lo crea, esto ocurre todos los días. Las autoridades pueden quitarnos nuestras pertenencias bajo un proceso llamado Decomiso Civil, o Civil Forfeiture, en inglés. Las personas cuyos bienes son decomisados por las autoridades, a menudo no saben cómo recuperarlas, o temen ser acusadas de algún crimen por simplemente intentarlo.

Si su propiedad o sus activos fueron retenidos por las autoridades, nuestro equipo podría ser capaz de ayudarle. Pocos abogados poseen la experiencia necesaria para enfrentar al gobierno y reclamar propiedades requisadas bajo las leyes de Decomiso Civil, pero Morgan & Morgan cuenta con una abogada de larga trayectoria lidiando con este tipo de casos.

La abogada AnneMarie Sgarlata* tiene experiencia trabajando con agencias de policía y con fiscales a nivel federal, estatal y local involucrados en decomiso de propiedades por parte de la DEA, el FBI, la Guardia de Frontera, Aduanas, el Servicio Secreto, y el Servicio de Inspección Postal, entre otros.

Si usted busca ayuda para recuperar propiedades requisadas por la policía, complete hoy mismo nuestro formulario online para una evaluación gratis y en español.

¿Qué es el Decomiso Civil?

Las leyes de Decomiso Civil otorgan derechos a las fuerzas policiales, tanto federales como estatales, a expropiar propiedades o dinero que ellos consideren que ha estado involucrado en alguna actividad ilícita o que fue obtenido tras cometer un crimen. Sin embargo las fuerzas policiales cuentan con muy poca evidencia para llevar a cabo estos procedimientos. Por ejemplo, muchos propietarios inocentes son despojados de sus propiedades porque las autoridades estiman que un delincuente las utilizó para cometer un crimen.

Hasta la década de los 80, el Decomiso Civil se usaba de manera poco frecuente por el gobierno, y a menudo para fines muy específicos. De allí en adelante, cuando el Congreso modificó las leyes de decomiso y otorgó al gobierno derecho a retener los fondos que sus agencias decomisaron, los casos de Decomiso Civil aumentaron de manera exponencial. Sólo en la última década, por ejemplo, el Departamento de Justicia y el Departamento del Tesoro han requisado cerca de 29 mil millones de dólares en dinero y propiedades, de acuerdo con un reporte de la oficina del Inspector General.

Si bien el Decomiso Civil ha jugado un rol decisivo en la desarticulación de grandes organizaciones criminales, muchos inocentes han perdido también lo que es suyo en el proceso.

¿Qué cosas puede decomisar el gobierno?

Las leyes de Decomiso permiten a la policía quitarle a usted su propiedad o activos de cualquier tamaño o valor si ellos creen que estos están relacionados con un crimen. Podrían decomisarle dinero en efectivo, su vehículo, sus cuentas bancarias, joyas e incluso inmuebles (propiedades como su casa, su oficina, etc.).

A fin de cuentas, debido a que el Decomiso Civil se enfoca en el objeto y no en la persona propietaria o usuaria, cualquier bien puede ser decomisado mientras la policía pueda probar su posible conexión con un crimen, incluso cuando el dueño no está involucrado en este. Aquello es lo que ocurre a las personas conocidas como “dueños inocentes”, cuya propiedad fue decomisada a otros que presuntamente la utilizaron para cometer un crimen.

Por ejemplo, en Filadelfia*, las autoridades expropiaron la casa de los padres de un hombre de 22 años de edad, arrestado por vender heroína por un valor de $40.

Como la policía creyó que el hijo de esta pareja de Filadelfia había utilizado la casa para almacenar y vender drogas, ellos fueron capaces de confiscar la casa bajo las leyes de Decomiso Civil, dejando a los padres inocentes sin su hogar.

¿Cómo me pueden ayudar a recuperar mi propiedad?

Los procedimientos civiles típicos requieren la presencia de un abogado de amplia experiencia, y un caso de Decomiso Civil no es la excepción. Sin embargo, algunas víctimas de Decomiso Civil tratan de aventurarse sin ayuda, solo para terminar estancados debido a la cantidad de tiempo, esfuerzo y costos necesarios para presentar una petición exitosa al gobierno y recuperar la propiedad confiscada,

Si su propiedad fue decomisada debido a una presunta conexión con un delito, la abogada AnneMarie Sgarlata puede poner en práctica toda su experiencia de trabajo con agencias policiales involucradas en el decomiso de bienes, y así ayudarle a recuperar parte de o la totalidad de las propiedades que usted perdió.

Para saber más acerca de cómo le podemos ayudar, complete nuestro formulario online para una evaluación gratis y en español.

Conozca más a la abogada AnneMarie Sgarlata

La Srta. Sgarlata inició su carrera legal en la corte como Fiscal General Adjunta, procesando casos a lo largo del estado de Oregon en nombre de víctimas de abuso y negligencia. Más adelante, trabajó por más de ocho años como Fiscal Adjunta de los Estados Unidos para el Departamento de Justicia, especializándose en casos de decomiso de bienes y lavado de dinero, recuperando millones de dólares en bienes que fueron arrebatados a víctimas de crímenes y acreedores.

Como Procuradora General, la Srta. Sgarlata trabajó como Procuradora Penal en casos de robo de bancos, tráfico de drogas, lavado de dinero, fraude, posesión de armas, inmigración, moneda digital, derechos de propiedad intelectual, explotación de menores, tráfico sexual, y crímenes de internet. Durante su época en el Departamento de Justicia, trabajó en el Comité Asesor de Decomiso Civil y Lavado de Dinero del Fiscal General.

La Srta. Sgarlata ha llevado a cabo seminarios y talleres de educación jurídica continua en decomiso de bienes, lavado de dinero, y la “Dark Web”, dirigidos a policías y fiscales federales, estatales y locales, así como investigadores certificados de fraudes, contables, y oficiales de la Ley de Secretos Bancarios.

Ella ha procesado juicios con tribunal y con jurado, con veredictos en cortes administrativas, y ha defendido sus casos con éxito en apelaciones ante la Novena corte del Circuito de Apelaciones. Sus casos de decomiso de bienes han aparecido en los programas de TV como 20/20, American Greed, el canal de noticias MSNBC, así como en medios nacionales e internacionales

 

*Enlace disponible sólo en inglés.