¿Cómo ocurren los accidentes de tráfico?

Accidente Tráfico

Cada año fallecen en promedio 1.3 millones de personas a causa de accidentes de carretera en los Estados Unidos, y otras 50 millones sufren lesiones graves que en muchos casos afectan sus vidas y la de sus familias para siempre, según la Organización Mundial de la Salud.

A fin de ayudar a evitar una tragedia, es importante conocer cuáles son las causas más comunes de este tipo de accidentes, y reconocer si estamos exponiéndonos innecesariamente a una desgracia. En este post hablaremos de las razones más recurrentes. 

Uso de celulares

El teléfono celular pasó rápidamente de ser una ventaja a convertirse en una necesidad. Gracias a los teléfonos móviles, estamos en contacto con los nuestros en todo momento, incluso con la familia en el extranjero, gracias a aplicaciones como Whatsapp y Skype.

Sin embargo, cuando utilizamos el celular mientras estamos al volante, estamos poniendo nuestra vida y la de los pasajeros en grave peligro. Mensajes de texto, alertas de Facebook y Twitter, juegos en línea como Pokemon Go… todas estas cosas nos distraen y nos impiden concentrar nuestra mente en la tarea principal: llegar seguros a casa.

A veces el teléfono se vuelve adictivo, y es difícil desconectarse. En un post anterior sugerimos algunas estrategias para evitar distraernos con el teléfono que podrían ser de gran ayuda.

Exceso de velocidad

En los Estados Unidos, todos los caminos, calles, avenidas y carreteras cuentan con límites de velocidad. Exceder estos límites es la infracción de tránsito más común y muchas veces no tomamos en cuenta los graves riesgos que implica.

Cuando conducimos a velocidad excesiva, no solo estamos incrementando las probabilidades de sufrir un choque, sino que reducimos el tiempo disponible para reaccionar y evitar una colisión tras una maniobra peligrosa de otro conductor. Y si ocurre un choque, la severidad de los daños se incrementa dramáticamente.

No es sorpresa, entonces, que las estadísticas nos digan que es más probable ser víctimas de un accidente por exceso de velocidad que ser víctimas de un crimen. Un conductor es 6 veces más propenso a accidentarse cuando se excede del límite de velocidad establecido. Al mismo tiempo, ir o no en exceso de velocidad es una decisión que concierne 100% al conductor. Está en nuestras manos evitar una tragedia.

Ebriedad o uso de sustancias ilegales

El año pasado murieron cerca de 10 mil personas en los Estados Unidos debido a conductores en estado de ebriedad o bajo la influencia de drogas. Manejar bajo aquellas condiciones incrementa en 900% las posibilidades de que usted sufra un accidente y arruine su vida para siempre.

Gracias a las campañas intensivas de información y concientización, se ha logrado reducir considerablemente la incidencia de este tipo de accidentes en casi un 52%, y un 24% en lo que refiere a fatalidades. Aún así, estos accidentes aún ocurren y es posible evitarlos. Si usted ha consumido alcohol, incluso si siente que puede manejar, mejor déjele sus llaves a alguien que no lo haya hecho. Más vale prevenir que lamentar.

Fatiga

Un día largo en el trabajo o con los niños, o una noche de insomnio o de fiesta afectan severamente nuestros reflejos y capacidad de concentración en las pistas. En casos más graves, muchos conductores incluso se quedan dormidos mientras están al volante, lo cual constituye cerca del 3% de accidentes de tránsito con desenlace fatal en Estados Unidos.

Aparte del peligro de muerte, quedarse dormido al volante es una grave infracción, y si le pasa más de una vez, usted podría ser sujeto a cargos criminales. Por eso, mejor piénselo dos veces antes de conducir excesivamente cansado. ¡Piense en los suyos!

Distracciones

Además del uso de celulares, hay muchas otras cosas que pueden desviar nuestra atención cuando deberíamos concentrarnos en el volante. Mucha gente en este país, por ejemplo, acostumbra comer o fumar mientras maneja. También el oír música a todo volumen, o cambiar de estaciones en el dial cuando nuestros ojos deberían estar puestos en el camino.

Hay personas que además conversan con los pasajeros e incluso voltean la mirada hacia el copiloto mientras lo hacen, lo cual nos impide enfocarnos en lo más importante. Todas estas malas costumbres han ocasionado muchos accidentes y es preciso tomar conciencia para evitar situaciones que lamentar.

Fallas técnicas

Los defectos en el funcionamiento de autopartes pueden ser motivo de graves accidentes y lesiones. Algunos de estos defectos vienen de fábrica, como ya hemos visto en el caso de los airbags de Takata. Otras veces, es por descuido del dueño del auto: neumáticos en mal estado, frenos gastados, dirección desviada, entre otras cosas.

Por lo general, es recomendable llevar el auto para un mantenimiento o chequeo técnico cada 3 mil millas. Aparte de los cuidados rutinarios, como el cambio de aceite, un técnico de confianza le alertará sobre cualquier falla técnica de su auto que podría poner a los suyos en peligro.

Defectos en la pista

En ocasiones, el motivo de un accidente no tiene que ver con el conductor sino con el camino. Muchas pistas y carreteras tienen problemas de mantenimiento como hoyos, fallas de diseño o errores de señalización que nos confunden y nos ponen en peligro.

Si usted sufre un accidente por problemas en el camino, es posible reclamar por los daños a la ciudad o al contratista y recuperar con la ayuda de un abogado lo que perdió por los daños.

Mal tiempo

Muchos accidentes ocurren debido a condiciones climáticas desfavorables. La lluvia y la nieve pueden crear superficies resbalosas. Los vientos huracanados pueden hacernos perder el control del vehículo. Es por ello recomendable no salir a las pistas cuando el clima no ayuda, y si nos resulta inevitable sacar el auto a las calles, debemos tener especial cuidado.

Cuando manejamos bajo un clima difícil, es recomendable reducir la velocidad. También mantener una mayor distancia de los otros vehículos, por si es necesario frenar de emergencia. Y en general, debemos mantenernos 100% concentrados en el volante.

Trabajos en las pistas

Cuando se realizan trabajos de reparación o renovación de pistas, la ley requiere la colocación de conos u otras señales necesarias para que los conductores sepan sobre el peligro. Lamentablemente, hay veces en que los contratistas, ya sea por descuido, olvido o negligencia, no cumplen con esta importante obligación, ocasionando accidentes.

Si usted sufre un accidente de auto debido a una obra en la pista no señalizada, usted podría presentar un reclamo legal a la ciudad y exigir una compensación por daños.

Sepa qué hacer

Un accidente de tráfico es una situación de alto estrés. En un post anterior damos algunos buenos consejos sobre qué hacer para evitar mayores complicaciones.

Los más urgente es recibir atención médica. Incluso si usted no siente dolor ni encuentra heridas evidentes, es importante que un médico confirme que no existen lesiones, ya que en algunos casos una lesión interna no se manifiesta de inmediato, pero podría complicarse dramáticamente si no es tratada a tiempo.

Una vez a salvo, comuníquese con un abogado. En muchos casos el accidente fue ocasionado por una falla o negligencia de otros, y es necesario contar con ayuda legal para demostrar su caso ante las autoridades. Tras sufrir un accidente de tráfico, usted podría recuperar los gastos por la pérdida total o parcial de su vehículo, gastos médicos presentes y futuros, tratamientos por lesiones, dolor y sufrimiento, salarios perdidos y angustia emocional.

En abogados.com hablamos español y le ofrecemos una consulta gratis. Es tan sencillo como completar nuestro formulario en línea y un miembro de nuestro equipo evaluará sus opciones legales y determinará las posibilidades de ganar compensación.

 

Comments

comments