La “furia al volante” ocasiona esto (Video)

Conducir un auto en medio del tráfico puede generar altos niveles de estrés y ansiedad y es por lo general un tremendo ejercicio de paciencia. Lamentablemente, algunas personas no manejan esta situación como deberían, perdiendo a veces la cordura y cayendo en lo que llamamos furia al volante o road rage en inglés, un problema que en los últimos años se ha multiplicado y muchas veces ha resultado en daños personales y daños a la propiedad, como podemos observar en el vídeo. Si el road rage se manifiesta en forma de asalto y agresión, es posible que podamos presentar un caso y reclamar compensación por daños, además de presentar cargos criminales, si la situación así lo amerita.

Asalto y agresión: ¿Cuál es la diferencia?

Según la ley, un asalto (assault, en inglés) es una amenaza de hacer daño, lo cual no requiere necesariamente que una persona sea tocada o lastimada. Un ejemplo de asalto es apuntar con una pistola, alzar un puño, o lanzar amenazas verbales. Una agresión (battery, en inglés) es cuando la situación escala y la víctima o es tocada o golpeada físicamente, en contra de su voluntad y a manera de ataque. Normalmente ambas cosas ocurren juntas, razón por la cual los abogados y jueces suelen usar el término “assault and battery” (asalto y agresión) para referirse a estos casos.

Algunos ejemplos de asalto y agresión por road rage:

  • El otro conductor le choca con su auto a propósito.
  • El otro conductor le arroja objetos desde su vehículo.
  • El otro conductor se baja de su auto y comienza a golpear el suyo, estando usted cerca o dentro del auto.
  • El otro conductor le ocasiona daños a su vehículo (ventanas, neumáticos, parachoques, pintura) de manera deliberada.
  • Tras cerrarle el paso, el otro conductor se baja del auto y le ataca físicamente: puños, patadas, golpes con objetos, etc.

¿Qué hacer tras un incidente de road rage?

Si sufre lesiones o pérdidas materiales tras un accidente causado por road rage, usted puede presentar una demanda contra el agresor para recuperar sus gastos médicos pasados, presentes y futuros. Entre los gastos se incluyen los que tienen que ver con  la reparación o reemplazo de su vehículo o cualquier otra propiedad suya dañada por el agresor, pérdida de salarios por no haber podido trabajar, dolor, sufrimiento y estrés emocional.  Las pérdidas deben ir a cuenta de la persona que ocasionó estos daños. Si hubo testigos del incidente, sus testimonios le darán más fuerza a su caso civil ante las autoridades y será más fácil ganar el caso.

Si usted decide, además de reclamar compensación, buscar un castigo para el agresor, es posible, según la severidad del caso, presentar una demanda contra el agresor por la vía judicial, presentando cargos criminales, los cuales podrían resultar en multas, suspensión o pérdida de la licencia, trabajos comunitarios e incluso tiempo en la cárcel para la persona que incurrió en road rage, dependiendo de la gravedad del asunto y las leyes particulares de cada estado o jurisdicción. Un caso penal o criminal es diferente, pues requiere de mayores evidencias para establecer culpas y no resultará en beneficios económicos para usted, pero si usted lo considera necesario, un abogado penalista podrá asesorarle mejor.

El tiempo es dinero

No espere para recuperar lo que es suyo. Recuerde que cada caso es único, y es necesario contar con profesionales que evalúen su caso y estudien una por una todas sus opciones ante la ley, y en estos casos, es importante tener en cuenta que el tiempo juega un rol fundamental. Cada estado cuenta con un plazo de prescripción diferente para este tipo de casos, y esperar demasiado para presentar una demanda podría complicar sus opciones de recuperar lo perdido. Si usted es víctima de un accidente de tráfico u otras lesiones por road rage, atiéndase con un médico de inmediato, y apenas se encuentre a salvo, hable con un abogado.

En abogados.com le ofrecemos una consulta gratuita. Sólo llámenos por teléfono o llene nuestro formulario online, y un miembro de nuestro equipo le atenderá con todo gusto y en español. Quedamos a la orden.

 

Comments

comments