¿Soy contratista o empleado?

contratista freelance o empleado

La clasificación irregular de los empleados como contratistas independientes es un problema que preocupa a los trabajadores hispanos porque afecta mayormente a las industrias de restaurantes, hotelería, construcción y otras con gran cantidad de mano de obra hispana.

Si usted es tratado como contratista, pero debería ser clasificado como empleado, podría presentar una demanda contra la empresa para la que trabaja para recuperar sus salarios y otros beneficios que le corresponden.

Por eso es importante que sepamos la diferencia, nuestras opciones legales y cómo una demanda puede ayudarnos a que nuestros derechos laborales sean respetados. En este artículo, a continuación, le brindaremos algunas cuestiones que debe saber.

¿Cómo puedo saber si estoy clasificado como contratista independiente?

Una forma sencilla para saber si usted siendo clasificado como contratista independiente, es revisar el formulario de impuestos que le dio su empleador. Un formulario 1099 del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés: Internal Revenue Service) indica que usted es considerado un trabajador por contrato. Los trabajadores contratados como empleados llenan el formulario W-2.

¿Por qué las empresas clasifican erróneamente a sus empleados?

A las compañías les ahorra mucho dinero clasificar erróneamente a sus trabajadores como contratistas independientes o también conocidos como freelancers. Por supuesto, no todos los contratistas están clasificados erróneamente.

Un problema que nos afecta a todos

El Departamento de Trabajo de los Estados Unidos (DOL, por sus siglas en inglés: United States Department of Labor) describe la clasificación errónea de los contratistas independientes como “uno de los problemas más serios que enfrentan los trabajadores, los empleadores y  la economía en general”. DOL se ha asociado con el IRS y otras agencias estatales para combatir la práctica de la clasificación errónea de los trabajadores y recuperar los salarios atrasados y los impuestos no pagados. La agencia, que se enfocó en los trabajadores de bajos salarios de las industrias de restaurantes, hoteles, construcción, conserjes, agricultura, comercio minorista y manufacturas, ha recuperado miles de millones de dólares para millones de trabajadores.

Diferencias entre un contratista independiente y un empleado

El Departamento de Trabajo admite que los contratistas juegan un papel importante en la economía estadounidense. Hay que reconocer que la diferencia entre un contratista y un empleado es confusa en términos legales. Sin embargo, los problemas importantes surgen cuando los empleadores deliberadamente clasifican mal a los empleados en un esfuerzo por reducir costos. Los costos asociados con la contratación de contratistas independientes versus empleados incluyen no tener que pagar:


Indemnización del Trabajador conocido como Workers Comp, en inglés

– Contribuciones del Seguro Social o Medicare (impuestos FICA)

– Impuestos del seguro de desempleo

– El salario mínimo acorde con lo que dice la ley

Pago de horas extra por más de 40 horas trabajadas en una semana de trabajo

– Entre otros beneficios

Los empleadores también se benefician de los trabajadores contratistas porque no tienen que proporcionarles seguros de salud ni planes de pensiones, tiempo libre pago, entre los que se incluyen las vacaciones, días por enfermedad, descanso para almorzar y otros beneficios que suelen tener los empleados. Los trabajadores que están bajo contrato, además, no pueden demandar sobre la base de las leyes laborales que prohíben la discriminación, el acoso y el despido injustificado.

Cuando se considera que los contratistas independientes cuestan a los empleadores hasta un 30% menos que los empleados, es fácil ver por qué ocurre este problema. Pero, además de ser ilegal, la práctica perjudica a los trabajadores, priva a los gobiernos de los ingresos fiscales y crea una desventaja competitiva para las compañías que respetan la ley. En este post le mostramos claramente en un cuadro las principales diferencias entre un empleado y un contratista independiente.

Industrias más afectadas

– Empresas innovadoras como Uber, Lyft y Grubhub

Construcción

– Servicios de limpieza

– Servicios de carga y transportes

– Servicios de autos, limusinas y taxis

Empleados domésticos

– Servicio de cable y mantenimiento de Internet

– Bienes raíces

– Medios

– Seguridad

Hotelería

– Manufactura

– Entretenimiento adulto (bailarinas exóticas, por ejemplo)

Tipos de demandas

Los funcionarios gubernamentales no son los únicos que hacen un esfuerzo concertado para responsabilizar a los empleadores que clasifican incorrectamente a los empleados como contratistas independientes. Las demandas presentadas por los trabajadores también están en aumento. Dichas demandas, también buscan devolver el dinero a los bolsillos de los trabajadores a quienes se les negó el pago justo debido a una clasificación errónea. Es importante destacar que también permiten a los trabajadores ser proactivos en la corrección de las violaciones en el lugar de trabajo, en lugar de esperar a que el gobierno tome medidas en su nombre.

Demandas individuales: Las demandas individuales son presentadas por un solo demandante, para su propio beneficio, para tratar las acusaciones de clasificación indebida de contratistas independientes.

Demandas colectivas: Una demanda colectiva es presentada por uno, dos o un grupo pequeño de demandantes en nombre de otros demandantes con un empleador común para hacer frente a los reclamos de clasificación errónea de los trabajadores.

formulario de contacto abogados

¿Por qué es tan común esta práctica?

Una de las razones por las que los empleadores son capaces de clasificar incorrectamente a los empleados como freelancers es que la distinción entre los dos tipos de trabajadores es a menudo confusa.

No se utiliza un único estándar para determinar si un trabajador es el empleado de una empresa o está en el negocio por sí mismo. Muchas agencias gubernamentales han desarrollado “pruebas” para determinar la naturaleza de una relación de trabajo. Estas pruebas giran en torno al grado de control que un empleador ejerce sobre un trabajador.

Los factores que se evalúan sobre la situación de los trabajadores:

  1. Cuándo, dónde y cómo hace el trabajo
  2. Herramientas y equipos utilizados
  3. Apariencia del trabajador (aseo y uniforme)
  4. Entrenamiento, reportes y cumplimiento de requisitos de asistencia
  5. Horario de trabajo
  6. Establecimiento del pago
  7. Asunción del riesgo de lucro o pérdida en la prestación de servicios
  8. La libertad del trabajador de dedicarse a otro empleo

Si el negocio controla todos o la mayoría de estos factores, entonces el trabajador es más probable que sea un empleado y NO un contratista independiente. Sin embargo, si el trabajador controla principalmente estos aspectos del trabajo, es probablemente un contratista independiente.

Otros factores:

– La medida en que el trabajo realizado es para el negocio del empleador

– El grado en que un trabajador ejerce habilidades gerenciales que afectan su oportunidad de ganancia o pérdida

– Cuánto invierte el trabajador en herramientas y equipos en relación con el empleador

– La permanencia en la relación de trabajo

– El grado de habilidad y la iniciativa independiente que se necesita para realizar el trabajo

Ninguno de estos factores son determinantes, pero se tienen en cuenta y se consideran en cada caso particular para hacer una determinación de la dependencia o independencia económica del trabajador.

Recupere lo que le corresponde

Si usted cree que la empresa para la que trabaja no está respetando sus derechos laborales y lo clasifica erróneamente como un contratista independiente, podría ser elegible para presentar una demanda solicitando pagos atrasados y otros beneficios. Los abogados hispanos de Morgan & Morgan, expertos en leyes laborales y otros tipos de casos cuenta con una amplia experiencia para ayudarle a recuperar lo suyo.

Es importante que tome acción legal cuanto antes. Usted puede ponerse en contacto con nosotros hoy mismo. Complete nuestro formulario online para una consulta confidencial, gratis y en español. En abogados.com estaremos gustosos de escuchar su historia.¡Lo esperamos!

Comments

comments