Los trabajadores domésticos también tienen derechos

Muchos miembros de nuestras comunidades hispanas se ganan la vida trabajando en labores domésticas a lo largo del país. A pesar de la gran responsabilidad puesta en sus manos y la tremenda dedicación que ofrecen en servicio de millones de familias estadounidenses, el trato recibido a cambio es muchas veces injusto.

Es común, por ejemplo, trabajar sin un contrato firmado o un acuerdo puesto por escrito. Los salarios muchas veces se ubican por debajo del sueldo mínimo establecido por la ley. No es cosa rara el no recibir pago completo por todas las horas trabajadas. En algunos casos, el trabajador del hogar es incluso víctima de abuso físico o sexual. Para hacer frente a estas injusticias, es necesario conocer nuestros derechos laborales, y ese es precisamente el tema de este post.

Domestico

Derechos Laborales

Las leyes laborales, las leyes tributarias y el código penal proveen protección en el centro de labores tanto a nivel estatal como federal. Estas leyes nos protegen a todos, incluyendo tanto a ciudadanos estadounidenses como a residentes, trabajadores autorizados e incluso personas indocumentadas.

Salario Mínimo Federal vs. Estatal

El gobierno federal ha establecido un salario mínimo nacional de $7.25 la hora (efectivo desde el 24 de julio del 2009). Varios estados, además, han establecido salarios mínimos estatales que son superiores al salario mínimo federal. Trabajadores domésticos merecen ser pagados no menos que la cantidad mayor de las dos, ya sea esta el salario mínimo federal o el estatal, con excepción, en algunos casos, de los trabajadores que prestan servicios de compañía a adultos mayores o ancianos.

Pago por todas las horas trabajadas

La Ley Federal de Estándares Laborales Justos (FLSA por sus siglas en inglés: Fair Labor Standards Act) exige que los trabajadores del hogar reciban pago por horas, y deben recibir pago por todas y cada una de las horas trabajadas.

Pago de horas extras

Uno de los derechos laborales que tiene un trabajador doméstico que no vive con el empleador es al pago de horas extra por todas las horas trabajadas en exceso tras haber cumplido 40 horas por semana. Estas horas deben ser pagadas 1.5 veces el salario por hora establecido. En los estados de California, Hawaii, Maryland y New York, este derecho laboral aplica también a los trabajadores y trabajadoras que viven en casa del empleador.

Recortes salariales ajustados a la ley

Los empleadores pueden efectuar algunos recortes al salario con motivo del pago de impuestos y otros deducibles. Un trabajador doméstico tiene y debe ejercer el derecho de solicitar un desglose o informe detallado de qué porcentaje de su salario ha sido recortado y por qué motivo.

Los recortes pueden incluir:

  • 7.65% por Seguro Social y Medicare
  • Impuesto a los ingresos (Income Tax en inglés), según acuerdo mutuo entre empleado y empleador
  • Impuestos estatales adicionales en el caso de California, New Jersey, New York, Pensilvania y Rhode Island
  • Otras deducciones como primas de seguro de salud o contribuciones a programas de retiro a favor del empleado y aprobados por el empleado por escrito

Asimismo, los recortes no pueden incluir:

  • La parte del Seguro Social y Medicare correspondientes al empleador
  • El impuesto del seguro de desempleo
  • Deducciones por daños o roturas de artículos del hogar
  • Gastos de viaje por viajes relacionados al trabajo

Pagos Regulares

Uno de los derechos laborales mas importantes es establecer con el empleador por escrito una frecuencia de pagos: cada semana, cada quincena o cada mes.

Cada estado cuenta con leyes que establecen el máximo número de días que pueden haber entre los días de pago, así como también la máxima tardanza por eventualidades que el empleador puede justificar luego del día de pago establecido. El empleador no puede retardar los pagos debido a sus viajes o vacaciones.

Lesiones y Compensación

Si usted labora como nanny o es un trabajador doméstico, usted tiene el derecho laboral al reembolso de facturas médicas por lesiones relacionadas al trabajo y al pago de las horas no trabajadas debido a dicha lesión. Esto se conoce como Compensación para el Trabajador o Workers Compensation y en la mayoría de casos es necesario presentar un reclamo ante la Junta de Compensación para el Trabajador (Workers Compensation Board) del estado donde usted vive. Si usted sufrió una lesión en el trabajo y su empleador re rehúsa a cubrir los gastos, ya sea directamente o a través de su seguro, usted debe ponerse en contacto con un abogado.

Trabajo libre de abuso físico o sexual

Es ilegal e inadmisible cualquier tipo de abuso físico (golpes, maltratos, etc.) contra un trabajador. Es también ilegal que un jefe o empleador solicite o exija favores sexuales por parte de la nanny o trabajador doméstico. Tanto las leyes estatales como las federales protegen a los trabajadores de estas formas de abuso. Si usted ha sido víctima de esta clase de ofensas, es necesario conseguir ayuda legal de inmediato.

No a la toma de represalias, ni siquiera con la migra

Su empleador no puede denunciarlo ante las autoridades migratorias a manera de venganza por algún reclamo suyo en materias laborales, como salarios no pagados o beneficios negados. Tanto el Departamento de Seguridad de Estado (Department of Homeland Security) como la Agencia de Ejecución de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés: Immigration and Customs Enforcement Agency) tienen reglas que prohíben su participación en estos casos, por lo cual usted no debe dejarse intimidar por este tipo de amenazas.

A veces, en nuestras comunidades, el miedo nos hace más vulnerables ante la injusticia. Pero recuerde que usted cuenta con derechos y tiene aliados que lo ayudarán a defenderlos. Si usted cree que estos derechos laborales han sido transgredidos, por favor comuníquese con nosotros, y gustosos analizaremos sus opciones legales para lograr que se haga justicia.

Comments

comments