¿Cómo protegerse del fraude inmobiliario?

estafas hispanos latinos consejos

En un post anterior les contábamos acerca de los distintos tipos de fraude que ocurren en los Estados Unidos. En esta ocasión vamos a contarle acerca de una de las peores modalidades de fraude en este país: el relacionado a la vivienda. No se preocupe, la información es el mejor remedio contra el miedo.  

Cuando hablamos de fraude, siempre es importante tener en cuenta que los hispanos somos una población de riesgo; al desconocer algunos aspectos de la cultura estadounidense, sumado a, en algunos casos, las limitaciones del idioma, los latinos tenemos más posibilidades de convertirnos en víctimas. Los estafadores saben que la comunidad hispana puede ser vulnerable y se aprovechan de esto. Recuerde que además del perjuicio económico, de la pérdida de tiempo y del daño emocional, este tipo de estafas pueden tener consecuencias en nuestro credit score e incluso meternos en problemas con la ley.

Vivienda

El fraude relacionado con la compra de una vivienda es menos frecuente que los demás tipos de fraudes tales como los fraudes con tarjeta de crédito, las estafas relacionadas al pago de impuestos, el robo de identidad, los cobradores de deudas ficticias o el engaño con productos que se venden como milagrosos.

El fraude relacionado a la vivienda es menos común por la simple razón de que es más complejo; la organización criminal detrás de este tipo de fraudes necesita de una logística y un nivel de profesionalismo mucho mayores que los que se requieren para otro tipo de estafas. Eso sí, si los estafadores tienen éxito, las consecuencias pueden llegar a ser fulminantes: la víctima puede perder su casa, mucho dinero, o incluso ambas. Hay varios tipos de estafas relacionados a la compra, venta y alquiler de propiedades.

Atención

Si usted está pensando en comprar una propiedad, es muy importante que investigue los antecedentes de su agente de bienes raíces. También será fundamental que averigüe los antecedentes del prestamista para asegurarse de que sea un individuo, una empresa o un banco confiable, y que nadie le haya presentado quejas. No firme documentos incompletos; preste mucha atención al proceso. Use los recursos que ofrece Internet para informarse acerca de empresas, prestamistas y agentes inmobiliarios. Haga todas las preguntas que se le ocurran, no importa cuán obvias puedan parecer.

Consejos

Es decir que si usted está por comprar o alquilar una vivienda, es importante que tenga en cuenta lo siguiente:

En numerosas ocasiones, anuncios de alquiler o venta de propiedades que aparecen en Internet, son copias de avisos reales por intermedio de los cuales el estafador intenta obtener un adelanto. Le recomendamos tener especial cuidado con los sitios en Internet en los cuáles usted está intentando encontrar una propiedad para comprar o alquilar.

Otra de las modalidades es el robo de datos a través de una supuesta potencial transacción inmobiliaria. ¿Cómo sucede? La víctima encuentra un aviso publicado de una casa o departamento que le gustaría comprar o alquilar y se comunica con el número o e-mail de contacto proporcionados en el aviso para obtener más información. La víctima quizás nunca se entere de que proporcionó datos personales a estafadores; el aviso era una fantasía.

Otra metodología, que suele tener consecuencias gravísimas, es el fraude de título inmobiliario. En estos casos, el estafador, fingiendo ser el propietario mediante la utilización de documentos falsos, crea una hipoteca, dejando al propietario real a cargo de los pagos de la hipoteca.   

En caso de vender o alquilar su casa o apartamento

Si usted va a vender o alquilar su propiedad, siga el mismo procedimiento: asegúrese de que el agente inmobiliario que lo está asistiendo sea serio, responsable y no tenga antecedentes de estafas. Es importante asesorarse y así no dejarse engañar por oportunistas.

¿Cómo protegerse de estas prácticas?

Como en la mayoría de los casos, cuando se trata de procedimientos legales, comerciales y/o administrativos de los que uno no conoce los detalles, es conveniente asesorarse con especialistas en el tema.

En ocasiones, tratamos de evitar el consejo de un experto por ahorrarnos algunos pocos dólares. Esta decisión, por el contrario, puede costarnos muchísimos dólares. Ante cualquier duda, es aconsejable contactar un abogado, empresas serias que pueden evaluar el precio de una propiedad, o un agente de crédito inmobiliario, dependiendo del caso.

Siempre intente asegurarse de que los agentes inmobiliarios y/o de crédito con los que está lidiando sean honestos; para esto es aconsejable buscar sus nombres en internet para cerciorarse de que no estén identificados como estafadores.

Si usted está involucrándose o planea involucrarse en la adquisición de una vivienda en desarrollo, es decir una vivienda que usted va a comenzar a comprar pero que todavía está siendo construída, preste atención. Lea con atención el contrato, los plazos, la fecha de entrega, los permisos de construcción y demás cuestiones fundamentales. Es caso de ser necesario o de tener dudas, no lo dude, asesórese.

Emociones y necesidad

Los estafadores son profesionales en la manipulación de las emociones; saben aprovecharse tanto del entusiasmo de un inversor, como de la necesidad de alguien que está pasando por una situación económica difícil.

Una de las técnicas más utilizadas por estos delincuentes es la de presionar al estafado para que tome una decisión rápida, sin reflexionar. Estos criminales suelen usar estrategias tales como presentar la oportunidad como una “oferta por tiempo limitado”, hablar de “urgencia” o simplemente inventar que existen ofertas de otros interesados. Todo esto, con el objetivo de que la potencial víctima tome una decisión rápida.   

En EEUU existe un organismo de gobierno abocado a evitar el fraude, las estafas y a brindar información al respecto; se trata de la Comisión Federal de Comercio. Le sugerimos visitar la página oficial de este departamento de gobierno para mantenerse lo más informado posible.

Usted no está solo

Hoy, afortunadamente, abogados.com está para servir a la comunidad hispana en los Estados Unidos. Es decir, si usted ha sido víctima de una estafa, en cualquiera de sus modalidades, contáctenos de inmediato. Nuestros profesionales cuentan con décadas de experiencia defendiendo a quienes han sido víctimas de fraudes y estafas.

La consulta es gratis, confidencial y en español. Nuestros especialistas analizarán su situación, y en caso de creer que usted tiene un caso, le ofreceremos representarlo en el mismo. Nacimos y estamos para ayudar a la comunidad hispana que vive en los Estados Unidos. Si no ganamos, no le cobramos. Recuerde, la justicia es #DerechoDeTodos.

Comments

comments