¿Qué derechos tienen las trabajadoras de salones de belleza?

En Estados Unidos, los trabajadores que brindan servicios de belleza, tales como mejorar la apariencia de  las manos y las uñas de los estadounidenses, son en su mayoría inmigrantes Hispanos, y de otras minorías como Asiáticos. Estos inmigrantes llegan al país con la esperanza de tener un futuro mejor. Pero, desafortunadamente es común que se enfrenten con distintas injusticias como ganar menos del salario mínimo, sufrir discriminación racial, ser víctimas de acoso sexual y otro tipo de humillaciones en el lugar de trabajo.

Asimismo, las pequeñas empresas de belleza muchas veces ofrecen para sus clientes servicios de manicura que incluyen pulido, aplicación de uñas postizas, entre otros tratamientos de manos y pies. En el país, más de 375.000 empleados de salones que brindan estos servicios están expuestos a posibles peligros para su salud. Por ello, a continuación, repasaremos algunos de los principales desafíos, problemas y derechos de estos trabajadores de salones belleza, que en su mayoría son mujeres.

Un trabajo precario a la espera de cambios reales

El New York Times publicó un reportaje, en mayo del año pasado, que reveló la gran explotación sufrida por las manicuristas neoyorquinas, un oficio típico de inmigrantes indocumentadas. El diario entrevistó a más de 150 trabajadoras y propietarios de salones de uñas para conocer en profundidad el estado de la situación. Muchas de las manicuristas, que son Latinas, no entienden el inglés, tienen que trabajar entre 10 y 12 horas diarias y ganan menos del salario mínimo, que en Nueva York es de 8,75 dólares por hora. Una de las trabajadoras le contó al NYT que cuando empezó a trabajar en la industria, su empleador le cobró una cuota por ser nueva y que estuvo tres meses sin paga subsistiendo sólo con propinas. Luego de tres meses la mujer logró que le pagaran 30 dólares diarios. Y muchas contaron que tienen que vivir en situaciones deplorables y compartir pequeños departamentos con otros inmigrantes.

En otros tipos de salones, como las peluquerías, el problema no suele ser la paga o las condiciones de trabajo para los empleados, pero sí se tienen que enfrentar a otro tipo de problemas como ser víctimas de acoso sexual. Muchos empleados que brindan servicio de peluquería han reportado* ser acosadas sexualmente por sus empleadores, colegas masculinos y los clientes. En 2007, varias demandas por acoso sexual fueron presentadas contra un exclusivo salón de Washington DC por los ex empleados. Y en 2011, una empleada de salón de Nueva York demandó al salón Devachán de SoHo por $16 millones por un supuesto acoso sexual por parte de sus colegas masculinos y jefes.

Las trabajadoras de salones de belleza de uñas, al ser a menudo indocumentadas, temen reclamar mejores condiciones laborales, y hasta son amenazadas por sus patrones con ser denunciadas con las autoridades migratorias. Tras que “The Times” les solicitó información sobre el estado de situación de la industria del embellecimiento de las uñas de la ciudad, un mes después el Departamento del Trabajo de Nueva York, junto con otros organismos, inspeccionó 29 de más de 2.000 salones y se encontraron 116 violaciones salariales.

¡Conozca sus derechos!

Como ya hemos revisado en otros artículos, la Ley de Normas Justas de Trabajo, (FLSA, por sus siglas en inglés: Fair Labor Standards Act) es una serie de normas federales que fijan el salario mínimo federal, el pago de horas extra y otros derechos. Como trabajador en un salón de belleza, independientemente de su estado migratorio, usted tiene derechos a un pago digno y justo:

  • Le deben pagar un salario completo por todas las horas que usted trabaje, lo apruebe o no el empleador con anticipación. El pago debe incluir horas de entrenamiento, traslados de un lugar a otro durante la jornada laboral, y horas extras.
  • Su salario debe ser al menos el mínimo federal de $7.25 la hora, a pesar de que se le pague por hora, por día o a destajo. Los gastos relacionados con el trabajo tales como compra de uniformes, alquiler de equipos o elementos, no pueden reducir su pago por debajo de ese salario mínimo federal. Sepa que algunos estados tienen leyes que brindan más protecciones. Le recomendamos verificar esto con su municipio.
  • Por lo general, deberían pagarle 1.5 veces su pago regular después de cumplir 40 horas de trabajo en una semana laboral de siete días.
  • Los empleadores deben mantener los registros de todas las horas que usted y sus compañeros de trabajo laboraron y los salarios que recibieron. Y usted debería registrar el nombre, la dirección y el número telefónico de su empleador y las horas que trabajó.
  • Es ilegal que su empleador le despida o tome represalias contra usted o un compañero por ejercer sus derechos.

Es importante que verifique su situación ante su empleador porque algunos salones clasifican de forma incorrecta a los trabajadores como “contratistas independientes” cuando en realidad son empleados. Tenga en cuenta que los empleados tienen más derechos y beneficios en el lugar de trabajo.

Protega su salud y seguridad cuando atiende clientes

Está comprobado que la exposición a ciertos químicos que contienen los pegamentos, ceras, emolientes y otros productos de los salones de belleza pueden provocar enfermedades respiratorias, trastornos en la piel, infertilidad, cáncer y otros problemas de salud graves. Por lo que, en la medida de lo posible, es mejor evitar usar este tipo de productos dañinos para su salud y calidad de vida. Además, a menudo los trabajadores sufren lesiones musculares debido a las posiciones incómodas o movimientos repetitivos que tienen que realizar cuando desempeñan sus trabajos. Y pueden llegar a contraer infecciones tras el contacto con la piel del cliente, las uñas y sangre. Usted tiene derecho a condiciones de trabajo dignas.

Si usted trabaja en un salón de belleza sepa que su empleador tiene las siguientes obligaciones:

  • Alertarle sobre aquellos productos que contienen químicos peligrosos con avisos y la etiqueta correcta.
  • Brindarle hojas con datos de seguridad sobre los productos peligrosos. Las mismas deben detallar qué ingredientes son riesgosos para su salud, qué efectos pueden tener en usted y los pasos que debe seguir y precauciones que debe tomar en el momento que los manipula. Usted tiene derecho a acceder a esta información.

Algunas medidas que usted puede implementar:

  • Asegúrese que los salones estén ventilados y que circule aire fresco
  • Los salones deben estar limpios y desinfectados
  • Mantenga los productos peligrosos lejos de sus ojos y piel
  • Almacene los productos de una manera segura

Para más información detallada sobre qué productos son dañinos, prácticas recomendadas y sus derechos revise esta guía en español de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (conocida como OSHA, por sus siglas en inglés: Occupational Safety & Health Administration)

Pida ayuda legal

En abogados.com trabajamos día y noche para ofrecerle información legal relevante para las comunidades hispanas para que los trabajadores puedan hacer respetar sus derechos con justicia. Si usted tiene dudas legales, no dude en contactar a un abogado. Es tan simple como llenar nuestro formulario online. Un miembro de nuestro equipo estará esperando hablar con usted de forma gratuita.

*Enlace sólo disponible en inglés.

Comments

comments