Abusos sexuales en la Iglesia: se puede hacer justicia

abuso sexual iglesia

El 2017 empieza con un mensaje de esperanza por parte de la Iglesia Católica para las víctimas de los casos de abuso sexual infantil cometidos por miembros del clero. El Papa Francisco pidió a los obispos una política de “tolerancia cero” ante los crímenes contra los menores a través de una carta, que fue difundida el 2 de enero, durante la festividad de los Santos Inocentes.

“El sufrimiento, la historia y el dolor de los menores que fueron abusados sexualmente por sacerdotes. Pecado que nos avergüenza. Personas que tenían a su cargo el cuidado de esos pequeños han destrozado su dignidad”, dijo el Sumo Pontífice en la cara en la que pidió disculpas en nombre de la Iglesia.

¿Cómo podría cambiar la situación de las víctimas?

Eso todavía está por verse. En el pasado, la falta de transparencia y el miedo complicaba aún más la situación de las víctimas de abuso sexual, haciendo que les sea más difícil pedir ayuda. Recordemos que en el 2014 el Vaticano reveló estadísticas de casos de abuso sexual: 848 sacerdotes fueron expulsados y 2.572 sacerdotes fueron sancionados con penas menores. Esta fue la primera vez que la Santa Sede informa cómo manejó los 3.400 casos de abuso reportados desde 2004.

En algunos lugares de Estados Unidos, sin embargo, ya se han implementado programas para que las víctimas obtengan justicia. En octubre de 2016, la Arquidiócesis de Nueva York estableció un programa independiente encargado de determinar y otorgar compensación a las víctimas de abuso sexual cometidos por sacerdotes dentro de la Arquidiócesis.

Esto fue necesario a raíz del escándalo de abuso sexual infantil en la Gran Manzana, que abarca cinco décadas e involucra al menos a 200 víctimas.

Programa de Compensación de la Arquidiócesis de NY

El Cardenal Timothy M. Dolan fundó el Programa de Reconciliación y Compensación Independiente de la Arquidiócesis de Nueva York (IRCP*, por sus siglas en inglés: Independent Reconciliation and Compensation Program), como un intento de ayudar a las víctimas a sanar las heridas y el trauma de cientos de personas que aseguran haber sido acusadas.

“Ojalá hubiera hecho esto hace bastante tiempo”, dijo el cardenal Dolan en una entrevista, según informa el New York Times. Dolan también expresó sus esperanzas de que el programa se convierta en un modelo para que otras diócesis ayuden a sus víctimas a sanar y a recuperar la compensación por su sufrimiento, incluso por reclamos por abuso que tienen décadas de antigüedad.

¿Quién es elegible para recibir compensación?

Para ser elegible para compensación debe cumplir con las siguientes condiciones:

– Usted ha presentado anteriormente una queja por abuso sexual a la Arquidiócesis de Nueva York.
– Su queja de abuso sexual fue dirigida a un miembro de la Arquidiócesis, no un miembro de otra orden religiosa o miembro del clero de otra diócesis.
– Usted no ha resuelto previamente una demanda de abuso sexual con la Arquidiócesis.

Ayuda para las víctimas

Si usted o alguno de sus seres queridos fue víctima de abuso sexual cometido por un miembro del clero de la Arquidiócesis de Nueva York, podría tener derecho a recibir una compensación a través de una demanda.

Para presentar el reclamo existe un límite de tiempo, también llamado Plazo de Expiración, hasta el 31 de enero de 2017, así que no dude en ponerse en contacto con nuestros abogados hoy completando nuestro formulario. Estamos aquí para ayudarle.

Comments

comments