Cuidado: No espere mucho para tomar acción legal

Antes de todo, queremos empezar este post agradeciendo a quienes nos siguen en nuestro Facebook y Twitter por todas sus preguntas y comentarios. Las sugerencias nos ayudan a ser más eficientes y a servir mejor a la familia hispana, que es nuestra razón de ser y a quienes nos debemos al 100%. Por eso: ¡Muchas gracias!

Ahora bien. Hay un asunto muy importante que hemos venido observando y que nos preocupa mucho como abogados y como Latinos: algunas personas que han sido víctimas de accidentes, abusos o injusticias esperan demasiado tiempo para tomar acciones legales, y eso complica sus posibilidades de lograr justicia ante la ley. Para explicar mejor este tema, contaremos la historia de Jorge. Jorge es un personaje ficticio, pero los parecidos con la realidad no son una coincidencia, sino que están basados en muchos casos reales que nos ha tocado ver durante nuestras carreras.

Una historia demasiado común

Jorge es un trabajador indocumentado, tiene dos hijas y se gana el sustento como repartidor de delivery en un restaurante de Miami. En un día de lluvia, las viejas ruedas de la bicicleta que él utiliza para hacer su trabajo se deslizan sobre la pista, y Jorge cae al suelo, sufriendo un golpe que le provoca un fuerte dolor en la cadera.

Jorge necesita ver a un médico, pero no lo hace, porque no tiene seguro. Un amigo le comenta sobre la Indemnización del Trabajador o Workers Compensation y Jorge le pregunta sobre el tema a su jefe. Él le dice que no pueden hacer nada, ya que no lo tienen en sus libros contables ni en sus registros. Le recuerda a Jorge, también, sobre su situación de inmigrante indocumentado, diciéndole que ya le hacen un favor bastante grande con el simple hecho de darle trabajo. Jorge ni siquiera considera llamar a un abogado, pues lo que gana cada semana apenas le alcanza y cree que un profesional de la ley podría costarle caro. Desconsolado, y apelando un poco a su actitud de “macho latino”, Jorge regresa a trabajar, soportando el dolor y con la esperanza de que éste, eventualmente, desaparecerá.

Pasan cinco años. Las hijas de Jorge crecen y una de ellas lo lleva al médico, ya que su dolor en la cadera no se ha ido. Le mandan a sacar unas placas y los doctores observan que Jorge tiene la cadera dislocada y que si no recibe tratamiento, la cosa seguirá empeorando, amenazando incluso su capacidad de trabajar. Las hijas de Jorge le hacen finalmente una cita con un abogado, pero mi colega, a pesar de ser un profesional de primer nivel, encuentra muy difícil tomar algún tipo de acción legal, pues el accidente en la bicicleta ha cumplido ya su Plazo de Expiración ante la ley. “¿Plazo de qué?” se pregunta Jorge.

¿Qué son los Plazos de Expiración?

En el sistema legal estadounidense existen plazos o límites de tiempo para empezar acciones legales tras un incidente, y estos varían según el tipo de incidente y el estado o localidad donde el incidente ocurrió. Este límite de tiempo se llama Plazo de Expiración o Prescripción (“Statute of Limitations” en inglés).

En el caso de nuestras comunidades, como en la historia de Jorge, muchas veces el miedo a las represalias con las autoridades migratorias nos detiene. También el creer que buscar a un abogado nos costará caro o simplemente el no conocer bien las leyes de este país, que casi siempre establecen plazos. En algunos casos, hay que decirlo también, es consecuencia de dejar las cosas para último momento, o de pretender que el dolor no es “tan grave”, lo cual sólo complica las cosas, ya que nuestra condición puede empeorar dramáticamente.

El tiempo es dinero y más

Si esperamos demasiado y el Plazo de Expiración se cumple, nuestras opciones legales se reducen. Eso significa que quizás no podremos reclamar compensación económica por gastos médicos, dolor, ni angustia emocional. En algunos casos tampoco podremos recibir tratamientos adecuados que nos devolverán a nuestra situación previa al incidente. Lo que es peor, será más difícil recuperar las condiciones físicas que nos permitían trabajar y llevar una vida normal. El asunto va muy en serio. Por eso, nuestro equipo ha preparado una lista referencial con los Plazos de Expiración para casos de Daños Personales según cada Estado:

mapa-pdf

Recuerde que estos datos pueden cambiar y que por eso es recomendable visitar la página web de su Estado para estar completamente seguro del Plazo de Expiración de tu caso. Si la web de su Estado no es clara o no ofrece información en español, por favor no dude en contactarnos, y con todo gusto le brindaremos asistencia.

Si sufrió un accidente o algún daño, es vital que tome acción inmediata. En abogados.com atendemos las 24 horas del día, ofrecemos consultas gratuitas y hablamos español. Es tan simple como llamarnos por teléfono o completar nuestro formulario online, y nuestro equipo evaluará sus opciones para encontrar soluciones justas dentro de los plazos de la ley. 

Comments

comments