Mala práctica dental: Recupere su sonrisa y más

Dental

Los dentistas, al igual que otros profesionales de la salud, hacen un juramento de cumplir con todos los procedimientos necesarios a fin de asegurar un servicio de calidad y evitar complicaciones o lesiones a sus pacientes. Lamentablemente, muchos de ellos faltan a estos votos al momento de hacer su trabajo. Un descuido, una distracción, o hacer las cosas de prisa, podrían causar graves problemas de salud al paciente, haciendo necesario recibir tratamientos y procedimientos adicionales que cuestan dinero, tiempo y malestar. Este tipo de negligencia puede ser incluso fatal.

Por este motivo, existen leyes en Estados Unidos que nos protegen de la mala práctica dental. Todo paciente tiene derecho a un servicio óptimo, y si un odontólogo le causa daños, usted cuenta con recursos legales para defenderse y recuperar lo que perdió.

¿Qué es la mala práctica dental?

Hablamos de mala práctica o negligencia dental cuando el tratamiento o servicio brindado por un profesional de la odontología se encuentra por debajo de los estándares aceptables dentro de su comunidad de especialistas y, como resultado de ello, ocurren lesiones graves o complicaciones en la salud del paciente.

Entre los casos más comunes de mala práctica dental podemos mencionar:

¿Cómo se determina la culpa del dentista?

Como contábamos en otro artículo, son cuatro cosas las que debemos probar para tener un caso legal contra un profesional de la salud. Veamos cómo se aplican en el caso del dentista:

  1. Deber: Cuando se establece la relación dentista-paciente, su dentista está aceptando una serie de compromisos profesionales con usted, entre los cuales se incluye proceder como otros médicos lo harían en una situación similar, y en seguir los protocolos aceptados comúnmente en su comunidad de especialistas. Por ejemplo, si le van a retirar una muela y usted fue admitido en el consultorio del dentista, el profesional deberá utilizar herramientas en buen estado y -muy importante- esterilizadas para evitar la transmisión de enfermedades de un paciente a otro.
  2. Incumplimiento: Una vez asumido el deber por parte de su dentista, él tiene la obligación de seguir las reglas de su profesión. Si su dentista utiliza las mismas herramientas que usó anteriormente en la boca de otro paciente sin la debida desinfección, él está cometiendo una infracción a los códigos de su oficio.
  3. Lesión: Imaginemos que el paciente tratado por su dentista antes que usted padecía una grave infección en las encías. Al no esterilizar las herramientas, las mismas bacterias de la boca del paciente anterior irán parar a su boca, lo cual le ocasionará a usted una infección similar.
  4. Daños: La víctima sufrirá daños, ya sean económicos o no económicos como resultado de la lesión. La infección que usted contrajo por culpa de su dentista resultará posiblemente en múltiples visitas al médico, tratamientos, medicación, y salarios perdidos si es que la infección le exige quedarse en casa en horas de trabajo.

¿Qué hacer si sufrí por negligencia de mi dentista?

Las leyes podrían mostrarse a su favor, siempre y cuando contemos con las pruebas necesarias y usted cuente con la ayuda de un abogado con experiencia en este tipo de situaciones.

Conserve documentos que le ayuden a establecer la relación dentista-paciente: recetas médicas firmadas y/o selladas, copias de los reportes, o correos electrónicos enviados por el personal del consultorio.

Consulte con otro dentista o médico, y de ser preciso pídale un reporte en el que se establezca la relación causa-efecto entre la negligencia de su dentista y las lesiones que le aquejan.

Archive todos los papeles que nos ayuden a probar que usted tuvo que asumir gastos médicos, medicamentos y que dejó de trabajar y ganar el sustento como consecuencia de estas lesiones.

Contáctese con un abogado que tenga experiencia en casos de negligencia y mala práctica médica. Un caso legal exitoso por mala práctica médica podría ayudarle a ganar compensación y cubrir sus gastos médicos, salarios perdidos, estrés emocional y otros daños sufridos a raíz de las faltas cometidas por su dentista o médico. Recuerde, eso sí, que existe un plazo de expiración para empezar acciones legales en este tipo de casos. Cuanto más temprano empiece usted con los procedimientos, tendrá más y mejores opciones de recuperar todo lo que perdió por culpa del doctor.

En abogados.com sabemos cómo ganar estos casos y hablamos español. Nuestro equipo bilingüe estará encantado de oír su historia, evaluar su caso y explicarle todas sus opciones legales en este país. Es tan simple como llamarnos por teléfono, completar nuestro formulario en línea, o hablar con nosotros vía Facebook Messenger y empezaremos la conversación para formar un equipo ganador.

 

Comments

comments