¿Fue víctima de un error médico? ¡Defiéndase!

Si usted ha sufrido una lesión, una enfermedad o una complicación a causa de un error médico, comuníquese de inmediato con nosotros. Es tan sencillo como completar nuestro formulario online para recibir una consulta gratis y en español, donde evaluaremos su situación y sus opciones de recuperar los gastos y ser compensado por los daños. 

La salud es siempre lo primero. Por eso, entregamos toda nuestra confianza a médicos y profesionales de la salud, personas que han dedicado buena parte de su vida al estudio y práctica de sus respectivas especialidades. Sin embargo un médico, una enfermera o un asistente también nos pueden fallar.

Los tratamientos inapropiados, diagnósticos equivocados o incluso acciones no aprobadas por el paciente son ejemplos de negligencia o mala práctica médica (medical malpractice en inglés) y es por ello que el sistema legal estadounidense ha desarrollado reglas y procedimientos para determinar la responsabilidad de las personas involucradas en cada uno de estos lamentables casos.

¿Tiene usted un caso de mala práctica médica?

Para establecer con certeza que usted se encuentra ante una situación de mala práctica médica, hay cuatro cosas muy importantes que debemos ser capaces de probar:

1) El profesional de la salud tenía deberes con la víctima, o en otras palabras, existía realmente una relación de doctor-paciente entre dicha persona y usted o su ser querido.

2) El profesional de la salud faltó a su deber con el paciente desviándose del estándar de cuidado aplicable, es decir, no siguió con el procedimiento adecuado para tratar una dolencia.

3) Existe una relación de causa entre dicha desviación y el daño sufrido por el paciente.

4) El daño sufrido por el paciente es real y demostrable.

Si todo esto aplica a su situación, es momento de tomar acción inmediata.

abobados_cta_banner3_480

Averigüe cuánto tiempo tiene disponible

Si usted sufrió una lesión o daño debido a irregularidades por parte de un médico o trabajador de la salud, cada día que pase cuenta mucho. Todas las demandas legales en los Estados Unidos, incluidas las demandas por mala práctica médica, tienen un límite de tiempo para ser presentadas y aceptadas luego del incidente, bajo el riesgo de perder todos sus derechos de reclamar compensación por daños. Este límite de tiempo varía según el estado y es responsabilidad suya averiguarlo lo antes posible para evitar que su caso, aún siendo legítimo, quede sin resolución.

Contacte al profesional en cuestión

Antes de presentar la demanda por mala práctica médica, usted debe ponerse en contacto con la persona que lo atendió para averiguar la posible causa de lo ocurrido y dar la oportunidad al médico, asistente o enfermera de determinar si se trata de algo que podría ser remediado. Los profesionales de la salud normalmente están dispuestos a ofrecer servicios adicionales para conseguir una solución o corregir un problema, muchas veces incluso de manera gratuita, ya que esto podría ahorrarles largos procesos legales y evitarles afectar su reputación. Si usted no recibe una respuesta satisfactoria luego de contactar a la persona que lo trató, es momento de avanzar a la siguiente instancia.

Contacte a la Junta Médica de su estado

Cada estado cuenta con una Junta Médica (En inglés State Medical Board) que se encarga, entre otras cosas, de emitir las licencias para que los profesionales de la medicina puedan ejercer sus profesiones de manera legal. Si bien estas juntas no suelen dar órdenes de pago de compensaciones para pacientes, es muy común que ellas emitan advertencias disciplinarias si se enteran de que uno de sus afiliados está incumpliendo sus códigos de ética. Si usted les hace saber sobre su situación de mala práctica médica, ellos probablemente contactarán al profesional o profesionales en cuestión y le ofrecerán a usted consejos sobre sus opciones.

Reciba una Evaluación Médica

Dependiendo de cada estado, es muy común que usted necesite lo que conocemos como un “Certificado de Ameritación” (Certificate of Merit en inglés), que es un documento preparado por otro médico en el que se establece, tras una detallada evaluación para comprobarlo, que los daños sufridos por usted han sido causados por mala práctica médica por parte de un profesional de la salud. Una vez emitido el certificado, usted cuenta con las pruebas necesarias para proceder con la demanda.

Si usted quiere saber más acerca del éxito de nuestra empresa, haga click aquí. Para saber qué opinan nuestros clientes sobre nosotros, haga click aquí.

Consiga un abogado

Luego de haber recibido el certificado médico que prueba la veracidad de su reclamo de mala práctica médica, es recomendable contratar a un abogado que se encargue de su representación. Un abogado calificado cuenta con el conocimiento y la experiencia necesarios para evaluar las diferentes variables que presenta su caso y explicarle los diversos caminos legales disponibles para conseguir compensación y cómo proceder en cada uno de ellos. El camino a seguir dependerá de todos los aspectos legales implicados, y es por ello prudente dejar este trabajo en manos de un profesional.

abogados.com pone a su disposición un experimentado equipo de abogados que hablan español. Estaremos encantados de revisar su caso y juntos evaluar cada opción posible para lograr justicia y conseguir compensación. Contáctenos hoy mismo y recuerde que si no ganamos, no le cobramos. Quedamos a sus órdenes.

Comments

comments