Juguetes peligrosos: ¿Cómo comprar regalos seguros?

juguetes peligrosos

Llegó ese momento tan especial del año en el que nos toca  comprar un regalo que sabemos que alegrará a nuestros niños: la Navidad, un cumpleaños, el Día del Niño u otra fecha festiva. Pero, cuando se trata de comprar regalos para niños no sólo se trata de que sea algo que ellos quieren, sino que sea algo seguro, y no algo que les hará daño. Nosotros también nos hemos preguntado: ¿Cómo puedo saber si un producto es seguro para mi hijo o hija?¿qué pasa si este juguete lastima a mi nieta o nieto? Usted no está solo en esto.

Los juguetes fallados representan una gran amenaza para los niños, especialmente para los pequeños que tienen cinco años o menos. De hecho, cada tres minutos, un niño tiene que ser llevado a la sala de emergencias  por una lesión relacionada a  los juguetes, de acuerdo con el Center for Injury Research and Policy* (CIRP, por sus siglas en inglés) del Nationwide Children’s Hospital.

Por su lado, los dispositivos y “juguetes” para nuestros seres queridos adultos también podrían ser peligrosos (pregúntale a cualquier persona que haya dado o recibido el Samsung Galaxy Note 7 como regalo).

Entonces, ¿qué debemos evitar comprar este año? ¿cómo podemos asegurarnos de que estamos comprando un regalo seguro? Le explicaremos, a continuación.

Investigue sobre el juguete

La primera cosa que usted debe saber sobre un juguete antes de comprarlo, es si ha habido un alerta a los consumidores sobre el mismo o un llamado para retirarlo del mercado, conocido como recall, en inglés. Esto es algo sobre lo que usted debe investigar sí o sí sobre los productos en general, y más aún cuando se trata de juguetes.

Por lo general, en el caso de automóviles y teléfonos celulares las compañías tienen los datos de los propietarios para poder comunicarse directamente con los posibles consumidores afectados por el producto fallado.  Por ejemplo, este año, Samsung decidió inhabilitar los teléfonos Samsung Galaxy Note 7 en los Estados Unidos a través de una actualización de software tras el escándalo de los incidentes por la explosión de las baterías de dichos teléfonos.

En noviembre, WashPIRG, una Fundación del Grupo de Investigación de Interés Público, publicó su 31º informe anual Trouble in Toyland*, en el cual enumera los juguetes que la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC, por sus siglas en inglés) retiró del mercado por sus potenciales peligros durante enero 2015 y octubre 2016. Según reportes*, muchos de los juguetes del informe todavía se vendían en Internet.

¿En dónde se puede buscar información sobre juguetes?

Usted puede chequear online si el juguete es considerado un producto fallado y si ha sido retirado del mercado. La CPSC tiene una lista, también disponible en español, en su página web, con todos los productos que han sido retirados en el país. Puede encontrarla aquí.

También existen organizaciones sin fines de lucro, como Safe Kids*, que ofrecen una lista completa de todos los productos infantiles y posibles alertas de peligro.

Siempre procure hacer una búsqueda en Google poniendo el nombre del producto para verificar de que no haya sido retirado del mercado o existan alertas a los consumidores sobre el mismo. Muchas veces en los foros y las críticas de otros consumidores puede enterarse antes y mejor sobre los peligros del producto. Recuerde que, a veces, las investigaciones en torno a los peligros de un producto llevan tiempo demostrarse y no siempre todos los productos que están disponibles en el mercado son seguros.

Lea y controle la etiqueta

La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. se encarga de regular todos los productos, aparte de los automóviles, los alimentos y los medicamentos. Afortunadamente, la agencia llevó adelante medidas sumamente estrictas en torno a los juguetes, en las que se incluyen algunas de las regulaciones más difíciles en el mundo cuando se trata de juguetes, incluyendo pruebas de terceros y documentaciones específicas para los juguetes destinados a niños menores de 12 años.

No obstante, usted debe chequear la etiqueta de todo lo que compra, sobre todo si se trata de juguetes. Le brindamos algunos ejemplo de lo que tiene que tener en cuenta cuando lee la etiqueta:

  • Si el juguete es de tela, debe ser resistente al fuego
  • Los juguetes pintados necesitan especificar que fueron pintados con pintura sin plomo
  • Los materiales de arte deben ser etiquetados como no tóxicos
  • La etiqueta de los productos como crayones y pinturas asegúrese debe decir “ASTM D-4236” para verificar que han sido evaluados por la Sociedad Americana de Ensayos y Materiales.

Hágase muchas preguntas, como las siguientes: ¿El producto contiene sustancias químicas que pueden ser dañinas? Si es un juguete de peluche o una muñeca, ¿es lavable y por lo tanto higiénico? ¿contiene baterías de litio que pueden ser peligrosas?

Una vez que haya leído la etiqueta, puede tomar una decisión más informada sobre si comprar o no el producto y si lo compra, qué advertencias debería tener en cuenta.

A la hora de usar un producto, también es importante que sigamos las instrucciones. Las cosas se hacen para funcionar de cierta manera, y cada vez que nos desviamos del uso apropiado, un producto se podría convertir en inseguro.

Use el sentido común

Si usted está comprando regalos para un niño, también debe verificar que el juguete o el producto no sólo es seguro en general, sino también que sea seguro específicamente para el niño.

  • ¿Edad apropiada? Asegúrese de que el juguete es adecuado para el rango de edad del niño que lo recibirá. Mantenga los juguetes de los hermanos mayores lejos de los pequeños
  • El diseño es clave. Compre juguetes alta calidad y que fueron construidos correctamente
  • Mantenga el sonido bajo. Descarte regalar juguetes muy ruidosos porque podrían perjudicar la audición de los pequeños.
  • Haga que el juguete sea seguro. Compre todo el equipo de protección destinado para el regalo que está comprando. Si usted está comprando una bicicleta para niños, asegúrese de comprar otros elementos de seguridad como el casco, coderas y rodilleras.
  • Preste atención. Supervise a los niños menores de ocho años cuando juegan, y también cuando desenvuelven los juguetes para que los materiales de embalaje no sean un peligro de asfixia.
  • Mantenga las baterías fuera del alcance de los niños.
  • Recuerde el mantenimiento. Los juguetes se deterioran y desgastan dejando de ser seguros. Por tal motivo, inspeccione los juguetes periódicamente para asegurarse de que no hay cables expuestos y que su vida útil no ha caducado.

Aprenda lo que debe evitar

Cada año, la asociación World Against Toys Causing Harm (W.A.T.C.H.*, por sus siglas en inglés), publica una lista de los juguetes más peligrosos del año, para alertar al público antes de hacer sus compras navideñas.

Hay algunos juguetes, sin embargo, que usted nunca debe comprarle a los niños. En el caso de los niños menores de tres años, debe mantenerlos alejados de todos los juguetes con piezas pequeñas o baterías de litio (también llamadas baterías de botón) ya que pueden provocar asfixia en los más pequeños.

Los globos y los imanes representan una grave amenaza si se ingieren. Los niños pequeños tienden a poner todo en sus bocas. También es necesario tener cuidado con los plásticos. Compruebe si el paquete está claramente marcado para asegurarse de que no hay productos químicos. Manténgase alejado de los juguetes con cuerdas o correas de más de 7 pulgadas, ya que representan un riesgo de estrangulación.

Debe tener cuidado al comprar juguetes para niños mayores. Cualquier juguete con elementos calefactores o puntas afiladas y bordes no son apropiados para niños menores de ocho años.

Siempre asegúrese de supervisar a su niño cuando está jugando.

Usted y su familia no están solos

Es importante que estemos informados sobre los riesgos de un producto antes de comprarlo. Pero, también es importante que demandemos cuando alguien se lastima por usar un producto fallado para que se haga justicia y no le vuelva a suceder a otra persona.

Por lo general, cuando se retira un producto del mercado no se anuncia adecuadamente y los productos que son peligrosos llegan a las manos de los consumidores. Si esto le ha ocurrido, nuestros abogados expertos en este tipo de casos le pueden ayudar. No se quede con los brazos cruzados. Si cree que tiene un caso, llene nuestro formulario online para que alguien de nuestro equipo evalúe sus opciones ante la ley de manera gratuita.

*Enlace disponible sólo en inglés.

Comments

comments