(Video) Estos son tus derechos si trabajas en un restaurante

De los cerca de 300 millones de personas que viven en los Estados Unidos, una de cada 12 trabaja en la industria de restaurantes. De esta cifra, cerca de la cuarta parte son hispanos. Como dijo recientemente el afamado chef Anthony Bourdain, los inmigrantes son la “columna vertebral” de aquella industria, y sin ellos la industria entera “se derrumbaría”.

Lamentablemente, en esta industria se cometen también muchos abusos e infracciones de las derechos laborales. El hecho de trabajar, por lo general, con pagos en efectivo, se presta a que algunos jefes implementen artimañas y trucos para no dejar evidencias. Por otro lado, la complejidad de las leyes que regulan el pago a los trabajadores de servicios muchas veces confunde incluso a contadores o abogados de poca experiencia.

Algunos empleadores se aprovechan, además, del estatus migratorio no resuelto de muchos trabajadores y su constante miedo a la deportación para no cumplir con sus obligaciones, actuando como si los trabajadores indocumentados no contasen con derechos laborales.

Sin embargo, las leyes laborales de los Estados Unidos aplican para todos, y en este post revisaremos las principales en esta industria.

Ley de estándares laborales justos

La ley de estándares laborales justos, llamada comúnmente FLSA (por sus siglas en inglés: (Fair Labor Standards Act) contiene una serie de normas federales que establecen cuestiones como el salario mínimo, pago por horas extras, mantenimiento de archivos y empleo de menores de edad tanto en el sector privado (empresas, negocios) como en trabajos de sector público (instituciones del gobierno federal, estatal o local).

El salario mínimo es el monto más bajo permitido por la ley que un empleador puede pagar por hora a sus empleados. Actualmente, el salario mínimo federal está fijado en $7.25 la hora, y dicha cifra es  efectiva desde el 24 de julio de 2009. La mayoría de estados cuenta además con salarios mínimos estatales mayores al mínimo federal. Existen restaurantes que, aprovechando la costumbre de los comensales de entregar propinas por el servicio, ofrecen a los meseros salarios por debajo del mínimo, lo cual, según establece la FLSA, es una práctica ilegal.

El pago de horas extra es otro derecho de todo empleado establecido por la FLSA. Todo empleado que trabaja más de 40 horas a la semana tiene derecho al pago de 1.5 veces por cada hora adicional. Los empleados de restaurante muchas veces completan jornadas de 12 horas al día más de 5 veces por semana, pero no reciben pagos de horas extra, lo cual es una violación de las leyes laborales federales. El empleador debe además mantener un registro de las horas trabajadas y pagadas a cada empleado.

En el caso de empleados menores de edad, la FLSA requiere que el menor cuente con un permiso de trabajo de su estado, que no se trabaje más de 3 horas en días de escuela ni 8 horas en días “libres”, con un máximo de 18 horas a la semana. En el caso del trabajo en restaurantes, existen también restricciones sobre el tipo de actividades permitidas a un trabajador menor de edad. Las tareas complejas de cocina o manejo de hornos, uso de freidoras a presión y máquinas con cuchillas (licuadoras, cortadoras, etc.) están prohibidas. Tampoco está permitido que conduzcan automóviles por razones de trabajo (delivery, etc.) ni que sirvan bebidas alcohólicas.

Si el trabajo requiere que los empleados usen uniforme, el costo de dicho uniforme debe ser considerado como gasto operativo del empleador. Si el empleador exige al empleado asumir el costo, este no deberá reducir el salario del empleado por debajo del salario mínimo ni resultar en reducciones del pago de horas extras.

El empleador debe contar con el afiche o póster oficial del FLSA colocado en un lugar visible del restaurante para referencia de los empleados. Este póster contiene la información más importante sobre derechos establecidos por la FLSA y viene en seis idiomas.

La ley de seguridad y salud ocupacional

Existe otro grupo de normas federales que buscan garantizar el bienestar de todo trabajador. Estas normas son parte de la ley de seguridad y salud ocupacional, u OSHA (por sus siglas en inglés: (Occupational Safety and Health Act).

La OSHA existe para prevenir daños, enfermedades y muertes ocurridas en el centro de trabajo, y en el caso del trabajo en restaurantes, establece varios requerimientos, como períodos de descanso obligatorios, cuyos detalles los establece cada estado. En Colorado, por ejemplo, se requiere períodos de descanso de diez minutos por cada cuatro horas trabajadas. La OSHA establece también períodos para comer en el caso de jornadas más largas, media hora por cada cinco horas trabajadas.

Hágase respetar

Si usted trabaja en un restaurante y cree haber sido víctima de violaciones a sus derechos, es importante tomar acción. Puede hablar hoy mismo con un abogado bilingüe llamándonos por teléfono o llenando nuestro formulario online. Estaremos gustosos de escuchar su historia y potencialmente ayudarle a hacer oír su voz y ganar compensación.

Comments

comments