Caso Chipotle: testimonio de una víctima de explotación

víctima explotación chipotle trabajadores

Como ya vimos en un post anterior, Chipotle no se caracteriza por cumplir la ley ni por respetar a sus trabajadores. Semanas atrás, un ex empleado de la empresa tuvo el coraje de denunciar con lujo de detalles las prácticas que Chipotle utiliza para estafar a su personal.

Alex Simons sostiene que lo despidieron de Chipotle por haberse negado a participar en lo que él llama “prácticas oscuras”.

La historia

Alex afirma que hubo numerosas ocasiones en las que se sintió incómodo durante sus 6 años trabajando para Chipotle, en donde comenzó sirviendo burritos cuando tenía sólo 16 años. Pero en la última de estas ocasiones, sintió que había sido demasiado.

Al principio, a Alex le encantaba Chipotle. Comenzó trabajando en la burrito line mientras todavía estaba en la escuela secundaria. Sus amigos en St. Louis solían visitarlo y felicitarlo por haber conseguido un trabajo tan cool.

La compañía suele promover a jóvenes como Alex y transformarlos en managers rápidamente. Para cuando Alex tenía tan solo 21 años, estaba encargado de la tienda en St. Louis. De hecho, le estaba yendo tan bien en la empresa, que decidió abandonar el college para focalizarse en su carrera como manager en Chipotle. “Ellos me dieron un oportunidad. Pasé por todas las posiciones de management dentro del restaurante”, dice Alex.

El supuesto crecimiento dentro de la empresa

Ya en su nueva posición como manager, Alex comenzó a notar que las cosas no estaban tan bien en la empresa. Se suponía que los trabajadores terminaban su shift a las 11pm, algo que él notó que sólo sucedía a veces. Los trabajadores se quedaban hasta la medianoche, o a veces incluso hasta la 1am, limpiando y preparando todo para el día siguiente, pero no se les pagaba por el tiempo que trabajaban luego de las 11pm. Alex recuerda que uno de sus primeros jefes en St. Louis solía comprar pizza para los empleados, para de alguna manera “compensar” ese tiempo que trabajaban sin cobrar.

La compañía le pagó para que se mudara desde su ciudad natal, St. Louis, a Little Rock, para ser manager del local de Chipotle allí ubicado. Esta representaba su gran chance de crecer en su carrera, cuenta el hoy joven de 23 años de edad. Chipotle, incluso, le suministró $6,000 para pagar los gastos de la mudanza.

Desilusión

A comienzos de julio, Alex comenzó su nuevo trabajo como assistant manager en Little Rock. Desde el comienzo, las cosas le parecieron un poco sospechosas. Sus superiores comenzaron a sugerirle que era común engañar a trabajadores en los niveles más bajos. Alex comenzó a notar que, muy frecuentemente, empleados que le reportaban a él trabajaban más de 40 horas por semana, lo que, según la ley, hubiera implicado pagarles horas extra. Superiores de Alex le ordenaron borrar del sistema todas las horas que supraran las 40 por semana.

Amenazas

“Me lo dijeron directamente”, cuenta Alex, “si es necesario ve y borra de la computadora las horas que superen las 40”, contó Alex en una entrevista con CNNMoney. Alex Simons se negó y dijo que no lo iba a hacer, que era ilegal y que no era ético.

Alex cuenta que uno de sus superiores le advirtió que si no hacía lo que se le indicaba, se quedaría sin trabajo, y que, en ese caso, debería devolver a la empresa el bono de $6,000 que le habían dado para la mudanza.

Incluso así, Alex se negó a engañar a los empleados borrando las horas extra. Como resultado, Alex fue despedido luego de un mes de haber trabajado en el local de Chipotle de Little Rock. Uno de los encargados lo llamó y le comunicó la noticia diciéndole que lo dejarían ir por tener un “desempeño inaceptable”. Alex cuenta que lo forzaron a devolver el bono de $6,000.

Repercusiones

Durante la investigación periodística de este caso, CNNMoney intentó comunicarse con encargados de Chipotle que se ocupan de monitorear las tiendas de la cadena en Arkansas; ninguno de ellos quiso hacer declaraciones. Los ex colegas de Alex, que no se negaron a hablar con la prensa, dijeron que Alex era un buen jefe y que todavía estaban shockeados por su partida. Uno de ellos hizo mención a la “cultura miserable” de la tienda de Chipotle en Little Rock.   

La compañía no emitió opinión alguna al respecto del caso particular de Alex, pero uno de los voceros de la empresa dijo que Chipotle “no tiene absolutamente nada que ver con las acusaciones acerca de no pagar por las horas extra a los empleados”.

Otro de los voceros de Chipotle, Chris Arnold, dijo “las políticas de la empresa indican que todos nuestros empleados sean remunerados por el tiempo que trabajan”. “Tenemos procesos muy simples para resolver cualquier error relacionado con los pagos que podamos llegar a cometer”.

No es nuevo

Alex no es el único que acusa a Chipotle por explotar a sus trabajadores. Como les contamos en un post anterior, 10,000 empleados de la compañía están llevando adelante una acción de clase en contra de Chipotle por hacerlos trabajar horas extra sin pagárselas.

Chipotle alega que este caso, denominado Turner vs. Chipotle, no tiene razón de ser y que la compañía se defenderá en la corte. Alex tiene planeado unirse a Turner para sumar su testimonio y lamentable experiencia con Chipotle. Mientras tanto, congresistas estadounidenses piden una investigación federal para comprobar si Chipotle está explotando a sus trabajadores.

Un problema recurrente

Alex dice que él mantuvo su boca cerrada por un tiempo porque la compañía seguía ofreciéndole ascensos. Había lo que él llama “acuerdos silenciosos” para trabajar más de lo acordado y así prosperar en la empresa.

Cuando Alex, todavía en St. Louis, se transformó en manager se sintió bien porque pudo asegurarse de que sus empleados cobrarían por su trabajo. La tienda tenía mucho éxito y no tenía sentido recortar costos usando prácticas desleales. Pero cuando se mudó a Little Rock, el local no funcionaba tan bien, y supuestamente, fue por esta razón que le pidieron que alterara el pago de las horas extra de los empleados. Uno de los trabajadores de la tienda de Chipotle en Little Rock le dijo a CNNMoney que trabajar horas extra sin cobrar por ellas es algo que sucede “todo el tiempo”.

Luego de ser despedido, Alex pensó en demandar a Chipotle individualmente, pero se encontró con el problema de no tener dinero para pagar por un abogado. Por el momento, Alex trata de seguir adelante con su vida y está trabajando en otro restaurante. En su entrevista con CNNMoney dijo que contó su experiencia para que otras víctimas no se sintieran solos.

“Quiero que cada uno de los empleados de Chipotle cobren por cada minuto que trabajan”, afirma Alex Simons.

Estamos con usted

En abogados.com conocemos las prácticas que este tipo de empresas tienen para disminuir costos, aprovechándose de los trabajadores. Lo sabemos porque hemos defendido miles de trabajadores en situaciones similares.

Entendemos la enorme frustración que genera el no recibir la paga justa por el trabajo que realizamos con tanto esfuerzo y dedicación, pensando en superarnos y en ofrecer a la familia la prosperidad que ellos se merecen. Sobre todo cuando llegamos a este país desde lejos buscando un futuro mejor para los nuestros. Por eso, ponemos a su disposición todo nuestro conocimiento y experiencia para ayudarle a recuperar lo perdido y ganar la tranquilidad que toda persona necesita para seguir adelante.

Si usted ha sido víctima de robo de salario, no espere para llamar a un abogado. En abogados.com le ofrecemos una consulta gratis y en español para que nos cuente todos los detalles de su situación y podamos analizar cuáles son las mejores opciones legales para asegurar el éxito de su demanda. Es tan simple como completar nuestro formulario en línea para que un miembro de nuestro equipo le brinde atención. Recuerde que usted no necesita preocuparse por realizar pagos, ya que trabajamos bajo un sistema de comisiones: si no ganamos, no le cobramos. La justicia no es un privilegio. La justicia es derecho de todos.

Comments

comments