¿Amazon se aprovecha de sus empleados?

demanda choferes camiones ley

No hay que creer que las injusticias contra los trabajadores solamente ocurren en los negocios pequeños. Hace sólo tres días, choferes de camiones que trabajan para una multinacional, Amazon, denunciaron a la compañía por tenerlos contratados mediante la modalidad de contractors cuando les correspondería estar en la planilla o payroll de la empresa, por no remunerar sus horas extra, pagarles menos del salario mínimo, e incluso hacerles pagar por la gasolina de los camiones.  

La semana pasada, tres choferes denunciaron al gigante de las compras en Internet por haber violado las leyes laborales. Los conductores trabajan para el Amazon Flex Program, una aplicación móvil que permite a los choferes manejar sus propios horarios para fijar las entregas. Se trata de un sistema parecido al usado por la empresa de transporte de pasajeros Uber, pero en vez de transportar personas transporta paquetes.

Choferes de camiones y empleados de logística ya han tenido éxito en este tipo de demandas. Por ejemplo, en junio pasado, FedEx Corp. aceptó pagar la suma de $240 millones tras una demanda de 12,000 conductores de camiones. Se trató de un caso muy similar al que ahora se enfrenta Amazon: contratación mediante la modalidad de contractors – cuando a lo empleados les correspondía estar en la planilla o payroll de la empresa, no remuneración de horas extra y paga menor al salario mínimo.

Misclassification, como se la denomina en inglés, o clasificación errónea en español, es una estrategia es muy usada por las empresas para, justamente, no pagar horas extras y evadir las leyes del salario mínimo. Mediante este mecanismo, las corporaciones, empresas, empleadores o negocios, hacen de cuenta que en realidad los empleados no son parte de la empresa en sí, sino que los “contratan”, muchas veces incluso por intermedio de otras empresas, para que se ocupen de tareas específicas.

Lo cierto es que en la mayoría de los casos este tipo de contratos no implican menos trabajo que los contratos legales, generalmente implican más. Mediante este tipo de contratos, generalmente, los empleadores evitan pagar seguro de salud, horas extras y salarios mínimos a sus empleados.

Amazon afirma que sus empleados que trabajan como choferes mediante este sistema están “muy a gusto y que disfrutan de la posibilidad de ser sus propios jefes”. No parece ser el caso. La compañía y los trabajadores que la demandan se verán en la corte pronto.

La ley

En Estados Unidos, la Ley de Normas Justas de Trabajo (FLSA por sus siglas en inglés: Fair Labor Standards Act) establece reglas para el Salario mínimo, empleo de menores de edad, pago de horas extra y licencia por embarazo, que aplican tanto para los trabajadores de tiempo completo (full-time) como para los de tiempo parcial (part-time).

Los trabajadores somos muchas veces víctimas de empleadores inescrupulosos que nos engañan y se aprovechan de nosotros, sobre todo cuando somos hispanos. Esto se debe a que, en ocasiones, los trabajadores inmigrantes  no conocemos las reglamentaciones de este país. Llegamos a los Estados Unidos en busca de un futuro mejor, de oportunidades, trayendo con nosotros una cultura del trabajo que muchas veces resulta muy conveniente para los patrones. Saben que estamos dispuestos a trabajar duro y durante muchas horas.

Es importante estar al tanto de todo lo relacionado a la FLSA para proteger nuestros derechos y reclamar cuando sea necesario.

Salario mínimo y horas extra

Los trabajadores bajo el alcance de la ley y no exentos tienen derecho a un salario mínimo de $7.25 por hora a nivel federal. Algunos estados fijan el salario mínimo en una suma mayor (en Florida es $8.05 por hora), y en aquellos casos el trabajador tiene derecho a recibir el más alto. A los trabajadores no exentos se les tiene que pagar las horas extra a una tasa de, por lo menos, tiempo y medio de su tasa regular de pago luego de 40 horas de trabajo en una semana laboral. Es decir, si uno trabaja más de 40 horas, debe recibir por lo menos 1.5 veces la paga por una hora regular por cada hora extra pasadas las 40 horas. Ejemplo: Un empleado que recibe $8.00 por hora y trabaja 44 horas en una semana tiene derecho a recibir, al menos, tiempo y medio de $8.00 (es decir $12.00) por cada una de las 4 horas de trabajo una vez superadas las 40 horas. Su pago esa semana sería de $320 por las primeras 40 horas, y $48.00 por las cuatro horas extra; para un total de $368.00.

Existen muchos casos en los que los empleadores se aprovechan de los empleados que desconocen esta normativa o que no conocen sus derechos, y no les pagan las horas extras que les corresponden. En ocasiones, los empleados temen hacer un reclamo porque creen que no tienen derecho o por miedo a perder su empleo. En la mayoría de los casos, no saben que el sistema legal en Estados Unidos los protege de empleadores abusivos.  

Propinas

El empleado que recibe propinas, según la ley, es aquel que participa en ocupaciones por las que, con regularidad, recibe $30 en propinas al mes o más. El empresario puede considerar esas propinas como parte de su sueldo, pero debe pagarle directamente por lo menos $2.13 por hora en salarios directos.

Esto da pie a  otra de las artimañas que los empleadores utilizan para sacar ventaja de los empleados que desconocen la normativa. Estos casos son muy comunes cuando se trabaja en hoteles, restaurantes, tiendas de café y bares. Muy frecuentemente el empleador ofrece al empleado trabajar sólo por la propina, sin ofrecer un salario directo. Esta práctica es ilegal y el reglamento protege a los empleados de este abuso.

Salario mínimo para jóvenes

Los empleados menores de 20 años de edad pueden recibir un salario mínimo de no menos de $4.25 por hora durante los primeros 90 días hábiles consecutivos de empleo con un empresario. Sin embargo, se prohíbe que los empleadores reemplacen a otros empleados por empleados que reciben el salario mínimo para jóvenes. Se prohíbe también el reemplazo parcial, como reducir las horas de otros empleados o sus sueldos o beneficios.

Madres Que Están Amamantando

La Ley Para la Protección del Paciente le exige al empresario que provea tiempo para pausas o “breaks” razonables para que una empleada pueda extraerse leche de los pechos para el/la bebé que esté amamantando durante un año después del nacimiento del/de la niño(a) cada vez que la empleada necesite extraerse leche. Esta norma, también le exige al empleador que provea un lugar designado, que no sea un cuarto de baño, que esté ocultado de la vista y libre de intrusión de parte de colegas y del público, el cual la empleada podría usar para extraerse leche.

Provisiones sobre la igualdad en el pago

Las provisiones de la Ley de Normas Justas de Trabajo (FLSA) sobre la igualdad en el pago prohíben los diferenciales en salarios basados en el género entre hombres y mujeres que estén empleados en el mismo establecimiento y que desempeñen trabajos que requieran la misma habilidad, el mismo esfuerzo y la misma responsabilidad y que se desempeñen bajo condiciones similares de trabajo. Estas provisiones, así como otros estatutos que prohíben la discriminación en el empleo, las hace cumplir la Comisión para la Igualdad en Oportunidades de Empleo (EEOC-siglas en inglés).

Comments

comments