Diferencias entre casos criminales y casos civiles

Los casos criminales (algunas veces referidos como casos penales) y los casos civiles son considerados violaciones a los derechos de las personas por parte de un “culpable.” Sin embargo, ambos difieren en su estructura, requerimientos probatorios y tipo de sanciones.

Casos criminales

El derecho penal americano considera un “crimen” a cualquier delito o acto que va en contra de la sociedad y no en contra de un individuo o particular. Por lo tanto, es el estado mismo quien está encargado de ejercer una acción legal en contra de la persona que ha realizado el crimen. De ser hallado culpable, el acusado podría pagar una multa, ser puesto en libertad provisional o servir por un tiempo dado en la cárcel o prisión. La sociedad americana y su sistema legal consideran la pérdida de la libertad personal (encarcelamiento) como una pena más grave al compararse con multas monetarias.

Debido a que los riesgos que corre un acusado en los casos criminales caso o juicio criminales son mayores que los que correrían las dos partes en un caso civil, el sistema de justicia incluye elementos especialmente elaborados para proteger los derechos del acusado. Estos incluyen la presunción de inocencia –la persona es inocente hasta que se compruebe lo contrario. El fiscal es responsable de probar la culpabilidad del acusado más allá de cualquier duda razonable.

Los acusados en casos criminales tienen otros derechos constitucionales garantizados. Entre ellos se incluye el derecho a un abogado, el derecho a no declarar en contra de sí mismos, el derecho de obligar a testigos a declarar en su defensa y el derecho a confrontar a testigos que testifiquen en contra de ellos.

Los crímenes tienen diferentes niveles de gravedad. Violaciones de tránsito pueden resultar en multas monetarias mínimas. Delitos menores como robo, resistencia a un arresto o una agresión simple pueden llegar hasta penas por un año de prisión. Delitos más graves como robo a mano armada, secuestros, violaciones, asesinatos y fraude pueden acarrear una sentencia máxima o encarcelamiento por más de un año.

Casos civiles

Un caso civil implica una disputa entre dos personas (o partes) en un determinado asunto. Una de dichas partes demanda a la otra y un juez determinará la responsabilidad del acusado por los daños y perjuicios. El tribunal puede ordenar a la persona encontrada culpable, pagar dinero a la parte lesionada o afectada o cumplir con alguna obligación previa (contrato o servicio).

El peso de las pruebas requeridas para probar un caso civil es mucho más ligero. En materia civil, solo se necesita una preponderancia de evidencias por arriba del 50 por ciento que muestren la culpabilidad o inocencia del acusado.

¿Qué debo hacer si estoy involucrado en casos criminales o civiles?

De encontrarse envuelto en un caso tanto criminal como civil es muy importante que llame a su abogado de cabecera o que consiga uno de confianza. Nuestros abogados pueden ayudarle y convertirse en su mejor arma. ¡Estamos aquí para defenderlo a usted y a su familia!

Comments

comments