¡No se deje estafar! consejos para evitar fraudes online

scam

Las estafas están en aumento. Un ejemplo de esto es el caso que involucra a Western Union. La compañía recientemente llegó a un arreglo con el Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio, acordando pagar 586 millones de dólares a las víctimas de fraude. Esto ocurrió tras una investigación multiestatal que se centró en las quejas de los consumidores que utilizaban el servicio de transferencia bancaria para enviar dinero a terceros involucrados en fraudes de consumidores, según informes. Mientras tanto, en la Florida, cinco personas fueron robadas en una serie de estafas dirigidas a personas mayores* de la zona de Tampa Bay.

Es importante remarcar que, si bien los ancianos son más vulnerables a ser víctimas de las operaciones de  fraude y la explotación financiera, cualquier persona puede ser sufrir  una estafa. Los estafadores no discriminan a la hora de implementar sus artimañas y esquemas sofisticados. De hecho, Consumer Reports reveló que los millennials son más propensos a ser estafados en sus teléfonos móviles a través de llamadas y mensajes de texto.

En 2014, el crimen cibernético costó a los estadounidenses 800 millones de dólares, según Newsweek. Y el fraude en línea continúa aumentando a un ritmo alarmante*. La buena noticia es que si bien la tecnología ha facilitado las estafas, también permite la rápida propagación de alertas sobre nuevos esquemas y consejos sobre cómo mantenerse seguro en Internet.

Cómo identificar las estafas

Evite las páginas web dudosas. Cuando compra en línea, hágalo a través de sitios web bien diseñados y legítimos. Por ejemplo, puede comprobar que el sitio es seguro mirando la dirección URL (que debería comenzar con “https”) o un ícono de candado en la barra de direcciones de su navegador. Desconfíe de los sitios con un diseño deficiente, o los que son invadidos por ventanas emergentes. Siempre es mejor comprar de los grandes minoristas y utilizar los sistemas de pago conocidos como Paypal.

Evite hacer compras desde su celular. En estos días es posible hacer cualquier cosa desde su teléfono, pero le sugerimos que considere hacer sus compras en Internet en su computadora de escritorio o portátil. Lo mejor es evitar introducir información de pago en su teléfono, ya que carece de protección antivirus. Si compra desde su teléfono, hágalo desde una aplicación de grandes minoristas, ya que normalmente proporcionan más seguridad.

Tenga cuidado con los correos electrónicos falsos. Alerta con las estafas de phishing, la práctica fraudulenta común de correos electrónicos falsos que afirman ser de empresas conocidas con el fin de engañar a la gente en la divulgación de información personal. Sea precavido con los correos electrónicos que no esté esperando, y aprenda a detectar una falsificación. Algunas señales de advertencia son:

  • Saludos impersonales y genéricos
  • Mala calidad de diseño
  • Errores de gramática y ortografía
  • Lenguaje excesivamente oficial o formal
  • Enviado de nombres de dominio vagos como amazon.org
  • Lenguaje alarmista creando un sentido de urgencia

Nunca haga clic en hipervínculos ni abra adjuntos de correos electrónicos que no está esperando, ya que podrían ser peligrosos y contener lo que se conoce en inglés como ransomware: un software malicioso que al infectar un equipo le da al ciberdelincuente la capacidad de bloquear la computadora desde una ubicación remota y encriptar los archivos quitándonos el control de toda la información y datos. Incluso si piensa que el correo electrónico es seguro, coloque el cursor sobre cualquier vínculo para asegurarse de que la URL se encuentra en el sitio confiable que espera que le lleve. Nunca comparta información personal como números de tarjeta de crédito o contraseñas por correo electrónico.

Use claves seguras y fuertes. Asegúrese de que su contraseña es segura y use una diferente para cada sitio web y cuenta online que posea. El robo de datos masivo también está en aumento y han puesto las cuentas de millones de personas en riesgo. Las contraseñas deben ser largas y difíciles de adivinar. La forma más segura es utilizar un administrador de contraseñas para generar y agregar automáticamente contraseñas únicas para todos los inicios de sesión.

No dé su información. Es importante que tenga siempre presente evitar dar su información y datos personales sensibles, como su número de seguro social. Tómese un minuto para pensarlo antes de dar su correo electrónico, nombre, dirección, o cualquier información personal a las aplicaciones y empresas a cambio de descuentos o productos gratis.

Resista la tentación. Es posible que tenga curiosidad de saber quién está tratando de contactarlo, pero lo mejor es no abrir mensajes de correo electrónico sospechosos, llamadas o incluso textos. Esto también podrían conducir a sitios con software malicioso.

Mantenga su privacidad. Revise la configuración de privacidad en las redes sociales. No ponga demasiada información personal en línea. La gente puede usarla para crear una identidad falsa con su información o tratar de convertirlo en víctima de una estafa.

Proteja su contraseña. Proteja su propio wifi con una contraseña y evite el uso de computadoras públicas o hotspots WiFi, especialmente para acceder a la banca en línea o proporcionar información personal.

Si usted cree haber sido víctima de una estafa, contáctenos ahora. Para una consulta gratis, confidencial y en español, llene nuestro formulario online. Alguien de nuestro equipo latino se comunicará con usted a la brevedad.

formulario de contacto abogados

Consejos extra: Cómo evitar estafas en persona

Manténgase alerta. La gente puede tratar de estafarle también en persona para venderle una propiedad, por ejemplo. Alguien podría llamar a su puerta con una artimaña o para intentar venderle algo, iniciar una conversación en público, o incluso establecer una reunión con usted en el trabajo con una propuesta de negocio. Si alguien te está ofreciendo algo demasiado bueno para ser verdad, probablemente sea una estafa. Hable con alguien de su confianza o un experto antes de invertir en cualquier cosa.

Investigue. Una búsqueda en Google podría impedir que usted pierda dinero. Busque el nombre de la empresa o persona que le hace una oferta más las palabras “fraude”, “queja”, “estafa”, “robo”, etc. También es útil buscar una frase que describa su situación, como “Llamada telefónica del IRS”. Un nombre o teléfono pueden ser falsos así que es bueno que lleve adelante una investigación.

No pague por adelantado. Muchas estafas se basan en pedirle a la víctima que pague por algo por adelantado a cambio de algo más tarde, como alivio de la deuda, asistencia de hipoteca, o un trabajo. Otros engaños prometen un premio después de un pago de impuestos u honorarios. Cuidado, estos estafadores tomarán su dinero y desaparecerán.

Tampoco deposite cheques. Algunos estafadores piden a las víctimas que depositen un cheque a cambio de algo. Pero, incluso si el banco le da el dinero en cuestión de días por ley, una vez que se descubre que es un cheque falso, usted será responsable de pagar el banco de vuelta.

Opte por la tarjeta de crédito. Si es posible, pague las cosas con su tarjeta de crédito o débito. Los consumidores suelen pasar situaciones complicadas para obtener su dinero de vuelta cuando utilizan servicios como Western Union, por ejemplo. Las tarjetas de crédito, por otro lado, tienen una protección contra fraudes.

No conteste las llamadas automáticas. Los servicios de ventas o agencias de cobro que acosan a la gente muchas veces acuden a prácticas que son ilegales. Si usted ha sido acosado por telemarketers, podemos ayudarle. Usted podría obtener hasta $1,500 por cada llamada no deseada. Si recibe una llamada de un número desconocido, puede buscar números de teléfono en Internet para ver si las personas han alertado sobre estafas vinculadas con ese número. Si alguien llama pidiendo dinero o información personal, cuelgue.

Manténgase informado. Esté al tanto de las noticias locales para saber sobre cualquier estafador en su área. Para recibir alerta a los consumidores, síganos en Facebook y Twitter.

Si cree que fue víctima de una estafa, consulte con nuestros abogados

Ser víctimas de una estafa nos puede ocurrir a todos. La curiosidad, la compasión y el optimismo son buenas aptitudes, pero a veces la gente se aprovecha de las mismas. Si usted ha sido víctima del fraude y ha perdido dinero, los abogados de Morgan & Morgan* pueden ayudarle. Para una consulta gratis, confidencial y en español, llene nuestro formulario online. Alguien de nuestro equipo latino se comunicará con usted a la brevedad.

*Enlace disponible sólo en inglés.

Comments

comments