Usted podría ganar hasta $1,500 por cada llamada no deseada

¿Está siendo acosado por llamadas o mensajes de servicios de cobranza y telemarketers? La próxima vez que reciba una llamada de un cobrador, en lugar de ignorarla, simplemente atienda el teléfono y dígales que dejen de llamar. ¿Sabe por qué? Al decirle a las compañías como bancos y agencias de cobranzas que no tienen permiso para llamarle, usted podría ser elegible para recibir hasta $1,500 dólares en el caso de que vuelvan a molestarlo y acosarlo con sus llamadas o mensajes de texto.

A menudo le decimos a la persona del otro lado del teléfono (asumiendo que no es una grabación o llamada automática, conocida como robocall, en inglés) que no nos llame más. Pero, nos vuelven a llamar a la semana siguiente o incluso el mismo día de nuestro pedido, algo que va en contra de la ley. La mejor forma de luchar contra las llamadas no deseadas es tomando acción legal.

Si recibe llamadas o mensajes de texto de telemarketers no deseados, nuestros abogados pueden ayudarle a obtener una compensación. Si tiene preguntas sobre sus derechos bajo la TCPA, comuníquese con nosotros hoy llenando nuestro formulario online.

formulario de contacto abogados

Qué dice la ley

La Ley de Protección al Consumidor de Servicios Telefónicos (TCPA* por sus siglas en inglés: Telephone Consumer Protection Act), fue promulgada en 1991 y diseñada para proteger los derechos de los consumidores de las llamadas y mensajes de texto no deseados. De acuerdo con la ley TCPA, un consumidor puede recibir hasta $1,500 por cada llamada o mensaje ilegal.

Es ilegal que cualquier compañía, incluyendo una agencia de servicios de cobranza de deudas, utilice sistemas automáticos, mensajes pregrabados para llamadas y/o mensajes de texto para contactar a los consumidores, según la TCPA.

La ley también prohíbe específicamente a las empresas el uso de llamadas automáticas para llamar a las personas y cualquier tipo de equipo o software de computadora que marca números de teléfono sin intervención humana. Otras cuestiones para tener en cuenta que van contra la ley:

  • Si usted recibe una llamada automática de un telemarketer en su teléfono celular, y nunca le dio consentimiento expreso por escrito (en forma de una firma escrita o electrónica) para contactarlo.
  • Si usted le dijo a un teleoperador o cobrador de deudas que tenían el número equivocado, y continúan llamándolo a usted.

Además, independientemente de si un teleoperador habla con el destinatario o deja un correo de voz, él o ella debe proporcionar una opción para que el destinatario pueda optar por las llamadas. Al contestar una llamada, dicha opción debe ser dada al principio del mensaje, y al dejar los mensajes de voz, los operadores deben proporcionar números de llamada gratuitos para que los consumidores puedan agregar sus números de teléfono a una lista de no llamar.

Las llamadas automáticas también deben proporcionar sus identidades, números de teléfono y direcciones. Si violan cualquiera de los anteriores, pueden estar sujetos a demandas.

Aclaración: Si usted le dió el permiso a la compañía para que lo contacte, en ese caso lo anteriormente dicho no es ilegal. Pero, usted puede revocar la autorización que le dió a la empresa para recibir llamadas en cualquier momento, y la compañía debe, por ley, dejar de llamarle.

TCPA más adelante generó un registro nacional de la no llamada, en el cual los consumidores pueden inscribirse para evitar que los contacten a sus celulares. Millones de personas ya han añadido sus números al Registro No Llame para reducir la cantidad de llamadas no deseadas. Las compañías deben respetar a los consumidores que están anotados en dicho registro.

Los consumidores pueden presentar demandas contra los siguientes tipos de instituciones:

  • Telemarketers
  • Cobradores de deudas
  • Tarjetas de crédito
  • Empresas de préstamos estudiantiles
  • Compañías hipotecarias
  • Empresas de cambio de cheques
  • Bancos
  • Minoristas
  • Cualquier persona que llame para informarle que ha ganado un sorteo, un crucero gratis, etc.

Antecedentes

Caso Osorio v. State Farm

Una demanda contra la empresa de seguros State Farm demuestra que las víctimas de acoso por deuda a través de llamadas no deseadas podrían ser elegibles para recibir pagos, aunque deban dinero a la empresa que los está llamando.

En el caso Osorio v. State Farm, un tribunal federal dictaminó que State Farm violó la ley cuando continuó haciendo llamadas por cobro de deudas tras que el demandante específicamente le pidió a la compañía que dejara de llamar. La demanda involucró a una mujer del sur de la Florida que le proporcionó a State Farm el número de su coinquilino como contacto de emergencia. Cuando la mujer se atrasó con sus pagos, la compañía acosó a ella y a su compañero de piso con cientos de llamadas de cobro por deuda no deseadas.

Time Warner Cable paga a mujer $229,500 por robocalls

En el transcurso de menos de un año, Araceli King de Texas recibió más de 150 llamadas automáticas de Time Warner Cable (TWC). Estas llamadas le recordaban repetidamente a King que pagara su factura, aunque nunca había perdido un pago.

En marzo de 2014, King presentó una demanda de TCPA contra TWC. Increíblemente, entre el momento en que presentó la demanda y el momento en que el caso fue a juicio, King recibió otras 74 llamadas de TWC. En el verano de 2015, un juez falló en favor de la mujer* por una recompensa de $229.500 ($1,500 por llamada).

Haga respetar sus derechos

Si ha recibido llamadas no deseadas a su teléfono celular, usted podría ser elegible para cobrar hasta $1,500 por llamada no deseada. Nuestro equipo ayuda a las personas que son contactadas incorrectamente por una empresa que busca a una persona diferente, así como aquellos que fueron contactados después de solicitarle a una compañía que lo deje de llamar. Para una consulta gratis y en español sobre este tema, complete nuestro formulario online. Los abogados de Morgan & Morgan pueden ayudarle a que sus derechos sean respetados.

*Enlace disponible sólo en inglés.

Comments

comments