¿Cómo protejo a mi bebé antes de nacer?

abogado negligencia

El mes de enero es el mes de prevención de las lesiones de nacimiento, y nos parece importante compartir información sobre el tema con nuestras comunidades. Aproximadamente uno de cada 33 niños presenta lesiones al momento de nacer, y si bien no todos los problemas de nacimiento son evitables, ya que algunos son causados por factores genéticos, existen muchos casos que son ocasionados por errores de los padres, los médicos, los enfermeros, los obstetras o los asistentes, y que pueden evitarse siguiendo las prácticas adecuadas.

Los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés: Centers for Disease Control and Prevention) se han manifestado al respecto, emitiendo una serie de recomendaciones para madres gestantes con el fin de maximizar las posibilidades de dar a luz un bebé saludable. Es necesario asumir un compromiso de llevar una vida sana antes y durante el embarazo, evitando sustancias dañinas y asumiendo un estilo de vida saludable. Aquí los puntos más importantes de aquel informe.

Actúe con anticipación

Se recomienda a las mujeres que planean quedar embarazadas, empezar a consumir una dosis de 400 microgramos de Vitamina B (ácido fólico) al día, un mes antes de empezar a buscar el embarazo. Esta vitamina ayuda a prevenir problemas congénitos severos del cerebro y la columna, y se puede obtener por medio de suplementos o alimentos ricos en ácido fólico.

Es también recomendable ver a un médico periódicamente desde el momento en que se decide “encargar” al bebé, para asegurar que todos los índices sean los óptimos para concebir. Una vez ocurrida la concepción, es importante llevar a cabo cuidados prenatales bajo la dirección de un médico.

No consuma alcohol

La mujeres embarazadas deben, además, detener por completo la ingesta de bebidas alcohólicas. La presencia de alcohol en la sangre de la madre gestante se transmite al bebé a través del cordón umbilical. No se ha establecido si existe o no una dosis “segura” de alcohol para mujeres embarazadas, ni tampoco la existencia de momentos del embarazo en los que la ingesta de alcohol representa menos riesgo, por lo que se recomienda eliminar su consumo por completo durante los meses del embarazo.

Todos los tipos de bebidas alcohólicas son dañinas, incluyendo la cerveza y el vino, y pueden resultar en aborto espontáneo o muerte del feto o embrión. El alcohol en madres gestantes es también capaz de ocasionar problemas físicos en el bebé, dificultades de aprendizaje, mala conducta y limitaciones intelectuales. Por ello, la recomendación más segura es detener la ingesta de alcohol al 100%.

Fumar es una pésima idea

El tabaco, la nicotina y el alquitrán presentan gravísimos riesgos para un bebé en el vientre de su madre. El humo del cigarrillo puede ser la causa de males congénitos en el niño, tales como el labio leporino, el paladar hendido, e incluso la muerte, y no es necesario que sea la madre quien fuma los cigarrillos: el simple hecho de respirar el humo de cigarrillos ajenos pone tanto a la madre como al bebé en grave riesgo.

Por ello, el esfuerzo debe ser compartido. No sólo basta con que la madre no fume, sino que es necesario mantener la casa libre de humo de cigarrillos. Si usted fuma y hay una madre gestante a su alrededor, usted podría estar ocasionando un gran daño al bebé. ¡Piénselo dos veces!

La marihuana es otro gran “no” para las mujeres embarazadas y las personas que las rodean. El humo de la marihuana puede desencadenar en un nacimiento prematuro, un bebé de bajo peso  y defectos de nacimiento incluso más graves. Al igual que el alcohol, no se sabe de una dosis “segura” de cannabis, por lo cual los médicos concuerdan en que se debe cortar su uso, incluso si el consumo recreacional de la marihuana es legal en el estado en el que usted vive. Si la madre gestante consumía marihuana por motivos medicinales, deberá consultar con su médico de inmediato (apenas sepa que está embarazada) para que este determine un tratamiento alternativo que no ponga en riesgo la salud de su bebé.

Cuidado con las infecciones

Cuando una madre embarazada sufre una infección, es probable que esta sea transmitida al bebé, causando males congénitos. Se recomienda a las madres gestantes lavarse las manos constantemente, cocinar bien las carnes hasta que estén del todo cocidas, y alejarse de personas que padecen infecciones.

Otros consejos generales

  • En el caso de mujeres diabéticas, es importante mantener la enfermedad bajo control. Si usted sufre de diabetes y queda embarazada, es importante hablar de inmediato con su médico para que se tomen las medidas necesarias para asegurar la salud del bebé y el bienestar de la madre.
  • Controle su peso. La obesidad ocasiona graves complicaciones durante el embarazo y amenaza gravemente la vida y salud del bebé.
  • Si toma medicamentos prescritos por un médico, y queda embarazada, es importante comunicárselo a su doctor, para que este decida si es seguro seguir tomando las medicinas o en todo caso le recete una alternativa más segura.
  • La mayoría de vacunas son seguras durante la gestación, y pueden ayudar a prevenir problemas tanto para la madre como para el bebé. Consulte con su médico si le falta alguna de las vacunas más comunes; influenza, sarampión, varicela, paperas, etc.  

¿Qué hacer ante un error médico que afecta a mi bebé?

Cuando un médico, enfermero, asistente o miembro del personal administrativo de un centro médico incumple con los estándares establecidos por la comunidad médica y esto resulta en defectos congénitos o lesiones al nacer, las leyes de este país protegen a la víctima.

Una receta equivocada, un mal uso de equipos o instrumentos médicos durante el parto, o quizás un monitoreo deficiente del feto durante la gestación, o un diagnóstico errado de algún mal sufrido por la madre pueden constituir negligencia médica, y usted podría tener un caso con posibilidades reales de ganar en la corte.

Un abogado de mala práctica médica sabe trabajar con otros médicos y profesionales de la salud, para establecer todos los factores presentes en su caso, así como las opciones y estrategias legales para recuperar lo que usted perdió por orden del juez. Si usted quiere aprender más sobre negligencia o mala práctica médica, este artículo podría interesarle.

Sepa que no está sola

En abogados.com contamos con un equipo de abogados expertos que hablan español y están listos para brindarle todo su apoyo en una situación de esta naturaleza. Si sospecha que su bebé ha sufrido lesiones debido a errores de los médicos, le ofrecemos una consulta gratis. Sólo necesita completar nuestro formulario en línea, y nos pondremos en contacto con usted de inmediato para empezar esta conversación.

 

Aclaración: El presente artículo no pretende reemplazar la opinión o sugerencias de un médico. Por favor, si tiene dudas sobre qué tipo de exámenes debe hacerse y sobre el estado de su salud, consulte a un doctor.

Comments

comments