Autos sin conductor ¿Son seguros?

coches sin conductor

Los automóviles autónomos sin conductor ya no son sólo algo de las películas de ciencia ficción. Estos autos autónomos, conocidos también bajo el nombre de Self-Driving cars en inglés, ya circulan por las carreteras y, lamentablemente, están causando accidentes de tráfico.

No obstante, muchos de los cambios que traerán este tipo de vehículos serán positivos. Según reportes, los autos sin conductor reducirán el número de accidentes, por ejemplo, pero también complican nuestras definiciones de “conductor” y harán difícil determinar quién tiene la culpa de los accidentes de auto.

Aún estamos a unos años de la producción en masa de los automóviles autónomos, pero estos vehículos presuntamente han causado dos muertes. Las leyes y las normas de seguridad vinculadas a los automóviles sin conductor todavía están en proceso y es evidente que la legislación debe adelantarse y actualizarse acorde con lo que se viene.

Clasificación de los coches autónomos

La Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE international*, en inglés), clasifica en 6 niveles la capacidad de conducción autónoma de un auto. Dicha clasificación puede servir para establecer la legislación de coches autónomos.

  • Nivel 0: El auto no tiene ningún tipo de sistema automatizado que pueda tomar el control del vehículo. Este tipo de coche puede tener sistemas que emitan alguna advertencia, pero nada más. El conductor tiene total control al volante.
  • Nivel 1: Los automóviles que comenzaron a incluir sistemas de control de crucero, control de velocidad, regulador de velocidad o autocrucero (llamado cruise control, en inglés) adaptativo o determinada tecnología para mantener el carro en el carril.
  • Nivel 2: Un coche de este nivel le ayuda a conducir, pero usted tiene que estar alerta y prestar atención. Estos autos tienen sistemas automatizados más avanzados para mantener su velocidad y permanecer en sus carriles. Pero si surgen problemas, el ser humano tiene que hacerse cargo. Los autos de “piloto automático” de Tesla son un ejemplo de un automóvil nivel 2.
  • Nivel 3: Los coches de este nivel pueden tomar decisiones en nombre de su conductor. Estos autos usan información del ambiente para decidir si debe cambiar de carril y puede pasar. Pueden necesitar intervenciones humanas de emergencia en situaciones de potenciales accidentes. Audi ya tiene un prototipo de un modelo de coche nivel 3.
  • Nivel 4: Un coche de nivel 4 puede manejar todas y cada una de las situaciones por su cuenta dentro de un área muy controlada, restringida y perfectamente mapeada que está a salvo de acontecimientos inesperados como el clima severo, pero ¿es posible que exista ese lugar?. Depende del conductor activar o no el modo automatizado cuando sea seguro hacerlo. Una vez que está encendido el auto autónomo, el conductor es libre de prestar atención a lo que ocurre en la carretera.
  • Nivel 5: El nivel de estos autos es completamente autónomo. No se requiere intervención humana para un auto clasificado como nivel 5. Este tipo de automóviles no tendrán volantes ni pedales. La idea es que el ser humano entra, se sienta, le dice al auto a dónde ir y tiene la posibilidad de ver películas, jugar o hacer algo de trabajo. La experiencia de viajar en estos coches será más similar a viajar en el metro o un tren.  

Lograr la automatización y autonomía del nivel 5 se ha convertido en la nueva meta para las empresas como Google. Como dijimos anteriormente, la fabricación de los coches autónomos va más rápido que las leyes y es evidente que es necesario cambiar varias  leyes para que permitan la circulación de estos vehículos por las ciudades del país.

formulario de contacto abogados

Pendiente: Legislación sobre los autos autónomos

En la actualidad, en los Estados Unidos sólo nueve estados tienen legislación vinculada a los automóviles sin conductor. El gobierno federal propuso la primera ley denominada Federal Automated Vehicles Policy*. Dicha política comienza a delinear las normas de seguridad, con una lista de 15 puntos de seguridad que los fabricantes deben firmar. Además de esto, el gobierno federal trabajará con los estados para desarrollar leyes de seguridad en conexión con los vehículos sin conductor. Este compromiso con la seguridad vial viene tras las dos muertes asociadas con el modelo de piloto automático de Tesla S.

Accidente fatal en la Florida

En mayo de 2016, en la Florida, uno de los autos con inteligencia artificial de Tesla se cobró la vida de su primera víctima en un accidente en el que estuvo involucrado un camión. El conductor de un Tesla modelo S, Joshua Brown, de 40 años, activó el sistema llamado en inglés autopilot, pero un conductor de camión que iba delante decidió hacer una maniobra de giro a la izquierda, el Tesla no frenó y se fue debajo del remolque. Brown murió por las heridas sufridas en el accidente. Según el abogado del conductor del camión, Brown estaba viendo la película de Harry Potter mientras tenía el piloto automático activado y conducía muy rápido.

Tras el primer caso de un accidente de tráfico con un auto de este tipo, se hizo evidente el vacío legal y la poca claridad sobre quién debe hacerse cargo de lo que pasó.

Primera demanda

En julio de 2016, Gao Jubin presentó la primera demanda por el piloto automático de Tesla modelo S en Pekín. Su hijo, Gao Yaning, de 23 años, murió tras que uno de estos autos se estrelló en enero. El hombre presentó la demanda contra el fabricante alegando que Tesla necesita ser más cauteloso con las capacidades del piloto automático.  Durante el juicio, Jubin solicitó que se investigue si el sistema de piloto automático estaba en marcha en el momento del accidente fatal y pidió a la multinacional que deje de utilizar la denominación “conducción automática”, porque en su opinión, aquello es una publicidad engañosa.

La demanda solicita una suma modesta para cubrir daños. No se ha confirmado si la muerte de Gao Yaning fue o no causada por utilizar el piloto automático del modelo S.  Independientemente, esta es seguro que será sólo la primera de muchas demandas  que serán presentadas vinculadas con esta nueva tecnología de la industria automovilística.

Qué hacer tras un accidente automovilístico

Mientras que los autos sin conductor van encaminados a convertirse en un producto masivo que circulará por las calles de la ciudad, los accidentes de tráfico con autos comunes siguen ocurriendo todos los días. Si usted o uno de sus seres queridos estuvo involucrado en un accidente de auto, podemos ayudarle a recuperar lo que le corresponde y a hacer que sus derechos sean respetados.

Nuestros abogados han manejado con éxito diversos casos de accidente automovilístico. Para una consulta y revisión de caso gratis, comuníquese con nosotros completando nuestro formulario online. Uno de nuestros representantes revisará su caso sin costo alguno sus opciones ante la ley.

*Enlace disponible sólo en inglés.

Comments

comments