Descubra los efectos devastadores de esta pastilla

abilify

A los 64 años, Marie* se encontró que durante casi la mitad de su vida había luchado contra la esquizofrenia. Tras tres décadas de búsqueda para lograr tener estabilidad emocional, ella sentía que su nuevo medicamento, aripiprazole, que se vende bajo el nombre comercial de Abilify, amenazaba con destruir todo lo que había avanzado. Y comenzó a sentir un impulso irresistible y desagradable por apostar, algo desconocido para ella. Esto le empezó a pasar luego de haber tomado durante seis meses algunas dosis de la medicación. Marie se empezó a sentir atraída por las máquinas de póquer y sus pequeños ataques que le urgían entregarse a los juegos de azar le costaron* cerca de  700 dólares australianos, sumas que afectaron muchísimo su economía diaria.

Los juegos de azar como la lotería, las cartas o las máquinas tragamonedas son una actividad entretenida para muchos de nosotros. Pero para otros, lo que parece un simple pasatiempo se puede convertir en una compulsión incontrolable que llega hasta la  adicción, conocida como ludopatía.

En Estados Unidos, un 4,2% de adultos sufren de alguna enfermedad mental grave. Aproximadamente el 1-2% de los estadounidenses son jugadores patológicos. En teoría, estos números pequeños nunca deben mezclarse. Pero uno de los fármacos más recetados en el mundo está facilitando en silencio la unión de estos dos trastornos con consecuencias devastadoras para nuestras comunidades.

Se trata del fármaco antipsicótico aripiprazole, que se vende bajo el nombre comercial del fármaco Abilify. Este medicamento es uno de los más vendidos en Estados Unidos. Cada año, los médicos recetan Abilify, que supuestamente sirve para tratar la esquizofrenia, el trastorno bipolar y la depresión grave a casi un millón de estadounidenses. Si usted o alguno de sus seres queridos sufrió efectos colaterales por tomar esta medicación, podría tener derecho a reclamar una compensación. A continuación le contamos por qué.  

Según estudios, aripiprazole puede provocarnos deseos compulsivos e incontrolables por participar en  juegos de azar, incluso en personas sin historia previa o familiar relacionada con esta patología. En muchos de los estudios, los síntomas disminuyen casi inmediatamente después de la suspensión o reducción del uso del medicamento.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés: U.S. Food and Drug Administration) advierte que, además de los “deseos compulsivos o incontrolables de apostar”, el uso de este fármaco también provoca deseos compulsivos o incontrolables de:

  • Atracarse o llenarse de comida
  • Comprar
  • Tener relaciones sexuales

Otros efectos colaterales

Hay que tener en cuenta que la ludopatía y los comportamientos compulsivos pueden provocar trastornos psicológicos, problemas de salud, la bancarrota, problemas familiares y angustia emocional.

Según la FDA, “la ludopatía o adicción patológica al juego está catalogada como uno de los efectos secundarios de los que se informa en las actuales etiquetas del <“aripiprazole”, pero esa descripción no refleja a cabalidad la naturaleza del riesgo de perder el control de los impulsos que se ha identificado.

En 2012, esta cuestión estuvo bajo la lupa, cuando la Agencia Europea de Medicamentos exigió que se establezca una nueva etiqueta* para  Abilify que advirtiera sobre su conexión con provocar un trastorno vinculado con el “juego patológico”. La etiqueta actualizada se basó en estudios posteriores a la comercialización que revelaron 19 casos de ludopatía entre los consumidores de Abilify. La mayoría de los casos fueron considerados “serios”*. Y luego Canadá siguió los pasos.

Imagínese a un paciente cuyo trastorno esquizofrénico ha sido tratado durante nueve años con con otros fármacos antes de intentar aripiprazole. Tan sólo a las semanas de que ese paciente empieza a tomar la polémica medicación, se sube a una montaña rusa emocional que involucra casinos y juegos de azar en Internet. Durante meses y meses se mete en un torbellino de apuestas que lo llevan a sufrir pérdidas, caer en deudas y entrar en discusiones con gente de su entorno. Entonces, este paciente deja de tomar aripiprazole y la ludopatía queda atrás en menos de un mes, dejando sólo las pérdidas. Parece sacado de una historia de ficción, ¿verdad?

Estos efectos secundarios no son un secreto, al menos no para los fabricantes de Abilify: Bristol-Meyers Squibb y Otsuka Pharmaceutical, quienes manipulan la información y sacan provecho de los sectores más vulnerables de la sociedad. Mientras tanto, sus ventas aumentan. Y a medida que las apuestas aumentan, también lo hacen las consecuencias. Recordemos que las compañías farmacéuticas tienen la obligación de informar adecuadamente a los consumidores.

Consulte con un profesional de la salud

El aripiprazole también está a la venta con los nombres comerciales Abilify Maintena y Aristada así como en versiones genéricas. Si usted o algún ser querido sufre de alguno de los efectos colaterales tras haber tomado esta medicación, es importante que consulte con un profesional de la salud lo antes posible para evitar más daños.

Aclaración: NO deje de tomar Abilify sin haber consultado con un médico.

Si usted o algún ser querido tomó Abilify y comenzó a jugar compulsivamente, en abogados.com queremos escuchar su historia. Llámenos a nuestro teléfono ahora para que un miembro de nuestro equipo evalúe su caso de forma gratuita y confidencial. También le invitamos a llenar el formulario de consulta online o mándanos un mensaje por Facebook Messenger. Quedamos a la orden.

*Este nombre fue usado para brindar un ejemplo y no se basa en hechos reales.

*Enlace disponible sólo en inglés.

Comments

comments