¿Va a la playa? Sepa cuidarse y proteger a los suyos

Cancer Ahogado

Los meses de verano son muy esperados por todos: guardamos la chaqueta, sacamos las sandalias y el traje de baño y, cuando no trabajamos, disfrutamos de actividades al aire libre, siendo la playa el lugar favorito de muchos.

Sin embargo, la playa también representa peligros para usted y los suyos, y es necesario tomar precauciones para evitar que un día de diversión acabe en tragedia.  En este post le explicamos cómo.

En el mar, la vida puede correr peligro

Darse un chapuzón en el mar es una sensación refrescante y placentera, pero no está libre de riesgos si actuamos de manera imprudente.

  • Saber nadar en una piscina o un lago, por ejemplo, no significa necesariamente que podremos nadar en el mar, razón por la cual es recomendable tomar clases de natación antes de adentrarnos entre las olas.
  • La mayoría de playas en los Estados Unidos cuentan con salvavidas profesionales, por lo menos durante las horas en las que hay más público en las playas, es decir, entre las 10am y las 6pm. Si usted va a una playa que no cuenta con salvavidas, o estos se encuentran fuera de turno, es preferible no ingresar al mar.
  • En algunas playas, debido a la existencia de peligros adicionales, como corrientes rápidas, corales, rocas o muelles, las autoridades delimitan las zonas en las que se permite al público nadar. Obedecer estos mandatos, así como las instrucciones de los salvavidas, podría salvarle la vida.
  • Tenga especial cuidado con las corrientes rápidas de agua. Estas corrientes causan muertes todos los años en los Estados Unidos y constituyen la mayor parte de casos de rescates de emergencia reportados por los salvavidas. Si usted queda atrapado en una de estas corrientes, mantenga la calma y no trate de nadar en contra. Más bien nade en paralelo a la costa hasta que logre escapar de la corriente. Una vez libre, nade en dirección hacia la orilla. Si no logra avanzar hacia la orilla, alce un brazo y busque atención del salvavidas o de otros bañistas.
  • Bajo ningún motivo ingrese al mar bajo los efectos del alcohol o drogas ilegales. Si acaba de comer, es recomendable esperar al menos 30 minutos antes de nadar, a fin de evitar calambres, náuseas o mareos. Procure además nadar siempre en compañía de alguien, ya que al hacerlo sólo será más difícil pedir ayuda ante un eventual problema mientras usted nada.  
  • En el caso de los niños pequeños, con mayor razón si es que aún no saben nadar, es recomendable equiparlos con flotadores o chalecos salvavidas si se encuentran cerca de la orilla, incluso si ellos no ingresan al agua. Las mareas pueden subir repentinamente y llevarse con ellas lo que encuentran a su paso.
  • Al zambullirse en el océano, compruebe primero que el agua es suficientemente honda, y que el área se encuentra libre de obstáculos que podrían lastimarle. Aún después de tomar esta precaución, es recomendable entrar primero con los pies en lugar de entrar de cabeza.
  • Preste atención a la vida acuática y evite el contacto. Tanto plantas como animales marinos podrían ser peligrosos. Muchos peces, moluscos y medusas cuentan con mecanismos de defensa que se activan cuando los animales se sienten amenazados, y que podrían hacer mucho daño a los seres humanos, con desenlaces incluso fatales.
  • Si detecta que alguien tiene problemas para mantenerse a flote o salir del agua, asegúrese de avisar al salvavidas de turno. Si no hay un salvavidas disponible, llame de inmediato al 911. Mientras la ayuda llega, alcáncele a la persona un objeto que flote, ya sea un chaleco salvavidas, un cooler, una tabla de surfear o una pelota de playa.
  • Para mayor información sugerimos visitar este artículo de la Cruz Roja Internacional.

El sol no siempre es vida

En el corto plazo, los rayos solares no sólo nos hacen sentir y lucir mejor, sino que son una importante fuente de vitamina D para nuestro organismo. Lamentablemente, en el largo plazo los rayos solares pueden causar mucho daño. La exposición al sol sin protección acelera el envejecimiento de la piel, ocasionando manchas y arrugas a edades más tempranas, a la vez que multiplica las posibilidades de desarrollar cáncer de piel.

Cáncer de piel

La exposición al sol puede ocasionar un crecimiento descontrolado de células anormales, lo cual a su vez resulta en tumores que pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos). El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común en los Estados Unidos.

¿Cómo prevenimos el cáncer a la piel?

La Skin Cancer Association recomienda lo siguiente

  • Trate de permanecer en la sombra, sobre todo entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde
  • Evite las quemaduras solares
  • Evite broncearse artificialmente en camas de rayos UV
  • Cúbrase con ropa, sombrero de ala ancha y lentes de sol con protección UV
  • Utilice bloqueador solar de 15 SPF o más todos los días
  • Mantenga a los bebés protegidos del sol. Después de lcumplir los 6 meses, aplíqueles bloqueador solar
  • Examine su piel, de pies a cabeza, al menos una vez al mes
  • Hágase ver por un médico por lo menos una vez por año

Estamos con usted

Si usted o uno de los suyos sufre lesiones o daños por la negligencia de otra persona, usted podría tener derecho a recibir compensación económica. Nuestros abogados expertos han recuperado millones de dólares para sus clientes en casos de accidentes de auto, accidentes laborales, negligencia médica y todo tipo de daños personales.

¿Cree que podría tener un caso? En abogados.com le ofrecemos una consulta gratis, confidencial y en español. Es tan sencillo como completar hoy mismo nuestro formulario online, y un miembro de nuestro equipo estará encantado de oír su historia y evaluar sus opciones ante la ley.

 

Comments

comments