(Video) ¿Qué hacer si usted es detenido por la policía al conducir?

Detenido por la policía

La actuación de la policía y los oficiales de tránsito en nuestras sociedades es fundamental. Estos hombres y mujeres velan por el orden y por nuestra propia seguridad bajo la promesa de ofrecer hasta su propia vida trabajando. Es importante respetar a las autoridades y estar agradecidos por su labor. Pero atención, la autoridad de los oficiales termina donde comienzan nuestros derechos; conózcalos.  Si usted es detenido por la policía mientras va conduciendo, es importante saber toda esta información.

Cuando se trata de la seguridad vial en los caminos y las grandes o pequeñas ciudades, el rol de las autoridades es clave. Ellos velan por nosotros a la hora de proteger la vida de todos los que circulamos. Bien sea en camión, automóvil, bicicleta, motocicleta, o a pie. Uno de los principales recursos que las autoridades poseen para mantener el orden y evitar accidentes en las carreteras y en las ciudades es la posibilidad de detener un conductor con su vehículo. En ese momento pedirle que se identifique. Y, en caso de ser necesario, pedirle explicaciones acerca de una determinada cuestión y/o multarlo.

Ejemplos de ser Detenido por la policía

Dependiendo del estado, mientras conducimos, nos puede parar la policía o los oficiales de tránsito. Esto dependerá de dónde nos encontremos. Por ejemplo, si estamos conduciendo por una ciudad, un oficial de tránsito que se encuentra trabajando de a pie nos hace señas o hace sonar su silbato. En ese momento deberemos detenernos de inmediato lo más cerca del arcén posible. Lo mismo deberemos hacer si mientras conducimos por la carretera, un automóvil de la policía local o estatal enciende sus luces y prende sus sirenas. Con esto nos estan sugiriendo que debemos detenernos.  

Como Proceder al ser Detenido por la policía

La situación de ser detenido por la policía y autoridades, tanto en ciudades como en rutas estadounidenses, es muy seria. El procedimiento es el siguiente: la patrulla da una señal de alto colocándose por detrás de nuestro vehículo. Ante esta señal, deberemos detenernos en el arcén inmediatamente. Especialmente importante será mantenernos dentro del vehículo, no salir. Así como también no bajar ni subir los cristales ni encender ni apagar las luces, bajo ningún concepto. Lo que se debe hacer es colocar las luces intermitentes y quedarse quieto esperando a que se acerque el oficial de policía.

No salga del automóvil. Salir del automóvil en una situación así puede derivar en una catástrofe. Los oficiales pueden creer que usted quiere escapar, que usted está armado, o que usted es un criminal. Mientras usted se quede dentro del automóvil, no habrá problema. Los oficiales, durante algunos minutos, estarán verificando la matrícula de su auto.

Una vez que el oficial se acerque a su ventanilla, conteste lo que le pregunten sin dar detalles. Presente la documentación que le pidan. Recuerde que su carnet de conducir debe presentarse junto con su identificación.

Sólo entregue los documentos necesarios

Cuando es detenido por la policía, ellos sólo tiene autorización para pedirle su licencia de conducir, su registro y sus papeles del seguro. Si se los piden, es obligación suya entregarlos. En algunos casos, la policía podría tener autorización para hacer una inspección a su vehículo, pero tal como detallaremos a continuación. Es muy importante que usted manifieste con claridad que usted no aprueba dicha inspección, ya que esto lo protegerá luego en la corte.

Lo que las autoridades no pueden hacer durante una detención de tránsito

Los agentes de policía no tienen derecho a cualquier cosa cuando detienen a un conductor. Entre otras cosas, no tienen derecho a acosar al conductor ni a discriminarlo. Los agentes tampoco pueden exigirle que pague una multa en ese momento. Sólo tienen derecho a emitir el ticket, nunca pueden intentar cobrarlo en el momento.

Por supuesto que ante una situación de estas características, si uno nota que el oficial está violando la ley, habrá que ser muy cuidadoso en el proceder. La frustración ante un evidente caso de abuso podría llevarlo a actuar de manera impulsiva. Es importante que no lo haga si esto pasa cuando usted sea detenido por la policía. Incluso si usted está seguro de que ellos están cometiendo un error. Usted debe seguir sus indicaciones y dejarlos hacer su trabajo.

Llegado el momento, usted tendrá la oportunidad de aclarar la situación, comprobar su inocencia, e incluso denunciar abusos si es que los hubo. Pero si usted pone resistencia, insulta al oficial o intenta huir, usted podría ser arrestado. Convirtiendo un error de la policía en un error suyo que podría costarle caro.

No permita que lo inspeccionen a usted ni sus propiedades sin una orden judicial

Según la ley, la policía necesita una orden judicial o su aprobación explícita para poder inspeccionar su auto, su bolso, su maleta, o a usted. Es importante que usted sepa que permitir una inspección de este tipo si es detenido por la  policía le hará perder derechos en la corte. Pida siempre ver la orden judicial antes de dar permiso a la policía para ser inspeccionado. Asegúrese de que en ella aparezca su nombre y sus datos correctos. La policía no está autorizada a detenerlo o arrestarlo por oponerse a una inspección no solicitada por un juez o magistrado.

Si la policía no cuenta con una orden judicial o se rehúsa a mostrársela tras haberla pedido debidamente, usted tiene derecho a no autorizar la inspección. Dígalo sin miedo: “yo no apruebo esta inspección” (“I do not consent to this search”). Incluso si la policía decide ignorarle y proceder con la inspección de todos modos. De esta manera usted podrá mantener sus derechos intactos ante la corte.

Aprenda sus derechos y compártalos con su familia

La autoridad de las personas que visten el uniforme nunca debe pasar por encima de los derechos que tenemos como individuos. Es por eso fundamental que conozcamos bien estos derechos y qué acciones podrían jugar en nuestra contra. Incluso la que podrían poner nuestra vida en riesgo cuando uno es detenido por las autoridades.

Al momento de un encuentro con la policía es natural que sintamos miedo. Más aún teniendo en cuenta los últimos incidentes de violencia y abuso policial que han afectado tanto a nuestras comunidades a lo largo del país. Es fundamental contar con información. Una persona que conoce sus derechos es siempre menos vulnerable al abuso y a la injusticia. Recuerde, la justicia es derecho de todos.

Cualquier duda o preocupación si usted ha sido detenido por la policía, recuerde que usted cuanta con los abogados hispanos de Morgan & Morgan. Siempre dispuestos a ayudarle y resolver sus dudas en su mismo idioma. Solo llene este formulario y estaremos pronto en contacto.

Comments

comments