Después de resultar herido por las acciones ilícitas o la negligencia de otra persona, usted tiene que lidiar con el estrés físico, emocional y financiero. Es posible que no pueda volver a trabajar pronto y la vida como la conocía ya no es agradable. Con todos estos impactos diferentes de sus lesiones que cambian su vida, ¿qué puede hacer? Para muchos contratar a un abogado especializado en representar casos de lesiones personales es la mejor decisión que han tomado.

Pero, ¿qué es exactamente una lesión personal, y qué leyes rigen este tipo de reclamaciones?

¿Qué es una lesión personal?

Por lo general hay tres formas principales de daños hechos a las personas que son reconocidas por la ley: daños a la propiedad, a la reputación y lesiones personales. Los casos en los que el demandante ha sufrido daños corporales o emocionales reales suelen tener derecho a una indemnización en virtud de la ley si han sido causados por la negligencia, la imprudencia o el comportamiento malicioso de otra parte.

La ley de lesiones personales también se conoce como ley de responsabilidad civil. Su propósito es hacer que aquellos que fueron perjudicados por actos negligentes vuelvan a estar sanos. Son asuntos civiles y no implican la declaración de culpabilidad o inocencia del acusado. Normalmente estas acciones se inician mediante la presentación de una demanda por lesiones personales por los daños sufridos por el demandante a causa del demandado. 

Accidentes comunes que conducen a demandas por lesiones personales

A menudo las circunstancias de un accidente definirán mejor lo que significa una lesión personal para la víctima. A continuación se detallan las situaciones que con frecuencia implican que una parte negligente hiera a otra, lo que requiere una compensación:

Accidentes

Cuando usted resulta herido después de que alguien actúe de forma negligente, el daño resultante que se le ha causado se consideraría una lesión personal. Las situaciones típicas de accidentes que suelen cumplir estos criterios incluyen:

Productos defectuosos

A veces no son necesariamente las acciones de un solo individuo las que dan lugar a reclamaciones por daños personales. Por ejemplo, en situaciones en las que un producto, un medicamento, un componente mecánico de un coche u otro defecto perjudican a alguien puede ser necesario presentar una demanda contra el fabricante.

Causar daños intencionalmente

Lamentablemente hay situaciones en las que alguien sabe que lo que va a hacer va a dañar a otra persona. La ley de lesiones personales también se aplica en esta situación y podría resultar en daños punitivos adicionales por el daño causado.

Es importante recordar que la negligencia debe ser probada cuando se busca una compensación por las lesiones causadas por otra parte o entidad. Esto puede ser complicado y trabajar con un abogado con experiencia en lesiones personales puede asegurar que lo haga con éxito.

Para probar que la parte culpable fue negligente, usted debe demostrar lo siguiente:

  • •    Que el demandado le debía un estándar de cuidado
  • •    Que incumplió esta norma
  • •    Su negligencia causó sus lesiones
  • •    Usted ha sufrido daños financieros a causa de estas lesiones.

Durante más de 30 años Morgan y Morgan ha ayudado a miles de personas y familias de todo Estados Unidos a recuperar la compensación por lesiones personales que se merecen. Si usted fue herido debido a las acciones de otro contáctenos y programe una consulta inicial gratuita tan pronto como sea posible. Podemos revisar las circunstancias de su caso y proporcionar información adicional sobre sus derechos y los próximos pasos a seguir en su proceso.

¿Qué tipos de daños puedo reclamar por mi lesión personal?

Ya sea que tenga que llevar su caso a juicio o tratar de negociar una oferta de acuerdo, es crucial asegurarse de que todos sus daños se tienen en cuenta en su compensación. Esto podría incluir la recuperación de los gastos médicos que tuvo y los salarios perdidos por no poder trabajar mientras recibía tratamiento.

El tipo de daños y perjuicios que podría recuperar se divide en tres categorías principales:

  • •    Los perjuicios económicos que abarcan las pérdidas pueden tener fácilmente un valor monetario asignado a ellos, tales como los costos médicos, los salarios perdidos, y los daños a la propiedad.
  • •    Los daños no económicos son pérdidas de naturaleza subjetiva a las que no es tan fácil asignar un valor. Pueden incluir el dolor y el sufrimiento, la desfiguración y la incapacidad permanente.
  • •    Los daños punitivos son una categoría especial de indemnización que sólo se concede en casos de negligencia grave. Normalmente, esta categoría incluye la intención maliciosa y busca castigar aún más al demandado.

Saber a qué tipos de daños y perjuicios tiene derecho de compensación puede ser difícil de determinar ya que la ley de lesiones personales puede ser complicada. Además las reclamaciones por lesiones personales son un proceso largo que requiere una buena documentación y pruebas sólidas que respalden su demanda de indemnización. Incluso puede haber lesiones que usted no se haya dado cuenta de que ha sufrido o contado como tales, lo que hace que hablar con un abogado altamente capacitado en lesiones por accidente sea un primer paso crítico en el proceso de reclamación.

Los fundamentos de un caso de lesiones personales

Como cada accidente es diferente y tiene sus propias circunstancias, los casos suelen seguir un camino diferente. Sin embargo, hay algunos pasos estándar que tienen lugar en cada caso de lesiones personales. A continuación, se presenta un rápido resumen de este proceso:

  • •    El demandado causa lesiones al demandante. Cualquier acto imprudente o negligente que le lleve a ser herido por otro describe lo que es una lesión personal. Esto puede ser cualquier número de situaciones de accidente, incluyendo que conduzcan ebrios y causen un accidente o que no reparen un pasamanos que cedió y le causó una caída.
  • •    Su abogado determina que el demandado incumplió el deber legal de cuidado. El deber de cuidado implica que el demandado no tomó medidas para evitar causar una situación peligrosa que cualquier otra persona habría hecho.
  • •    Negociación con las partes responsables. En algunos casos la responsabilidad es reconocida inmediatamente por las partes implicadas. En este caso la aseguradora puede optar por intentar resolver su reclamación fuera de los tribunales. Esto puede ser complicado ya que el objetivo principal de cualquier oferta de acuerdo es pagar lo menos posible.

Si acepta la oferta se comprometes a no presentar más reclamaciones por daños contra el demandado, y el caso termina. Si no acepta el acuerdo, y muchas veces no debería hacerlo, el siguiente paso sería presentar una demanda en un tribunal civil por sus daños personales. Tenga en cuenta que las negociaciones pueden continuar hasta que el jurado haya tomado una decisión. 

Ir a juicio

A veces la única manera de conseguir la indemnización por daños personales que se merece es presentar una demanda e ir a juicio. Este paso puede ser necesario porque la aseguradora se niega a negociar, o su abogado sabe que un jurado concederá una cantidad de daños significativamente mayor. Una vez que ambas partes presenten pruebas y se sometan a un interrogatorio el jurado tomará esta información y determinará la cantidad de compensación que usted debe recibir.

¿Qué no constituye una lesión personal?

La mayoría de las lesiones personales implican alguna forma de daño corporal o emocional como resultado directo de un accidente causado por un individuo negligente. Esto puede complicarse en los casos en los que solo hay daños emocionales. Por ejemplo, si un familiar sufre un accidente de coche y usted acude al lugar de los hechos para ayudar no podría presentar una reclamación por ser testigo de las consecuencias del accidente. Sin embargo, si usted estaba presente cuando se produjo el accidente, podría reclamar una indemnización por el daño emocional causado.

Otro aspecto a tener en cuenta es su propia responsabilidad en la causa de sus lesiones. En Morgan y Morgan representamos a personas lesionadas y a sus familias en todos los estados de los Estados Unidos. Si lo sobrepasa podría quedar inhabilitado para exigir una indemnización por sus daños personales.

Otros estados reducen la indemnización en función del porcentaje que consideren que es usted responsable. Por lo tanto, incluso si usted tiene el 99% de la culpa de sus lesiones, todavía recibiría ese 1% restante. Para determinar qué leyes de responsabilidad podrían afectar a su demanda por lesiones personales hable con los abogados expertos de Morgan y Morgan para obtener más información.

Preguntas Frecuentes

¿Necesito un abogado para representar mi caso de lesiones personales?

Mientras que algunos casos se resuelven sin contratar a un abogado, usted debe tener un abogado de lesiones personales con experiencia disponible para revisar su caso. Por ejemplo, podría haber daños y perjuicios que usted no sabía que podían ser reclamados, o tal vez la oferta de acuerdo que recibió es inadecuada. Un abogado puede asesorarlo sobre estas cuestiones y otras más para que pueda maximizar su indemnización.

¿Cuánto cuesta insistir en un caso de lesiones personales?

En Morgan y Morgan estamos encantados de trabajar en una base de honorarios de contingencia. Esto significa que usted no tiene que pagar nada por adelantado si tomamos su caso. En cambio, usted se compromete a pagarnos un porcentaje de su acuerdo o premio si ganamos.

¿Importa si tengo una condición preexistente?

Sí importa, pero no le impedirá obtener una indemnización por la negligencia de otra persona. Típicamente cualquier daño que usted sufra sería reducido para no incluir su condición. Recuerde, usted solo puede lograr la indemnización de los daños por las lesiones causadas en el accidente, incluido el agravamiento de su condición preexistente, pero no la condición en sí.

Confíe en el mejor bufete de abogados de lesiones personales de Estados Unidos

Con Morgan y Morgan luchando en su nombre usted puede centrarse en su curación, mientras que manejamos las compañías de seguros no cooperativas que niegan su compensación. No solo nos aseguramos de que usted reciba el máximo beneficio posible por su lesión personal, sino que ponemos fin a las tácticas manipuladoras que las aseguradoras utilizan para minimizar o negar su reclamo. Desde la construcción de una reclamación sólida mediante la recopilación de todas las pruebas necesarias hasta llevar su caso a juicio, no nos detenemos hasta que se recupere de los daños con la indemnización que se merece.

Confíe en nosotros para proporcionarle la mejor representación de lesiones personales que puede obtener y póngase en contacto con Morgan y Morgan de inmediato. Estamos aquí para abogar por usted durante este momento difícil y siempre mantener su mejor interés en el corazón del asesoramiento jurídico que damos.
Si usted quiere contratar a los mejores abogados de accidentes en auto cerca de usted, Morgan y Morgan está solo a una llamada telefónica de distancia. En su momento de necesidad permítanos ayudarlo a recuperar su vida. Rellene nuestro breve formulario de contacto para saber más sobre nuestra oferta de consulta gratuita.