Workers’ Comp: 7 consejos para un caso exitoso

La Indemnización del Trabajador, también conocida como Indemnización Laboral o Workers’ Compensation, es un derecho para la mayoría de trabajadores en los Estados Unidos. En los últimos meses hemos tenido el gusto de ayudar a muchas familias hispanas a recuperar sus gastos médicos y otros costos derivados de accidentes ocurridos en el trabajo.

Sin embargo, hemos notado que, en algunos casos, el proceso de reclamar compensación podría haber sido más rápido o se podrían haber conseguido más beneficios, si no hubiese sido por algunos detalles. Por eso, en este post le compartiremos algunos consejos  para asegurar una compensación justa bajo el concepto de Indemnización del Trabajador.

1. Actúe rápido

Casi todas las demandas o reclamos que uno puede hacer ante las autoridades estadounidenses tienen un plazo y un límite de tiempo para ser presentadas. Este período empieza a contar al momento que ocurre el incidente y varía según cada estado y de acuerdo al tipo de reclamo. Este límite de tiempo de llama Plazo de Expiración, o Statute of Limitations en inglés.

Si usted presenta un reclamo o inicia acciones legales pasado este plazo, su caso se complica y será más difícil ganar la compensación que usted se merece. Otro asunto a tomar en cuenta es que un abogado necesita tiempo para estudiar el caso en detalle y preparar una estrategia legal adecuada, además de reunir toda la información pertinente para sustentar su reclamo.. Si usted espera mucho para buscar ayuda legal, le da menos tiempo a su abogado para preparar el reclamo como corresponde con el objetivo de asegurar  ante las autoridades que el caso presentado es legítimo y amerita compensación para usted.

2. Consiga testigos

Si usted sufre un accidente en el trabajo y hay testigos de lo que ocurrió, asegúrese de tomar nota de los nombres de estas personas y su información de contacto: compañeros, supervisores, contratistas y cualquier persona que pueda dar fe de lo que pasó.

Nos ha tocado trabajar algunos casos un poco más complicados, en los que hemos tenido que probar que el accidente de nuestro defendido ocurrió efectivamente mientras se encontraba en el trabajo, y no en otro sitio, y en esas situaciones la cooperación de los testigos es fundamental. 

3. Hágase ver por un médico

Lo primero es la salud, pero ir al doctor servirá además como evidencia a su favor. Apenas pueda, haga una cita con su médico. Si se trata de una emergencia, pida ayuda y haga que le lleven a una clínica o sala de emergencias. Recuerde que algunas lesiones pueden parecer leves al principio, pero luego se complican y podrían incluso poner en peligro su vida. También tenga en cuenta que si usted no recibe ayuda médica de inmediato, la compañía de seguros podría usar aquello como evidencia de que su lesión “no era tan seria”, con lo cual buscarán no pagar su indemnización o en todo caso reducirla.

4. No caiga en contradicciones

Como usted sabe, las compañías de seguros son al final negocios y siempre tratarán de encontrar una manera de reducir sus pagos para maximizar su lucro. Una de las cosas que ellos buscarán para este fin es la consistencia de sus declaraciones respecto de lo que le ocurrió en su accidente de trabajo.

Si usted le dice a su jefe una cosa, pero luego le da una versión diferente a su médico, por ejemplo, u omite datos con uno pero luego se los entrega al otro, o viceversa, la compañía de seguros no dudará en cuestionar esta inconsistencia y utilizarla en su contra para evadir el pago de compensación que usted se merece.

5. Tenga cuidado con lo que firma

Es común que la compañía aseguradora le pida una autorización firmada para acceder a sus documentos médicos, lo cual es razonable siempre en cuando esté estrechamente vinculado al tema en cuestión, es decir, la lesión por la cual usted está buscando Indemnización del Trabajador. Si la aseguradora le pide acceso a documentos que no están relacionados con esta lesión, no firme nada. Ellos podrían estar buscando más razones para evitar el pago de su compensación valiéndose de su historia clínica pasada, para lo cual podrían utilizar evidencia de lesiones del pasado o uso de alcohol o drogas. Si usted no está seguro o no entiende bien lo que le piden firmar, no lo haga hasta que un abogado lo revise primero. 

6. No deje de ir a sus citas médicas y tratamiento

Si usted no asiste a sus citas con el médico o a sus sesiones de tratamiento, la aseguradora podría atribuirlo a que usted ya se curó o que ya no las necesita, y usará este argumento para recortar o negar sus beneficios. Si de pronto se le complica llegar a una cita o sesión, asegúrese de reprogramar a la brevedad posible. Es importante tomárselo muy en serio y ser disciplinado, ya que hay gente interesada en probar que su lesión no amerita recibir compensación.

7. Busque un abogado en quien pueda confiar

En algunos casos, nuestros defendidos se encuentran en situaciones complicadas tras haber confiado primero en colegas que no los tomaron en serio o no hablan español. Los procedimientos legales son complicados, y cada detalle de su historia cuenta, por lo cual es esencial que usted reciba ayuda legal por parte de profesionales que no solo conocen y dominan su oficio sino que además son capaces de atenderle a usted en el idioma que mejor domina.

En abogados.com contamos con un destacado equipo de abogados bilingües con amplia trayectoria sirviendo a las comunidades hispanas. Como inmigrantes o hijos de inmigrantes entendemos bastante bien de dónde viene usted y hacia dónde busca llegar, y estamos dispuestos a llevar su caso hasta las últimas instancias legales para ganar la compensación que usted se merece.

Es tan simple como llamarnos por teléfono o rellenar nuestro formulario online, y un miembro de nuestro equipo estará encantado de brindarle una consulta gratis y en español. Estamos a la orden.

 

Comments

comments