Visitando familiares y amigos: ¿Cómo comprar pasajes de avión baratos?

hispanos familia visita aerolíneas viajes

No importa hace cuánto vivamos en Estados Unidos; ya sean semanas, meses o décadas desde que emigramos, siempre es bueno estar en contacto con nuestros seres queridos que viven en otros países, y de ser posible, no perder contacto con nuestra tierra.

Es muy positivo comunicarnos con nuestros familiares y nuestros amigos que siguen viviendo en otros países, por eso en un post anterior les contábamos acerca de las alternativas para llamar al exterior sin tener que gastar grandes sumas de dinero. Pero si cada tanto podemos viajar a visitar a nuestros seres queridos y encontrarnos personalmente, mejor aún.  

Opciones y distancias

Claro está que, por una cuestión de distancia, quienes quieran viajar a México, a Cuba, a Honduras, El Salvador, Colombia o Venezuela, tendrán la ventaja de acceder a pasajes más económicos que quienes quieran viajar a Chile, Brasil, o Argentina. Pero de cualquier manera, hoy existen tantas alternativas, que es posible encontrar pasajes a precios razonables a casi cualquier lugar del mundo.

Los viajes internacionales dejaron de ser un privilegio de pocos y pasaron a ser algo a lo que gran parte de la población mundial tiene acceso. Esto no significa que los vuelos sean baratos, significa que son accesibles. Es posible, existen opciones para todos los bolsillos.

Una de las grandes ventajas de vivir en los Estados Unidos, es que se trata de uno de los países en el mundo con mayor tránsito aéreo y más cantidad de aeropuertos internacionales. Esto se debe, principalmente a que este país está íntegramente poblado por inmigrantes, que generalmente tienen familia y amigos en otros países. EEUU es, al mismo tiempo, una de las grandes potencias económicas del mundo, lo que significa que los viajes de negocios desde y hacia Estados Unidos a cualquier otra parte del mundo, son una constante.

Los días más económicos para viajar

Existen tantos artículos como mitos acerca de este punto en particular. Hay quienes dicen que es mejor buscar y comprar los miércoles, mientras que hay otros que se inclinan por los domingos a la noche. Millones de páginas en Internet nos ofrecen trucos para encontrar nuestros pasajes al mejor precio; en general, estas páginas son propiedad de las aerolíneas o del operador de viajes, es por eso que nunca es bueno tomar esas sugerencias demasiado en serio.

No se sabe a ciencia cierta qué días son los más recomendables para comprar un boleto de avión. Lo cierto es que los precios se mueven casi todo el tiempo; lo que salió $400 hoy, puede salir $450 mañana. Las aerolíneas manejan una inmensa cantidad de variables inestables para ponerle un precio a los pasajes. Estas variables van desde el precio del petróleo, hasta el costo de las rutas aéreas, pasando por las relaciones económicas y políticas entre los países en cuestión.  

Lo más caro, lo que hay que evitar

Para conseguir los pasajes más económicos es necesario conocer los proveedores que cuentan con las mejores ofertas del momento, de lo que hablamos a continuación. Pero también hay algunos consejos a los que vale la pena prestarles atención:

  • Evitar comprar pasajes con poca anticipación, a no ser en los casos en los que la persona tiene mucha disponibilidad de tiempo y puede decidir viajar al día siguiente. Es más posible encontrar pasajes a precios bajos cuando estos se compran con tres o cuatro meses de anticipación.
  • Hacer lo posible para evitar volar durante los fines de semana. En general, los precios suben cuando se quiere viajar entre el viernes a la noche y el domingo. Debido a que la demanda sube, las aerolíneas aprovechan para aumentar las tarifas.    
  • En caso de viajar para las fiestas, sea Pascuas, Día de Acción de Gracias, Navidad o el Año Nuevo, se recomienda comprar los pasajes con más anticipación aún; las tarifas en esas fechas pueden subir hasta incluso el doble de lo que cuestan durante otros períodos del año.

Pasajes económicos

Ya sabemos que no es posible controlar el movimiento de precios de los boletos de avión. Pero lo que sí podemos controlar son nuestras chances de encontrar la mejor opción. Los avances tecnológicos han generado que hoy, a la hora de comprar un pasaje de avión, existan cientos de alternativas. Internet ha arrasado con la industria de los viajes. De hecho, las agencias de viajes están en extinción, las aerolíneas venden casi el 80% de sus tickets en línea y los guías turísticos han sido reemplazados por Google.

Las opciones del momento

Hoy, diciembre de 2016, son dos las opciones para comprar pasajes de avión en Internet que mejores precios y más alternativas proporcionan. Por un lado, Google Flights; el gigante de Internet ha desarrollado un motor de búsqueda que nos permite comparar pasajes comparando entre cientos de aerolíneas, ordenando nuestras opciones por escalas, horas de vuelo y fechas más económicas.

Por el otro, justfly.com; una compañía con ya varios años en la industria, que en 2016 ha logrado posicionarse como una de las mejores opciones a la hora de buscar vuelos económicos. Al igual que Google Flights, Justfly.com buscará entre cientos de aerolíneas en todo el mundo para brindarnos una lista con las opciones más baratas, otra lista con las opciones más rápidas, y otra con las opciones más populares.

Más opciones

Tenga en cuenta que la competencia entre las compañías que ofrecen motores de búsquedas para la compra de tickets de avión es feroz, es decir que generalmente las que hoy son las mejores, mañana pueden no serlo. Aquí compartimos con ustedes otras opciones que siempre es bueno chequear cuando se busca vuelos y precios: despegar.com, edreams.com y kayak.com.

Artimañas de las empresas

Es sabido que las páginas de Internet que proveen opciones para comprar pasajes en línea colectan cierta información de nuestra búsqueda, como las fechas y el destino seleccionados. Es bueno tener en cuenta que, a veces, algunas de estas empresas usan esta información. Si la compañía registra que desde su ordenador se están buscando ciertos destinos para ciertas fechas, puede ocurrir que cuando repitamos la búsqueda, los precios hayan subido. ¿Por qué? Bueno, muy simple, las compañías detectaron que estábamos en a punto de comprar cierto pasaje, notaron que no lo compramos en el momento, y para la siguiente vez que lo encontremos, habrá subido el precio. Las empresas especulan así, con la posibilidad que lo compremos a pesar de que el precio haya aumentado.

Un verdadero truco

Hay dos maneras de evitar esto; la primera es usar diferentes buscadores. Por ejemplo, imaginemos que hacemos una búsqueda con Internet Explorer, encontramos un pasaje que nos conviene, pero no lo compramos y decidimos esperar hasta el día siguiente. El día siguiente, en vez de hacer la misma búsqueda con Internet Explorer, deberemos buscarlo por Google Chrome. Así, para las compañías será más difícil seguir nuestras tendencias de búsqueda.

La segunda opción es la de borrar los denominados cookies y/o el historial de búsqueda. Estos archivos, almacenados en nuestro ordenador o teléfono móvil, contienen información acerca de nuestra búsqueda, básicamente el destino y la fecha para la que estamos buscando un pasaje. Si nos deshacemos de ellas, borraremos la evidencia. En caso de saber como borrar cookies e historial, no será necesario alternar en los buscadores. Es decir, si buscamos determinado pasaje con Mozilla Firefox, encontramos una opción que nos conviene. Luego borramos los cookies y el historial de búsqueda. Una vez realizada esta acción, podremos volver a realizar la misma búsqueda con el mismo buscador y encontrar el mismo precio.

Estando informados, es más fácil

Tanto cuando se trata de nuestros derechos, como cuando se trata de otros asuntos, siempre es mejor estar informado. En abogados.com creemos que mantener el vínculo con nuestras familias y amigos es muy importante, y es por eso que informamos acerca de las opciones que existen para poder mantener estos lazos.
Aprovechamos esta ocasión para desearle un próspero Año Nuevo a todas las familias hispanas viviendo en Estados Unidos. ¡Salud!

Comments

comments