Tips para una entrevista de trabajo en EEUU

tips entrevista candidato trabajo preparación

Para quienes estamos acostumbrados a buscar trabajo en países hispanos, adaptarse al proceso de búsqueda laboral en los Estados Unidos puede ser muy difícil. Recordemos que el mercado de trabajo en este país es uno de los más competitivos del mundo, lo que significa hay miles de nuevos candidatos y oportunidades de empleo todos los días.

Al comparar la búsqueda de trabajo en países hispanos con la mecánica de búsqueda de trabajo en los Estados Unidos, nos encontramos con que se trata de un proceso bien diferente, con otros tiempos, un nuevo idioma y distintas formalidades. Es importante no desesperarse ni decepcionarse y aprovechar esta experiencia para adaptarnos a esta nueva cultura, aprender y entrenarnos. Una de las diferencias más importantes se encuentra en todo lo relacionado al proceso de las entrevistas de trabajo. Aquí algunos aspectos a tener en cuenta:

Para las entrevistas en los Estados Unidos hay que estudiar y practicar. Es recomendable conocer acerca de la compañía que nos está entrevistando. ¿Qué es lo que hace y cómo? ¿Hace cuánto tiempo existe? ¿Dónde tiene sus oficinas? ¿Quiénes son sus directivos? ¿Por qué nos interesa unirnos a su equipo? Entrevistar a un candidato que conoce la empresa para la que quiere trabajar suele ser muy bien visto por las compañías. Por otro lado, se recomienda practicar para el momento de la entrevista; imaginar las preguntas que nos van a hacer y practicar las respuestas, ya sea frente a un espejo o con la ayuda de un familiar o un amigo. Esto nos proveerá de confianza para la entrevista y disminuirá el factor sorpresa, ya que estaremos listos para todas, o casi todas, las preguntas.  

Preguntas

Hay algunas preguntas que son muy típicas de las entrevistas de trabajo en los Estados Unidos. Se recomienda prepararse para preguntas como ¿A dónde se ve usted dentro de 5 o 10 años? ¿Cuál fue una situación que usted atravesó en el trabajo que fue muy difícil y cómo hizo para superarla? ¿Por qué quiere trabajar aquí? ¿Cuál es su mayor fortaleza? ¿Cuál es su mayor debilidad?. Estar listo para este tipo de preguntas y responder de manera específica y clara, harán que nuestra entrevista tengas más probabilidades de éxito.   

Es muy importante contestar a las preguntas de manera concisa, es decir, intentar contestar las preguntas que nos hacen de manera específica. En numerosas ocasiones, los entrevistadores están más interesados en verificar cuán capaces somos de contestar a la pregunta que se nos hace, que en la respuesta misma. También es importante responder a las preguntas siempre de manera positiva, con entusiasmo, haciendo notar que sabemos de qué se habla, que tenemos experiencia, y que si no, podremos aprender rápido. Richard Branson, un famoso hombre de negocios de orígen británico, siempre dice: “Si alguien te ofrece una maravillosa oportunidad, pero tú no estás seguro de si puedes hacerlo, siempre dí que sí, ya tendrás tiempo de aprender cómo hacerlo luego”.  

También existen notables diferencias entre el proceso en los Estados Unidos y el proceso en los países de habla hispana, en lo que tiene que ver con lo que un entrevistador puede preguntar y lo que no. Este es un punto interesante a tener en cuenta: A usted no le pueden preguntar acerca de su religión. Tampoco le pueden preguntar si está embarazada, ni qué partido político le simpatiza, ni su edad. No le pueden preguntar acerca de su estado civil ni si planea tener hijos. Por último, tampoco le pueden preguntar acerca de si fuma o bebe. Recuerde que un entrevistador que le hace cualquiera de estas preguntas, está violando la ley.

Vestimenta

Es muy importante presentarse a la entrevista de manera prolija, con la mejor ropa limpia que tengamos, pero sin perder la discreción. No se recomienda a las mujeres presentarse a entrevistas de trabajo con faldas muy cortas. Tampoco se recomienda, ni a mujeres ni a hombres, presentarse a una entrevista de trabajo usando perfume. Los aromas fuertes suelen distraer y pueden gustar o no a los entrevistadores. La vestimenta elegida tendrá que ver con la industria en la que estemos buscando un trabajo; si se trata de una empresa de construcción, la vestimenta podrá ser un poco más informal que si nos estamos presentando para trabajar un banco. En todos los casos, recuerde: se trata de una entrevista de trabajo, no es una cita ni un casamiento. Ante cualquier duda acerca de la vestimenta, existen muchísimas páginas en Internet dedicadas a este tema en particular.

Horarios

Jamás llegar tarde. Se recomienda llegar a la entrevista uno diez minutos antes de la hora en la que la misma tendrá lugar. Siempre es mejor calcular el tiempo teniendo en cuenta que el transporte público se puede demorar, o que puede haber mucho tránsito en la carretera. En cualquier caso, será mejor tomar un café en la esquina del lugar en el que tendremos la entrevista mientras esperamos a que se haga la hora, y no llegar con el tiempo justo, sudando, o peor aún, tarde. Llegar tarde a la entrevista es un pésimo comienzo. La entrevista es una oportunidad para demostrar cuán responsables somos y cuán comprometidos estamos con nuestras obligaciones y objetivos.

Qué llevar

Siempre presentarse con un par de copias de nuestros resumes. Se recomienda llegar a la entrevista con, al menos, tres copias de nuestros resumes actualizados. Asegurarse de que la versión de los mismos que llevamos a la entrevista, es la más reciente.

Ir a la entrevista con un ID, o con algún documento que nos identifique. Puede ser nuestro pasaporte, nuestra licencia de conducir o nuestro carné estatal. Es muy común que en los edificios nos pidan algún documento que verifique nuestra identidad para dejarnos entrar.

Actitud

Es fundamental expresar entusiasmo por el trabajo, por la posición para la que nos estamos candidateando. Es importante recordar que, probablemente, hay muchos otros candidatos que se están postulando para esta misma posición. Los entrevistadores quieren asegurarse de que, además de tener las calificaciones y el conocimiento necesarios, el candidato esté entusiasmado con la posición y que será feliz en caso de obtener el trabajo.

Una vez finalizada la entrevista, es importante quedar en contacto con los entrevistadores. Para esto, lo ideal es pedirles una business card o tarjeta personal para poder contactarlos luego. El primer uso de la dirección de correo que nos proveerá el entrevistador, será el envío de lo que se denomina thank you note.  

Luego de la entrevista

La denominada thank you note es una parte importante del aspecto formal del proceso de entrevistas de trabajo en los Estados Unidos. Es posible encontrar en Internet numerosos ejemplos de cuál debe ser el contenido de este email. Se trata, principalmente, de repetir y remarcar el entusiasmo por el trabajo, aprovechar para mencionar algo que quizás se nos olvidó en la entrevista y quedar a disposición del entrevistador, ya sea para continuar con el proceso, ¡o para comenzar a trabajar!

Recuerde, cada entrevista es un entrenamiento, una oportunidad para mejorar y una preparación para la siguiente. Les recomendamos no desesperarse ni dejarse llevar por la ansiedad si no reciben una oferta, y usar ese tiempo para seguir buscando, aplicando y yendo a más entrevistas.

Desde abogados.com, ¡le deseamos mucha suerte!

 

Comments

comments