Sonia Sotomayor condena caso de abuso policial

La primera jueza hispana y tercera mujer en la historia de la Corte Suprema de Estados Unidos, Sonia Sotomayor, hace frente al problema de la violencia policial. Sotomayor criticó a sus colegas por el reciente fallo a favor de un policía estatal de Texas que disparó y mató a un sospechoso el 23 de marzo de 2010.

Sotomayor, quien fue la única en presentar una opinión diferente a la de la mayoría, escribió una carta señalando que el fallo apoya el “disparar primero y pensar después” de la cultura de los uniformados al considerar razonable la decisión del agente demandado. Y que la corte representa de manera vacía las protecciones de la Cuarta Enmienda.

La Jueza expresó un mensaje fuerte sobre un tema que preocupa a la comunidad y las autoridades hace décadas y sigue generando tensiones en Estados Unidos.

Algunos datos del caso

Una noche de marzo la policía interceptó a Israel Leija, Jr., quien en ese entonces tenía 24 años y presuntamente manejaba intoxicado y armado. El sospechoso se alejó a toda velocidad en su carro para evitar ser arrestado, dando pie a una persecución con las autoridades en la carretera interestatal 27, cerca de Tulia.

Según informa Slate, el agente Chadrin Mullenix ese día se encontraba en la zona de los hechos cerca de donde se había puesto una franja de abrojos, también conocidos como clavos miguelitos, en la carretera para pinchar las llantas (neumáticos, gomas) del coche en el que huía el sospechoso con el objetivo de detenerlo.

Mullenix, sin embargo, ignoró la orden de su superior de quedarse quieto durante el operativo y “esperar” a que el automóvil pasara el área con pinchos para comprobar si la táctica funcionaba o no. Y, a pesar de que no había sido entrenado para abrir fuego en la oscuridad contra un vehículo que iba a alta velocidad, decidió disparar seis tiros y mató al joven conductor.

Previamente al incidente, a Mullenix le habían comentado que no era proactivo durante una reunión de trabajo. Luego del tiroteo el hombre confrontó a su superior, y sus primeras palabras fueron: “¿Cómo es eso de proactivo?”.

Tras la muerte de Leija, su familia exigió justicia y presentó una demanda contra Mullenix alegando que no respetó los derechos de su hijo al usar una fuerza desmedida que viola la Cuarta Enmienda.

Un Departamento de Seguridad Pública dictaminó que el agente actuó de manera imprudente y sin “justificación legal o fáctica suficiente para usar la fuerza letal” contra un fugitivo que no representaba una amenaza suficiente para él y los demás.

La decisión de la Corte Suprema

Sin embargo, el lunes pasado, la Corte Suprema, con una votación de 8-1, revocó la demanda por uso de fuerza excesiva contra el oficial. El alto tribunal determinó que Mullenix tiene derecho a la inmunidad debido a que el uso de la fuerza policial durante las persecuciones de coches sigue siendo una situación confusa y que el agente obtiene el beneficio de la duda al haberse encontrado frente a una potencial amenaza. Esto, implicaría que los oficiales son inmunes a ser demandados, a menos que los disparos fueran injustificados y claramente irrazonables.

La corte argumentó que Mullenix disparó sabiendo que Leija había provocado una persecución a velocidades extremadamente altas, estaba presuntamente intoxicado, armado y, supuestamente, había amenazado con disparar contra los oficiales mientras se aproximaba rápidamente a uno de los agentes. La autoridad agregó que: “En última instancia, lo que pueda decirse de la opción que escogió Mullenix, los precedentes de esta corte no dan lugar a la conclusión de que actuó indebidamente bajo estas circunstancias y más allá de todo debate”.

Por su parte, Sotomayor, entre otras cuestiones, señaló que el oficial no pudo comprobar que era necesario disparar, y que luego del tiroteo confrontó a su superior sobre su proactividad cuando se le había dicho que esperara a que el vehículo pasara sobre la franja de clavos en la carretera.

Este caso se suma a una larga lista de situaciones en los que se cuestiona la violación de la Cuarta Enmienda y los abusos de poder por parte de los agentes en los tiroteos. La semana pasada un niño de 6 años murió en Louisiana durante una persecución policial. Dos oficiales fueron arrestados acusados de homicidio y tentativa de homicidio.

Comments

comments