Si se moviliza en bicicleta, debe saber esto

La bicicleta es un medio de transporte de gran popularidad, ya que ofrece una serie de beneficios, como un precio significativamente menor al de un automóvil, ahorro en combustible, menos uso de espacio, aparte de ser más amigable con el medio ambiente y ayudarnos a quemar calorías. Muchos trabajos en los Estados Unidos implican montar una bicicleta: personas que hacen delivery, mensajeros, repartidores de periódicos, volanteadores, empleados de parques, e incluso algunos policías.

Lamentablemente, los ciclistas se enfrentan a muchos peligros. En el año 2014 fallecieron 720 ciclistas en accidentes de tráfico en los Estados Unidos. Muchas personas en automóviles no respetan a las bicicletas en el tráfico, cerrándoles el paso e incluso invadiendo las ciclovías. Las ciudades por lo general no están diseñadas para un adecuado tránsito de bicicletas. Por otro lado, muchas veces los mismos ciclistas desconocen que el uso de una bicicleta en la vía pública también tiene reglas y que incumplirlas no sólo puede resultar en un “ticket” o multa, sino que puede ocasionar accidentes. En este post le contamos algunos aspectos legales y de seguridad para tener en cuenta si usted utiliza la bicicleta como medio de transporte.

Vaya con cuidado

Hay muchas maneras de ir más seguros cuando vamos en bicicleta. En muchos estados la ley exige tomar estas medidas, pero así no lo haga, nuestra seguridad y la de los nuestros debe ser la prioridad. Algunas consideraciones importantes:

Utilice siempre un casco. Casi todos los estados lo exigen por ley, salvo dos excepciones: Iowa e Illinois. Sin embargo, más importante que evitar una multa es proteger su vida. En la mayoría de accidentes de bicicleta con desenlace fatal, las lesiones más graves ocurren en la cabeza. Se estima que el uso de un casco reduce el riesgo de lesiones en la cabeza en un 85%.

Obedezca las señales de tráfico. Muchos accidentes son también la culpa del ciclista, por no seguir las normas o manejar con imprudencia. Recordemos que el semáforo y las señales de “pare” también aplican para nosotros cuando vamos en bicicleta.

Hágase visible. Hay que equiparse bien. Es importante contar con luces adelante y atrás, para hacernos visibles por la noche. Durante el día nos conviene vestir colores llamativos o llevar chaleco con reflector.

Mantenga su bicicleta en buen estado. Asegúrese de que los frenos funcionen bien, que los cambios respondan, que la cadena esté bien lubricada y que las ruedas estén siempre bien infladas.

Conduzca en la misma dirección del tráfico. Muchos ciclistas piensan que el sentido de una calle no aplica para ellos. Esto es falso: seguir el sentido de la calle no es sólo más seguro sino que nos evitará problemas con la policía.

Use las ciclovías. Cada vez más ciudades implementan ciclovías en calles y avenidas. ¡Aprovechémoslas!

Tenga especial cuidado cuando pase cerca de buses o camiones, al cruzar una intersección o pasar junto a autos estacionados que podrían abrir las puertas. Cuando se cruce con peatones, cédales el paso. Evite utilizar las veredas y no utilice audífonos o auriculares mientras va en la bicicleta.

¿Qué hacer tras un accidente en bicicleta?

Primero que nada, no acepte culpas ni trate de tranzar o negociar con los implicados. Más bien, espere a que llegue la policía, para que ellos puedan documentar el incidente en un reporte. Incluso, si usted cree que no se ha lesionado o que los daños son leves, muchas lesiones recién se manifiestan horas después de haber sido ocasionadas, y es por eso necesario contar con un reporte oficial de las autoridades incluyendo los nombres de los implicados y las circunstancias bajo las cuales el accidente ocurrió.

En algunos casos la policía tomará además testimonios de las partes involucradas. Asegúrese de que tomen nota de su versión, en el caso de que los uniformados no lo hagan por iniciativa propia. Y en esta declaración, mencione todas las lesiones, incluso las que parezcan ser muy leves.

Consiga el nombre del conductor del vehículo, su teléfono, dirección y número de matrícula. Haga lo mismo con las personas que presenciaron lo que ocurrió. Si usted se encuentra herido, pídale a otra persona que lo haga por usted.

Consiga ayuda médica de inmediato. Como hemos mencionado, algunas lesiones aparentan ser de poca importancia al principio, pero más adelante se pueden complicar gravemente.  El simple hecho de acudir a un centro médico es ya evidencia de que usted sufrió daños, y los documentos médicos ofrecerán detalles sobre dichos daños. Hágase fotos de las lesiones de ser posible y mantenga un registro diario de sus dolores, síntomas y complicaciones.

Es muy importante que reúna y preserve las evidencias. No repare su bicicleta ni ninguna otra propiedad suya que se haya visto dañada tras el incidente. Tampoco lave la ropa que usaba ni entregue nada de esto a nadie que no sea su abogado.

Un abogado podrá analizar todas las evidencias y factores a considerar desde el punto vista legal para poder reclamar una compensación justa que pueda cubrir sus gastos médicos, daños a su propiedad, dolor y sufrimiento, salarios perdidos y estrés emocional.

Recuerde que esperar demasiado para iniciar acciones legales puede complicar su situación. Cada estado cuenta con un plazo de expiración o statute of limitation diferente que fija un límite de tiempo para que usted presente su reclamo ante las autoridades.

En abogados.com le ofrecemos una consulta gratis y en español. Es tan sencillo como llamarnos por teléfono o completar nuestro formulario online, y un miembro de nuestro equipo estará listo para oír su historia y evaluar cuáles son sus opciones ante la ley.

 

Imagen: Antonio Foncubierta (CC BY-SA) flickr.com/photos/afoncubierta/

Comments

comments