Riesgos escondidos de un vehículo usado – Lo que no se ve por la fachada

Riesgos escondidos de un vehículo usado

¿Alguna vez se ha preguntado cuáles son los principales riesgos escondidos de un vehículo usado? Conocer la respuesta a esta interrogante podría salvarle la vida. Especialmente si está pensando comprar un coche de segunda mano próximamente. Esto se debe fundamentalmente a que existe un alto riesgo de sufrir accidentes al conducir un vehículo usado que posea advertencias de seguridad sin reparar. De modo que el conductor del auto, los pasajeros que viajan a su lado, los peatones e inclusive demás conductores en la vía, podrían sufrir lesiones personales importantes en estos casos.

Por lo tanto, es imperativo que conozcas los principales riesgos escondidos de un vehículo usado antes de cerrar una operación de compraventa. De tal manera que no pongas en peligro tu integridad física ni la de los demás.

Riesgos escondidos de un vehículo usado

Riesgos escondidos de un vehículo usado Muchos se preguntan si es posible comprar un vehículo usado que tenga riesgos escondidos. O, que, en palabras más sencillas, represente un riesgo para la vida. Si tú eres una de esas personas lamentamos decirte que sí es posible. Tristemente los concesionarios venden autos usados que no siempre cumplen con las condiciones óptimas para ser conducidos con total seguridad.

Según una información publicada en U.S. Pirg*, la compañía AutoNation, la cual se autoproclama como la “minorista de automóviles más grande los Estados Unidos”, vende vehículos usados y retirados defectuosos y peligrosos para sus compradores.

Algunos de los defectos más peligrosos que puede tener un vehículo usado son:

  • El mal funcionamiento de sus bolsas de aire, o
  • Fallas en los interruptores de encendido. Tal como ha sucedido con ciertos modelos de autos de General Motors.

De modo que los riesgos escondidos de un vehículo usado sí existen. Usted debes estar al tanto de ellos para que se mantenga a salvo al utilizarlo o conducirlo.

Riesgos de comprar vehículos usados defectuosos

La lista de riesgos escondidos de un vehículo usado pareciese ser interminable hoy en día. Tras consultar más información al respecto en U.S Pirg es posible inferir que la situación actual es realmente preocupante. Especialmente en torno a los riesgos escondidos de un vehículo usado. Esto se debe a que todos los concesionarios de AutoNation que fueron encuestados resultaron estar vendiendo vehículos con retiros de seguridad no reparados.

En consecuencia, comprar estos vehículos defectuosos puede poner en riesgo su vida. Causándole lesiones personales muy graves, o incluso, la muerte.

Identificar estos vehículos no es complicado. Usted puede averiguar por su propia cuenta si poseen un “open recall”, o “un retiro abierto”. De acuerdo a una información reseñada en el portal Instamotor*, el término “recall” significa que el vehículo tiene algo roto o averiado. Por tales motivos se anuncian sus retiros del mercado. Pero la realidad es que muchas veces el fabricante no realiza la respectiva reparación. Lo cual propicia la reventa de vehículos con “recalls” que son peligrosos e inseguros para los compradores.

¿Es peligroso conducir vehículos usados?

Riesgos escondidos de un vehículo usado Si el vehículo usado no presenta ningún retiro pendiente no tienes de qué preocuparte. Sin embargo, si la situación es distinta debe saber que su vida podría correr peligro al conducirlo. Esto se debe a que los retiros son emitidos cuando una parte del coche es disfuncional. Al punto de que puede convertirlo en un auto peligroso. Entonces, si decides cerrar la compra sabiendo que el vehículo es defectuoso, o que no está completamente operativo, estaría arriesgando su integridad y la de los demás. Indistintamente de que sean peatones o pasajeros de tu propio vehículo.

En cualquier caso, deberías visitar la página de Safercar* para verificar el Número de Identificación del Vehículo (VIN), por sus siglas en inglés. De este modo sabrás si posee un retiro no reparado o cualquier otra información reportada por el fabricante.

De ser así, lo más recomendable es que acudas a un concesionario autorizado por el fabricante para arreglarlo. Cualquier retiro podría terminar causándole serias lesiones, o lo que es peor, ponerle fin a su vida.

¿Es legal vender vehículos con retiros pendientes?

En Estados Unidos las leyes federales impiden que los concesionarios vendan coches nuevos que tengan un retiro abierto, o un “open recall”. No obstante, no existe una legislación federal que le exija a los concesionarios de autos usados que reparen sus defectos de seguridad. No existe una ley que no les permitan vender vehículos con retiros abiertos antes de finiquitar la venta.

Por lo general, dichos concesionarios se limitan a reparar problemas mecánicos menores, o desperfectos “estéticos” de manera rutinaria. A pesar de saber de qué estas reparaciones no salvan vidas. Adicionalmente, los consumidores no suelen estar muy protegidos al momento de comprar coches de segunda mano. Indistintamente de que realicen la negociación con un particular o con un concesionario. Así lo ha reseñado Consumer Reports* (CR) en una nota sobre los riesgos escondidos de un vehículo usado que publicó en abril del 2019.

De acuerdo a una investigación de CR, los concesionarios están vendiendo un gran número de autos usados con retiros abiertos. Desafortunadamente los consumidores siguen estando desprevenidos al respecto.

¿Qué está fallando hoy en día?

Riesgos escondidos de un vehículo usado Consumer Reports explica en esa misma nota sobre los riesgos escondidos de un vehículo usado que los sistemas existentes en los Estados Unidos para identificar y reparar los carros peligrosos están fallando. En consecuencia, los compradores de vehículos usados con retiros abiertos están cada vez más propensos a lesionarse. Así como también de perder la vida, tal como le pasó a Armando Vargas-Ortega.

Ese caso fue muy resonado. Este ciudadano de 54 años falleció al colisionar su Honda Civic (usado) con un Jeep en Phoenix. Sin embargo, no fue el impacto lo que terminó matándolo. Sino el hecho de que la bolsa de aire del vehículo no funcionara correctamente. Efectivamente, en lugar de inflarse y amortiguar el golpe expulsó un pedazo de metal que laceró la arteria carótida de Vargas-Ortega. Dicha herida le causó la muerte tres días después.

En síntesis, los defectos en dichas bolsas de aire representan uno de los riesgos escondidos de un vehículo usado más preocupantes del momento.

Takata y sus bolsas de aire defectuosas

La bolsa de aire defectuosa del Honda Civic que le causó la muerte a Vargas-Ortega fue fabricada por la compañía de autopartes japonesa conocida como Takata.

Riesgos escondidos de un vehículo usado La fabricación de una bolsa de aire con un inflador defectuoso se convirtió en el retiro “automático más grande y complejo de la historia”. Datos según declaraciones de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA por sus siglas en inglés). Tanto así que afectó a 19 fabricantes de vehículos y a 183 modelos de automóviles. Lo más alarmante es que dichas bolsas de aire fueron instaladas en casi 42 millones de vehículos. Eso ocasionó que los vehículos hayan sido retirados del mercado. Lo que se hizo con el objetivo de reemplazar sus bolsas de aire frontales. Tanto en el lado del conductor como en el del copiloto.

Consumer Reports publicó en marzo del 2019 que algunas de esas bolsas de aire que habían sido instaladas en modelos de automóviles, desde el 2002 hasta el 2005, eran potencialmente peligrosas. El peligro se debe a que podían desplegarse “explosivamente”. Como resultado, podían lesionar o matar a los conductores u ocupantes de dichos vehículos. Tal como sucedió con Vargas-Ortega en Phoenix.

¿Cómo puede mantenerse a salvo?

Riesgos escondidos de un vehículo usado Aunque los riesgos escondidos de un vehículo usado siguen siendo una realidad en los Estados Unidos, usted puede tomar ciertas medidas para su protección. A continuación, le compartiremos un paso a paso de lo que debes hacer si has comprado un coche usado y desconoces si tiene un retiro abierto. O, si, por el contrario, está pensando hacer una compra de este tipo próximamente.

  1. Ubique y anote el Número de Identificación del Vehículo (VIN por sus siglas en ingles). Lo puede encontrar en el título del auto, el registro, la parte inferior del parabrisas, o el interior del marco de la puerta. Los dos últimos son los puntos que usted puede ver del vehículo antes de comprarlo.
  2. Una vez que haya identificado el VIN debe ingresarlo en el portal de la NHTSA. Así como también en el portal del Instituto Americano para la Seguridad Vial (IIHS), o en la página de Safercar.
  3. Si en efecto el vehículo usado posee un retiro abierto que no ha sido reparado esto debe ser resuelto. Usted debe acudir a algún concesionario autorizado por el fabricante para realizar la respectiva reparación.
  4. En caso de que el vehículo esté sujeto a un retiro de seguridad y no se consigan las piezas necesarias para reparar el defecto, usted deberá intentar que el fabricante te otorgue un vehículo de alquiler.
  5. Por último, si has sido víctima de un accidente o una lesión personal tras comprar un vehículo usado o retirado, tienes derecho a contactar a un abogado. Su mejor opción será uno que este especializado en litigios de fraude automotriz para que atienda su caso oportunamente.

Evite comprar vehículos usados sin reparar

Para que no tengas que lidiar con los riesgos escondidos de un vehículo usado lo más aconsejable es que investigue el vehículo de antemano. Revise cuál es su estado antes de firmar la compra en el concesionario. Recuerde que los concesionarios continúan vendiendo autos con retiros abiertos. Dichos vehículos pueden causarte lesiones personales muy serias, o que pueden acabar con tu vida en el peor de los casos.

Para estos casos relacionados con lesiones personales a causa de vehículos defectuosos usted cuenta con nuestro equipo. Recuerde que usted siempre puede contar con un nuestro equipo de expertos en el tema. Nuestros asesores están listos para escuchar su caso. Recuerde que hablamos su idioma y estamos disponibles 24 horas 7 días de la semana. Cualquier duda o sospecha que pueda tener con respecto a su vehículo usado, con gusto responderemos.

La justicia es derecho de todos.

*Enlace disponible en inglés.

Comments

comments