(Video) Resbalones y caídas: ¿Cómo funciona la ley?

Las superficies resbalosas, suelos desnivelados o escaleras defectuosas son siempre un peligro latente, y la próxima víctima de resbalones y caídas podría ser usted, lo cual podría resultar en daños severos y costosas facturas médicas.

Si la escena del accidente fue el resultado de una negligencia, es muy posible que usted pueda reclamar compensación por daños. Ya sea en el caso de una propiedad privada, como un supermercado o un restaurante, o en el caso de un lugar a cargo de autoridades locales, como una vereda o un edificio municipal, es deber y responsabilidad del personal garantizar un lugar libre de peligro que podrían evitarse y no exponer a la gente a sufrir un resbalón y/o una caída.

Señalar responsables por estos accidentes, sin embargo, no es siempre tarea sencilla. Hay accidentes que ocurren aún habiéndose tomado las medidas apropiadas o por negligencia y descuido de nosotros mismos. Es necesario evaluar detalladamente cada situación para ser capaces de establecer una relación causa-efecto entre la caída y un descuido o negligencia por parte de las personas encargadas del lugar.

¿Fue usted imprudente?

Antes de presentar un reclamo ante los encargados del local o las autoridades, es necesario asegurarnos de que el accidente no fue ocasionado por una imprudencia de su parte.

Para ayudar a medir qué tan razonable fue su proceder antes del accidente, lo que hizo y la forma en que lo hizo, existe el criterio de “negligencia comparativa”. Un agente o broker de seguros muy probablemente le hará las siguientes preguntas a fin de establecer qué tanto influyó su proceder en la ocurrencia del accidente antes de iniciar cualquier acción legal.

  • ¿Había alguna advertencia, cartel o señal de que el lugar podía ser peligroso?
  • ¿Una persona cuidadosa se habría percatado del peligro y lo habría evitado, o caminado más cuidadosamente para no resbalarse ni tropezar?
  • ¿Estaba usted distraído con algo, de manera que no pudo prestar atención hacia dónde iba?
  • ¿Estuvo saltando, corriendo o jugando de una manera imprudente que hizo más probable la caída o tropezón?
  • ¿Tenía usted una razón legítima para estar en la zona peligrosa? ¿Era esta razón legítima algo que el encargado pudo anticipar?

No es necesario que usted demuestre a la compañía de seguros que fue cuidadoso, pero deberá reflexionar lo que pasó y explicarlo con claridad, de manera que la compañía de seguros entienda que usted no fue negligente.

¿Cómo se determina al responsable?

Para poder declarar a alguien legalmente responsable por un resbalón, tropiezo o caída nuestra dentro de su propiedad, una de las siguientes 3 situaciones tiene que haberse dado al momento del accidente:

  1. El dueño del lugar o uno de sus empleados ocasionó el derrame, hoyo, obstáculo, o superficie peligrosa para andar a pie.
  2. El dueño del lugar y/o un empleado estuvieron enterados de la existencia de una situación peligrosa y no tomaron las medidas necesarias para remediar el problema.
  3. El dueño del lugar o un empleado debería haber sabido que había una superficie peligrosa porque una persona “razonable” a cargo de la propiedad la descubrió y reparó.

La tercera situación es la más común, ya que la mayoría de propietarios son bastante cuidadosos con el mantenimiento, conscientes de que un descuido puede resultar en una demanda en su contra, pero es también menos clara que las otras dos, ya que utiliza un lenguaje un tanto más ambiguo: “debería haber sabido”. En casos así, la culpa se suele establecer por sentido común.

Un reclamo por negligencia a menudo gira en torno a qué tan razonable fue el procedimiento seguido por el acusado y qué tan evitable pudo ser el accidente de haberse tomado otro tipo de medidas. Tras evaluar si las medidas tomadas por el dueño o persona a cargo fueron o no medidas razonables, las autoridades decidirán quién es el responsable.

Algunas preguntas que las autoridades tratarán de contestar con las evidencias y testimonios presentados a fin de establecer la culpa, son:

  • Si el accidente se dio porque usted tropezó o resbaló debido a un objeto colocado o dejado en el suelo, ¿había una razón legítima para que dicho objeto esté allí?
  • Si usted se resbaló al pasar por una área mojada o se tropezó debido a un suelo o alfombra con huecos, ¿estuvieron las condiciones peligrosas allí por tiempo suficiente como para que el dueño supiera de ellas?
  • ¿Cuenta el dueño del lugar un procedimiento periódico para examinar, limpiar o reparar problemas en sus instalaciones? De ser el caso, ¿puede el dueño probar que este mantenimiento se dio?
  • ¿Existe un lugar más seguro donde el objeto que causó el accidente podría haber sido ubicado?  ¿O podría haber sido ubicado de manera más segura sin causar mayores inconvenientes o gastos al dueño o encargado de la propiedad?
  • ¿Pudo haberse prevenido el accidente colocando una advertencia o barrera?
  • Si antes hubo una razón válida para colocar el objeto en el lugar peligroso, pero aquella razón ya no aplica, ¿podría haberse retirado, cubierto o hecho más seguro?
  • ¿La mala iluminación contribuyó para que ocurra el accidente?

Si la respuesta a más de una de estas preguntas es “sí”, aumentan las posibilidades de que usted reciba compensación. No todo está dicho, sin embargo. Es necesario también establecer qué tanto contribuyó su propia imprudencia (de ser el caso) para que ocurra el accidente.

Como vemos, este análisis no es cosa fácil. Es necesario un estudio serio y profesional de todos los factores que, combinados, ocasionaron que usted sufra un accidente, y una vez establecidas las responsabilidades, es necesario preparar las evidencias y armar una estrategia legal capaz de asegurar para usted la compensación justa. Y para ello, nadie podrá ayudarle más que un abogado con experiencia en resbalónes y caídas.

En abogados.com le ofrecemos servicios legales para este tipo de casos. Nuestros abogados bilingües tienen años de experiencia y han ganando miles de dólares en compensación para sus clientes. Si usted se resbaló y cayó, llámenos ahora mismo. Gustosos escucharemos su caso y veremos cuáles son sus mejores opciones ante la ley.

Comments

comments