¿PoR QUÉ DESPUÉS DE UN INCENDIO, el propietario podría SER EL RESPONSABLE?

Hay un indicador preocupante que se está desarrollando en el sureste de Estados Unidos: incendios en los complejos de apartamentos.

Al inicio de este mes, en una noche de invierno, dos alarmas contra incendios se detonaron en un apartamento construido en Midtown, Atlanta, de acuerdo con CBS 46. El cuerpo de rescate e incendios de Birmingham ha tenido un mes de enero muy ocupado, como resultado de varios incendios de causa indeterminada y apagando el incendio de un conjunto de apartamentos debido al mal funcionamiento de una estufa.

En diciembre, fueron destruidos 20 apartamentos en Nashville, en un incendio que todavía se encuentra en investigación, de acuerdo con The Tennessean. Otro incendio grave, que mandó a un bombero al hospital fue causado por el fallo de un horno en Memphis.

No es una sorpresa que todos estos incendios se hayan desencadenado en edificios de apartamentos. Generalmente, en estos lugares como lo son las viviendas asistenciales o sociales, los propietarios controlan la temperatura, por lo que los inquilinos a menudo optan por fuentes de calor alternativas cuando tienen demasiado frío.

Algunas veces, los arrendatarios no cumplen con las inspecciones exigidas por la ley. Los detectores de humo no son facilitados o controlados, y dispositivos ordinarios son instalados sin ningún monitoreo.

La peor parte en la mayoría de estos casos, es que los inquilinos creen que son los responsables, incluso cuando es frecuente encontrar que la negligencia del propietario fue la raíz del problema.

Por lo general, los arrendatarios eluden sus responsabilidades, reduciendo costos debido a que la mayoría de los inquilinos no son conscientes de los derechos que tienen como residentes, especialmente en viviendas asistidas.

Sus derechos federales como inquilino de la Sección 8

Cada inquilino tiene ciertas responsabilidades y los propietarios no dudan en quejarse cuando estos no las cumplen. Pero, los propietarios particulares quienes arriendan su propiedad a bajo precio, también tienen que seguir ciertas reglas, como lo determina el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE.UU., el cual otorga a los inquilinos ciertos derechos.

Tiene derecho a vivir en un hogar decente, seguro y digno. Lo que quiere decir que a cada arrendatario se le pide que cumpla con códigos de salud y seguridad. Las reparaciones tienen que ser hechas de manera oportuna y el cuidado de la edificación debe seguir un programa de mantenimiento. Los administradores y los dueños de la propiedad deben comunicar cualquier incidente, y se les requiere responder oportunamente las quejas de los inquilinos. Inspecciones regulares deberían ser realizas por la Autoridad de Vivienda. Estas inspecciones anuales de Calidad de Vivienda revisan 13 factores, incluyendo que su hogar se encuentre libre de amenazas ambientales, tales como pintura con plomo, que tengan una adecuada calefacción y detectores de humo (algunos estados requieren que los inquilinos sean los que se hagan responsables de los detectores de humo).

Tiene derecho a ser notificado por escrito y con tiempo sobre cualquier tipo de inspección de seguridad o revisión en su apartamento.

Tiene derecho a ser tratado de una manera justa y equitativa, así como al uso de los servicios e instalaciones.  La Ley de Vivienda Justa prohíbe la discriminación de raza, o color de piel, país de nacimiento, genero, religión, idioma, niños o incapacidad.

Tiene derecho a organizar y participar en las decisiones relacionadas con el bienestar de su edificación y hogar, sin ninguna obstrucción, acoso o represalias por parte de los dueños o administradores. Puede organizar reuniones sin consentimiento del propietario, colocar carteles, para informar a otros residentes sobre sus derechos y compartir sus opiniones sobre cuestiones relacionadas a los asuntos residenciales de la comunidad, tales como la condición y el correcto manejo de la propiedad.

Tiene derecho a un alojamiento apropiado, si tiene alguna incapacidad. Su arrendatario debe dejarlo hacer cambios en su vivienda a su manera, y ser flexible con otras reglas, tales como permitir un perro guía, aunque no exista algún reglamento para mascotas.

¿Tuvo alguna lesión debida a un incendio?

Cuando el propietario evade sus deberes, él pone a sus inquilinos en riesgo. Si sufrió alguna lesión como resultado de un incendio en el hogar, nuestros abogados expertos sobre lesiones por quemaduras de Morgan & Morgan pueden ayudarlo.

Incluso si cree que causó el incendio, todavía puede tener una oportunidad de resolver su caso. Para mayor información, lea sobre lo que nuestros abogados de lesiones por quemaduras pueden hacer por sus clientes o complete nuestro formulario de evaluación gratuita y confidencial, para que hoy se comunique con nosotros.

 

Comments

comments