(Vídeo) Pasos a seguir tras un ataque de perro

Es de extrema importancia buscar ayuda médica profesional inmediatamente después de haber sido mordido o lastimado por el animal. De no ser atendido correctamente, un ataque de perro podría convertirse en un caso serio de infección y hasta de muerte si es que el animal padece de alguna enfermedad.

Una vez que ya haya sido evaluado por un profesional, no olvide consultar a un abogado con experiencia en casos de mordeduras de animales. Un abogado podría ayudarle a recibir compensación por gastos médicos, terapia, salarios perdidos, dolor, sufrimiento y estrés emocional.

Tipos de heridas y/o daños después de un ataque de perro

Nunca subestime las heridas producidas por un animal, especialmente si se trata de ataques de perro. Su médico será la persona más fiable para determinar la gravedad del daño y el mejor tratamiento para remediarlo. La gravedad del daño provocado por la mordedura puede variar según las circunstancias del incidente y el tamaño o raza del animal. Cicatrices, lesiones nerviosas, fracturas y padecimientos post-traumáticos son algunos de los daños más comunes. También existe el riesgo de que el perro presente alguna enfermedad, como por ejemplo rabia.

Los casos más graves de mordeduras requieren que la persona que ha recibido el ataque se someta a procedimientos médicos mayores o con un largo plazo de recuperación, como por ejemplo cirugías o tratamientos de terapia física.

Por más leve que parezca, nunca ignore ningún tipo de ataque de perro. Es muy importante acudir a un médico para que sea él o ella quién determine el tratamiento adecuado o encuentre posibles factores de riesgo que no son aparentes a simple vista y que solo puedan ser determinados con exámenes específicas. Esto es particularmente importante por razones legales, ya que cualquier documento médico podría convertirse en su mejor arma en caso de llegar a los tribunales.  ¡Guarde todos sus récords médicos!

abobados_cta_banner2_480

Consulte a un abogado de ataques de perro inmediatamente

Inmediatamente después de haber sido revisado por un médico, es importante que consulte a un abogado. En algunos estados existen leyes que limitan el tiempo en el cual se puede presentar una demanda de esta naturaleza, por esta razón es tan importante que no deje pasar tiempo.

Un abogado le pedirá que describa de la forma más detallada posible, todo lo relacionado con dicho ataque de perro, así como las circunstancias en que se dio. Usted deberá de proporcionar el nombre, y de ser posible, el teléfono del dueño del animal. Si no cuenta con la colaboración del dueño, algún vecino podría ser de ayuda. De existir algún testigo del suceso, es importante que también consiga su información de contacto.

Determinación de responsabilidades

El primer dato necesario para establecer la responsabilidad culposa en este tipo de sucesos es: ¿quién es el dueño del animal? Algunos estados americanos imponen lo que es conocido como la “responsabilidad estricta u objetiva”; bajo este razonamiento, el dueño es legalmente responsable por cualquier accidente relacionado con su animal, independientemente de haber tomado todas las medidas necesarias para evitarlo. En otros estados, el dueño del animal puede ser encontrado responsable legalmente, solamente si éste tenía conocimiento de la posible peligrosidad de su animal y no tomó acciones adecuadas al respecto.

letrero para prevenir ataque de perro

Otros responsables potenciales

Los dueños de los animales no siempre son las únicas personas que podrían resultar responsables. Aquí te mostramos algunos ejemplos de los escenarios más comunes:

  • Guardianes de animales. Cualquier persona responsable por la custodia del animal al momento del suceso.
  • Padres de menores. En algunos estados, estos pueden ser demandados aún sin haber estado involucrados en el suceso junto con el menor.
  • Arrendadores. Si el dueño de cualquier propiedad sabe que algún inquilino es propietario de un animal que representa un peligro, éste puede ser encontrado parcialmente responsable.

Beneficiarios potenciales

Si el animal ha atacado a algún familiar o ser amado, usted también podría reclamar una indemnización por los daños morales y, si aplica, físicos resultantes del incidente. Para asegurarse de obtener una indemnización justa, es importante que lleve su caso a un abogado con experiencia en este tipo de situaciones.

Defensas potenciales de protección a los dueños de animales o perros

Existen casos en las cuales los dueños de los animales pueden librarse de responsabilidades derivadas del ataque. Entre los ejemplos más comunes podemos citar: cuando los dueños de los animales tomaron las precauciones necesarias para hacer del conocimiento público la peligrosidad de cierto animal, y dichas indicaciones fueron ignoradas. En instancias de este tipo, es posible perder el caso por negligencia.

De igual forma se considerará negligente, si la víctima se encontraba de forma ilegal en la propiedad del dueño del animal (propiedad privada), o si la víctima provocó de forma intencional al animal.

Exija una compensación justa con la ayuda de un abogado

De acuerdo a la gravedad del incidente, usted podría ser compensado por los salarios no recibidos debido al tiempo de recuperación; el dolor y sufrimiento (ya sea éste físico o moral) y; por todos los gastos médicos originados.

En algunas ocasiones también se puede ser compensado por daños punitivos. Estos son básicamente una indemnización que el responsable tiene que pagar por una conducta imprudente o intencional en forma negativa, en otras palabras podría referírsele como un castigo financiero.

De encontrarse afectado por un caso similar es muy importante que siga los consejos antes señalados y que consiga un abogado con amplia experiencia en casos de ataques de animales

Comments

comments