7 Consejos antes de aceptar una oferta de trabajo

abogado

Hicimos un resume ganador que nos aseguró una entrevista, tuvimos una o quizás varias entrevistas y dejamos una excelente impresión. De pronto, recibimos la llamada que tanto esperábamos: el trabajo es nuestro, estamos adentro. Ahora que sabemos que nos quieren en su equipo, es hora de hablar de nuestra compensación.

Es ideal empezar nuestro nuevo trabajo con un  salario que nos satisface, ya que de lo contrario, es posible que tengamos que esperar mucho para que esto cambie una vez que aceptamos la oferta, incluso años. Sin embargo, el salario no es lo único a lo que debemos prestar atención: muchas veces los beneficios y facilidades que nos ofrecen para trabajar hacen que la oferta nos convenga, incluso si el salario que nos ofrecen es menor a lo que esperábamos.

Aquí algunos buenos consejos para hacer bien las cosas el día que nos ofrecen el puesto de trabajo.

1. Pida tiempo para estudiar la oferta

Muchas veces el entusiasmo nos gana al escuchar una propuesta de trabajo, sobre todo cuando hemos estado intentando conseguir una oferta por mucho tiempo. También ocurre que nos enojamos si es que lo que nos ofrecen nos parece muy poco, y decimos “no” sin pensarlo dos veces.

Lo recomendable es agradecer primero por la confianza y luego pedir unas horas, o quizás hasta el día siguiente, para analizar la propuesta con detenimiento y tomar una decisión informada.

2. Calcule cuánto dinero recibirá cada mes

El salario puede expresarse de manera semanal, mensual o anual. Muchas empleadores prefieren expresar los salarios en forma anual, mientras que los gastos y cuentas que debemos pagar en casa suelen funcionar en ciclos que duran un mes: la electricidad, la renta, el agua, el gas, el teléfono, etc. Es por ello buena idea tomar una calculadora y hacer números: ¿Cuánto estarán deduciendo en impuestos federales, estatales y locales? ¿Qué tan seguido recibirá los pagos? ¿Cuánto dinero neto recibirá cada mes?

3. Fíjese en los horarios, las distancias y el transporte

Es importante evaluar el horario de trabajo que nos ofrecen teniendo en mente otras actividades de nuestra vida diaria, tales como cuidar a los hijos, estudiar, hacer deporte, quizás tener un segundo trabajo, dependiendo de cada caso. Un adecuado balance entre el trabajo y la vida personal no sólo nos hará más felices y saludables sino que nos hace más productivos.

Conviene también prestar atención a la distancia entre el sitio de trabajo y su casa, ya que el tiempo que usted pasará viajando de ida y vuelta es tiempo que no podrá utilizar para otras actividades. Calcule cuánto demorará en llegar y a qué hora tendrá que levantarse, así como el dinero que gastará en combustible, boletos de bus o de tren, según sea el caso.

4. Evalúe las opciones de crecimiento del puesto

Algunos trabajos, por más que parezcan modestos a simple vista, constituyen excelentes oportunidades de hacer una carrera y continuar creciendo profesionalmente si es que hacemos las cosas bien, o funcionan como una puerta de ingreso a una industria o tipo de negocio donde nos gustaría desempeñarnos y desarrollar nuestros talentos. Recuerde que no todo es dinero: muchos trabajos funcionan como un puente hacia otros trabajos que nos gustan más. Analice el puesto que le ofrecen y vea si quizás es esta la situación.

5. Preste atención a los beneficios

Muchas compañías, con el fin de hacer más competitivo su paquete compensatorio, ofrecen a sus empleados beneficios adicionales al salario: seguro médico, planes de retiro 401k, días de vacaciones pagos, facilidades con el transporte, descuentos en tiendas y restaurantes, entre otros.

Evalúe cuánto dinero aportará la compañía y cuánto le será deducido de su cheque para acceder a estos beneficios. Fíjese también si estos beneficios hacen que la oferta sea más atractiva o si justifican que quizás deba aceptar un salario menor al que esperaba. Recuerde que todo suma.

6. Solicite ser evaluado periódicamente

Muchas compañías evalúan el desempeño de sus empleados cada año o cada seis meses. Estas evaluaciones y la calificación que usted reciba serán esenciales al momento de pedir un ascenso o un aumento salarial. Si usted está aceptando un salario menor al que esperaba bajo la promesa de un aumento basado en su desempeño, pida que aquello quede por escrito en la carta de ofrecimiento o en su contrato, especificando cada cuánto tiempo usted será evaluado y cuáles son las expectativas del puesto de trabajo.

7. No tenga miedo de hacer preguntas

Recuerde que usted está en su derecho de saber las condiciones bajo las cuales trabajará para una compañía. Muchas veces, cuando necesitamos el trabajo, nos da temor la posibilidad de que hacer preguntas o pedir información nos hará resultar antipáticos y podría poner en peligro la oferta.

Recuerde también que, por lo general, recibir una oferta de empleo significa que usted ha sido elegido entre varios aplicantes. Para la compañía, encontrar a alguien como usted no resulta nada fácil, y ellos están tan interesados en cerrar el trato como usted. ¡Usted vale y mucho!

Si usted está leyendo esto porque ya recibió una oferta de empleo, ¡nuestras más sinceras felicitaciones! Sabemos que la economía no está nada fácil y encontrar un empleo es algo que conlleva mucho mérito y talento. Si usted se encuentra aún en la búsqueda, pues no se desanime. Cada proceso de selección por el que usted pasa debe servirle de aprendizaje para el siguiente. Si las cosas no salen como queremos, tome nota de lo que pudo hacer mejor y prepárese bien para la próxima. Recuerde que en este país, quien persevera, ¡triunfa!

Comments

comments