5 causas de incendio en su hogar que usted podría no saber

Con motivo del inicio de la Semana Nacional de Conciencia sobre Incendios, este es un buen momento para mirar todas las señales importantes que pueden causar un incendio en su vivienda. Algunas son obvias, pero hay otras que lo sorprenderán.

El hecho de que la Semana Nacional de Conciencia sobre Incendios se presente en la mitad del invierno, no es una coincidencia: el invierno es una época propicia para que los incendios se presenten en los hogares. Pero indiferentemente de la estación, las personas a menudo no piensan sobre todos los factores que pueden desencadenar un incendio en el lugar en donde viven. Esta puede ser la razón, por la que siete estadounidenses mueren cada día, en promedio, debido a incendios en el hogar, según la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (NFPA).

El riesgo de un incendio es incluso más grave para aquellos quienes viven en edificaciones en donde el calor, la electricidad y el mantenimiento de los mismos son manejados por propietarios despreocupados y negligentes, tales como en conjuntos de vivienda social o asistencial. Desafortunadamente, hubo 95,000 incendios que destruyeron residencias construidas en el 2015, con un resultado de 3,025 heridos y 405 muertos, de acuerdo con la NFPA.

Incluso una sola muerte, debida a un incendio en el hogar que pudo haberse evitado, es demasiado. Por suerte, cada arrendatario tiene derechos y el poder para tomar las medidas de seguridad necesarias para evitar estos accidentes. Esta es la razón por la que, en reconocimiento a la Semana Nacional de Conciencia contra Incendios, estamos compartiendo importantes consejos de prevención contra incendios y quemaduras para toda la familia.

Dese un tiempo esta semana para estar atento a estos riesgos e informárselos a su arrendatario, si es necesario.

1. Equipo para cocción y cocina

De acuerdo con la Asociación Nacional de Protección contra Incendios, la cocina es el lugar más propenso de su vivienda para que se presente un incendio. Cocinar es la principal causa de todas, lo que sorprendería a quienes a menudo usan la estufa o el horno. Según la organización, el equipo de cocina causa el 46 por ciento de los incendios y el 19 por ciento de las muertes en los hogares, además de casi la mitad de los accidentes domésticos.

Los mayores factores de riesgo son las estufas y los fogones, y en otras circunstancias cuando la comida es descuidada o freída.  En estas circunstancias, objetos como las toallas de cocina y los guantes térmicos pueden desencadenar un incendio, o incluso las salpicaduras de grasa. Tener buenos hábitos al preparar los alimentos es la clave para mantener la cocina segura.

Sin embargo, algunas veces el equipo puede ser el problema. Electrodomésticos, hornos y otros productos usados para cocinas o limpieza, los cuales pudieron ser proporcionados por el arrendatario, a veces están deteriorados o no se encuentran en un buen estado.

Todo inquilino tiene el derecho a una vivienda decente, segura y digna, conforme con el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE. UU., incluyendo a aquellos quienes viven en la Sección 8 de vivienda. Esto también aplica para la cocina.

Por otro lado, su horno, mientras se calienta, no es una fuente sustituta de calor. Este puede parecer seguro, pero también es una amenaza, de acuerdo con las autoridades.

2. Bombillos

Un simple bombillo puede ser una gran causa de incendio, especialmente cuando se instala con el tamaño y el voltaje equivocado. Un aumento en el voltaje podría causar el recalentamiento del foco, hacerlo explotar y potencialmente generar un grave incendio.

Entonces, ¿qué se debe hacer si su bombillo se quema? Cuando esté en duda, llame a su arrendatario. Si uno de sus bombillos se quema, ellos deben cerciorarse de que usted escogió el bombillo con el tamaño y voltaje adecuado, aunque sería su responsabilidad como inquilino por la compra de este.

No obstante, en el caso de áreas comunes y pasillos, generalmente es el propietario el encargado de la compra, remplazo y mantenimiento de estos bombillos. Recuerde, todos los inquilinos tienen el derecho de contar con reparaciones esporádicas y un óptimo mantenimiento, incluso los inquilinos de la Sección 8.

3. Niños

La mayoría de las personas no se percatan de esto, pero cada noche, usted puede contar con una de las fuentes principales de incendios en su casa. Según el NFPA, los niños son a menudo una de las causas de incendios en el hogar, especialmente los niños pequeños.

El fuego es una atracción natural para cualquier persona, pero particularmente para los niños, quienes no están familiarizados con este y son atraídos por algunas de sus características. Ellos generalmente tienen preguntas, tales como: ¿qué tan caliente es el fuego?, ¿cómo éste se genera con fósforos o encendedores?, o ¿cómo la comida es cocinada por él?

Enseñar a los niños sobre los factores que provocan los incendios y como se inician (ciertas ropas, ropa de cama, y sus muñecos), puede ser útil para prevenir que ellos lo generen. Incluso puede ser más práctico mantener elementos como fósforos y encendedores alejados de su alcance, y asegurarse de que ellos sean supervisados al momento de usar algún tipo de material combustible.

4. Secadora para la ropa

Tener una unidad de lavadora y secadora en su apartamento es una gran comodidad, pero como inquilino, usted es responsable por el mantenimiento básico de su secadora. Asegúrese de remover toda la pelusa acumulada antes y después de utilizar su secadora, ya que la pelusa es una causa común de incendios.

Su arrendatario también debe revisar periódicamente la manguera de secado, en la parte trasera de su secadora, ya que una manguera atascada también puede incrementar el riesgo de un incendio en su apartamento. De hecho, 2,900 incendios por secadoras, han sido reportados cada año y estos incendios han causado $35 millones de pérdidas anuales, de acuerdo con la Administración de Incendios de EE. UU.

5. Instalaciones eléctricas viejas

Cables viejos pueden estar detrás de sus paredes, ocultos a la vista, pero estos no deberían ser desapercibidos. Los sistemas eléctricos antiguos son la mayor amenaza, ya que estos no tienen la capacidad para resistir los electrodomésticos modernos de alto consumo de energía, por lo que terminan creando sobrecargas de electricidad. Esto puede ocasionar un incendio.

Un indicador de alarma de alguna instalación vieja, es encontrar los fusibles quemados. Si se da cuenta de que su interruptor de circuito se dispara más de lo habitual de lo que este debería, entonces es el momento para llamar al dueño de la propiedad y tener una supervisión eléctrica de la instalación de su apartamento. Después de todo, los incendios por electricidad se presentan en más de 50,000 casas cada año, según el NFPA.

¿Qué hago si soy víctima de una lesión por quemadura?

En primer lugar, la mejor forma de protegerse de una lesión por quemadura, es previniendo los incendios en su hogar. Desafortunadamente, esto no es siempre posible, especialmente si vive en un edificio residencial administrado por un arrendatario negligente.

Si usted o algún ser querido es víctima de una lesión por quemadura, debido a que su propietario falló en el mantenimiento de su vivienda, a nuestros abogados les gustaría saber más sobre su caso. Incluso si usted cree que fue el responsable del incendio, podría recibir compensación por gastos médicos, dolor y sufrimiento, y más.

Complete nuestro formulario gratuito de evaluación de casos sin compromiso, para que conozca cómo nuestros abogados especialistas en lesiones por quemaduras, pueden ayudarlo a hacer justicia por el daño causado a usted y a su familia.

Comments

comments