En esta zona de Texas ocurren grandes cosas. Hoy, por ejemplo, 1.3 millones de hispanos cuentan con abogados que hablan español y están listos para hacer justicia.

En nuestras comunidades, es posible sentirnos a veces intimidados ante el sistema judicial de los Estados Unidos, más aún para quienes no han podido resolver sus papeles o para quienes el inglés representa un obstáculo. Es por ello prioridad para nosotros trabajar contra este miedo ofreciendo información relevante, confiable, y en español.

La ley en nuestros países puede ser diferente a la de los Estados Unidos, o simplemente no se ejecuta de la misma manera. En este país, en cambio, se cuenta con un sistema legal que nos respalda y que no distingue raza, sexo, nacionalidad, religión o situación migratoria ante la ley.

Todo ser humano tiene derechos y queremos que usted conozca todas las herramientas disponibles para que su voz se oiga. Con décadas de experiencia en este oficio, estamos seguros de que podemos ayudarle a ganar.
Nos especializamos en defender casos de daños personales. Los daños personales suponen que un individuo, entidad o compañía son culpables de daños que afectan a otras personas por haber incurrido en acciones imprudentes.

Algunos ejemplos incluyen accidentes de tránsito ocasionados por un conductor bajo los efectos del alcohol que resultan en lesiones a terceros, o un mal diagnóstico por parte de un médico que termina por agravar la situación de su paciente.

También un jefe que ofrece condiciones de trabajo inseguras a sus empleados, resultando en accidentes; o un casero que no ofrece a sus inquilinos los requerimientos mínimos para vivir tranquilos.

Una compensación es definida según varios elementos, como qué tan grave es el daño ocasionado y cuán directa es la responsabilidad de quienes lo provocaron. El análisis de estas variables es complejo y requiere de la ayuda de un abogado con experiencia.

Si su demanda es exitosa, usted recibirá compensaciones de tipo monetario (dinero) o quizás no monetario (terapias, tratamientos, servicios) con el objetivo de cubrir todos sus posibles gastos médicos en el presente y futuro, los salarios que no recibió, los días que no pudo trabajar y las dificultades que usted enfrenta para llevar su vida con normalidad.

¿Ya sabe si su caso calificaría para recibir compensación? ¿No está seguro? ¿Desea la opinión de un profesional?

Entérese en sólo diez minutos siguiendo tres sencillos pasos.


1. Llamenos

por teléfono al 866-444-5664.
Un miembro de nuestro equipo está
esperando hablar con usted.

2. Cuéntenos su historia

estaremos encantados
de escucharle y evaluar sus
posibilidades legales.

3. Entérese

si su caso califica para solicitar
compensación ante la corte.
Gustosamente lo representaremos
y defenderemos con todas las
herramientas que brinda la ley.