Sonya

Quiero AGRADECERTE y a tu personal y a los abogados dedicados por todo el esfuerzo y la dedicación que demostraron para resolver mi caso y obtener el acuerdo que merecía. Realmente me llena de felicidad y se me salen las lágrimas de solo pensar lo que tuve que soportar antes de encontrar a un grupo tan fabuloso de personas que creyeran en mí y trabajaran de manera tan diligente para ayudarme con todo el dolor y sufrimiento, cuando NADIE MÁS lo hizo. Estoy muy feliz de haber llamado a su firma de abogados para obtener su ayuda; cuando había perdido la esperanza y estaba a punto de rendirme, ustedes estuvieron allí. Gracias Morgan & Morgan por tratarme como un ser humano y no como un cheque. Ahora rezo para que nada como esto vuelva a pasarme de nuevo, pero si vuelve a pasar volveré a llamar al abogado de la GENTE para que me ayude.

Comments

comments