Mary

Mi esposo tuvo un grave accidente automovilístico y nos pusimos en contacto con su oficina de abogados para obtener representación legal. Tuvimos la muy buena fortuna de que nos asignaran un abogado de este equipo. Antes de este accidente nunca habíamos estado involucrados en ninguna clase de litigio. Estábamos nerviosos y no teníamos conocimiento del  proceso. Nuestra intención al iniciar el proceso nunca fue obtener una venganza contra el conductor que causó el accidente, ni contra la compañía de seguros. Todo lo que pedimos fue que compensaran justamente a mi esposo y que cubrieran sus gastos médicos y nuestro abogado respetó nuestro deseo. ¡¡¡Él y su equipo fueron increíbles!!! Nuestro abogado se aseguró de entender todo el proceso y respondió a todas nuestras preguntas. Si le escribíamos un correo electrónico o llamábamos a su oficina, él respondía rápidamente.

Ellos nunca nos hicieron sentir que hacíamos preguntas “estúpidas” y nunca “fuimos presionados” cuando los conocimos en persona. Nuestro abogado se tomó todo el tiempo que necesitábamos para hacernos entender en qué estado estaba el caso en ese momento. Se nos explicó cada paso del proceso de manera honesta y en detalle. Finalmente, luego de 17 meses, llegamos a un acuerdo (a través de la mediación) por $50.000 dólares, quemi esposo y yo consideramos como una cifra justa. Sabemos que sin la ayuda de nuestro abogado no hubiéramos estado ni cerca de esa cantidad e incluso hubiéramos perdido dinero. Esperamos nunca más volver a pasar por algo como esto, pero si lo hacemos, su firma y nuestro abogado serán los primeros a quienes llamaremos. Les hemos expresado a nuestros familiares y amigos que Morgan & Morgan es, definitivamente, la firma de abogados que hay que contactar si se tiene la necesidad. Muchas gracias sinceras a todos ustedes, a su firma y a nuestro abogado por estar allí cuando mi esposo necesitaba orientación legal.

Comments

comments