“Efecto Julio”: ¿Aumentan los errores médicos en verano?

Médico Julio

 

El sistema de salud de los Estados Unidos dista mucho de ser perfecto, lo cual ha generado que los políticos de ambos lados del espectro ensayen propuestas de solución en los últimos años. Uno de los problemas más graves del sector médico es la alarmante frecuencia de errores médicos que resultan en la muerte del paciente. Como comentábamos en otro post, la Negligencia Médica es la tercera causa de muerte más común en este país, un dato verdaderamente escalofriante que no se da en otros países industrializados.

Ahora, hay otro dato relacionado que queremos comentar en este post. Se trata del “Efecto Julio” o “July Effect” en inglés. Se dice que en los meses de verano existe un riesgo mayor de sufrir errores médicos que podrían cambiarnos la vida para siempre, y por esta razón miles de personas deciden no someterse a cirugías ni intervenciones quirúrgicas durante este periodo, a menos que se trate de una emergencia o un caso de vida o muerte. Este mayor peligro de ser víctimas de negligencia médica tiene una explicación, y en este post la compartiremos.

Médicos Principiantes

Todos los años, en el mes de julio, los médicos residentes más experimentados se reciben y abandonan los hospitales donde se desempeñaban en busca de otros retos y oportunidades, dejando el campo libre para la llegada de nuevos estudiantes de último año de medicina, quienes tendrán a su cargo pacientes de carne y hueso por primera vez. Estos ejércitos de novatos son, como es de suponer, bastante más propensos a cometer errores en el desempeño de su labor, muchos de los cuales resultan en severas complicaciones que pueden afectarnos para siempre e incluso matarnos.

El “Efecto Julio” ha sido parte de la sabiduría popular e incluso de la jerga médica por años, pero en la actualidad existen además cifras que apoyan esta teoría. Hace algunos años, la revista Time publicó un reportaje que mostraba estudios formales sobre el tema. El Dr. John Young, de la Universidad de California, indicó que en aquellos hospitales en los que se entrena a médicos principiantes, las cifras mortales debido a errores son mayores, y que la eficiencia en el servicio decae considerablemente durante el mes de julio.

En estos hospitales, los pacientes hacen a menudo las veces de “conejillos de indias”, sirviendo sus dolencias como casos de estudio para el aprendizaje de los nuevos residentes médicos, quienes en muchos casos necesitarán de tres a seis años en entrenamiento antes de poder recibirse como doctores. Estos aspirantes a médico llegan en verdaderos ejércitos en el mes de Julio, tomando las plazas dejadas por quienes cumplieron su ciclo de aprendizaje

El estudio del Dr. Young determinó que las tasas de mortalidad en hospitales debido a negligencia médica aumentan entre 8 y 34% en julio. Se trata de resultados preliminares con un margen bastante amplio, pero de todos modos nos dan una idea de cuán real es el “Efecto Julio”.

Intentos de solución

El “Efecto Julio” es una situación muy propia de la comunidad médica en Estados Unidos, de la que rara vez encontramos situaciones comparables en otras industrias

“Para mi, la metáfora que me viene a la mente es un equipo de fútbol jugando un partido muy importante. En medio de la parte final, el entrenador hace ingresar a cuatro jugadores nuevos en reemplazo de los más experimentados. Estos nuevos jugadores jamás han jugado en ligas profesionales, y los demás, que tienen más experiencia, son colocados en diferentes posiciones. Encima de todo, este nuevo equipo jamás ha practicado en conjunto – esto es lo que ocurre cada mes de julio en hospitales que entrenan al personal médico” – señala el Dr. Young

Los administradores de hospitales están muy al tanto de esta situación, y han puesto en marcha algunas medidas para enfrentar el problema. Algunos hospitales, por ejemplo, se aseguran de tener en guardia a los médicos más experimentados durante los meses de verano, listos para intervenir, aconsejar y supervisar el trabajo de sus compañeros menos versados. Otros ofrecen sesiones de orientación intensiva, a fin de asegurar que todos los nuevos médicos residentes estén al tanto de las mejores prácticas y procedimientos al momento de dar cuidado a pacientes del hospital.

Desde el punto de vista legal, estas acciones preventivas son fundamentales, ya que si hablamos de derechos, un paciente que se somete a una cirugía durante el mes de julio tiene los mismos derechos a recibir un servicio óptimo que cualquier otro paciente en otro momento del año. Como mencionamos en otro post, todos los pacientes tienen derechos al ingresar a un hospital en Estados Unidos, y tanto médicos como personal administrativo están obligados a asegurar que estos derechos se cumplan.

Si un médico le falla, usted no está solo

Si una persona sufre daños o fallece a causa de una negligencia médica, existen maneras de reclamar a los responsables por los daños y exigirles una compensación. Es posible recuperar gastos médicos, sepelio, salarios perdidos, dolor, sufrimiento y angustia emocional; y la mejor manera de asegurar el éxito es contar con la ayuda de un abogado que hable su idioma. Recuerde que es MUY importante actuar rápido, ya que estos casos tienen un plazo de expiración. Cuanto más pronto busque ayuda, mayores serán sus opciones de ganar el caso.

En abogados.com estamos preparados para oír su historia, evaluar sus opciones y preparar una estrategia legal que asegure que usted sea compensado por todo lo que perdió. Nuestro equipo habla español y cuenta con amplia experiencia brindando ayuda legal a nuestras comunidades hispanas. Es tan simple como llamarnos por teléfono, completar nuestro formulario online o hablarnos via Facebook Messenger, para que juntos evaluemos su situación y, de existir la debida base para el caso, formar un equipo ganador.

 

Comments

comments